Preocupación del comercio por las compras por internet
BAJARON LAS VENTAS

Preocupación del comercio por las compras por internet

Los pringlenses se animan cada vez más a comprar en la web, con la problemática que perjudica a la mayoría de los comercios locales. Toda una cuestión el ya impuesto ‘puerta a puerta’.
16/11/2016
L

as facilidades para pagar en cuotas sin interés con tarjetas de crédito y el tener costos menores en muchos productos, son la motivación de numerosas personas de la ciudad para perderle el miedo a la compra a través de la red. Claro que a eso se le suma otra ventaja: la variedad de productos que no siempre son fáciles de conseguir en una sola ciudad.

Eso ha hecho que muchos opten por comprar algo en Internet, dejando de lado los temores a estafas o probando primero con algo de bajo costo para luego comprar algo más caro. Hasta las personas mayores que tienen menos afinidad con la tecnología se empiezan a mostrar interesados.

El resultado de esto ha sido que en nuestra ciudad se reciben numerosos productos diarios que son comprados a través de la web y transportados por los correos privados y el argentino, o a través de empresas de micros de larga distancia.

Desde Coronel Pringles  no sólo surgen compradores, sino que también hay vendedores locales que a través de estas plataformas llegan a todo el país con productos nuevos, de elaboración propia o con artículos usados. Claramente, es una ventaja para el que quiere vender sus productos y tiene la posibilidad de competir con los precios que se observan en la Web.

 

Las desventajas

Por supuesto que no todo es color de rosa y ventajas para el consumidor que busca precios más accesibles.

La mayor parte de productos que se adquieren a través de plataformas como MercadoLibre, generan algunas cuestiones a los clientes, como el hecho de que haya que esperar entre tres días y una semana para recibir el producto como así también el tema de las garantías y los costos de envío, que corren exclusivamente por parte del cliente.

Éstos últimos temas son los mayores de los inconvenientes ya que si el producto llega dañado, algo que no es muy habitual pero que ocurre, teniendo en cuenta que recorre cientos de kilómetros, las garantías cubren pero el comprador debe hacerse cargo de todos los costos de envío del producto de nuevo al punto de origen y otra vez a Coronel Pringles, una vez reparado.

En cuanto a los costos de los envíos, oscila entre los $120 y $150.

Los rubros más afectados son los  de ropa, juguetes, marroquinería, zapatos,  artefactos de iluminación y vajilla de cocina, de allí la preocupación de los comerciantes.

Desde la CAME, señalan que es una manera indirecta de fomentar la importación de productos de índole diversa, perjudicando no solo a la industria Pyme, con nuestro perfil al mercado interno, sino también y en gran medida al comercio minorista, porque en la práctica es una comercialización tipo “La Salada”, sin habilitación  comercial para la venta y con deficiente control aduanero y tributario que la equipare al comercio legalmente establecido.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    40%
    2 votos
  • No me gustó
    40%
    2 votos
  • Me da lo mismo
    20%
    1 voto
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
53
%
La gallina
47
%
Cargando...
Seguinos en Facebook