Droga, alcohol y delito: Una relación más que siniestra
SOCIEDAD

Droga, alcohol y delito: Una relación más que siniestra

A la luz de la violencia empleada sobre las víctimas en los hechos delictivos de los últimos tiempos,  especialmente la última, donde fue agredido violentamente el vecino Abel Contreras, en su domicilio de calle Francia 1745 y que por las heridas recibidas tuvo que ser trasladado al hospital de Bahía Blanca ( VER NOTA APARTE) - la inseguridad se ha transformado en uno de los problemas más graves que afectan a nuestra sociedad.
13/01/2017
C

uáles son las causas que han provocado este aumento desmedido de delitos y los elevados niveles de violencia y agresividad que los caracterizan. Sobre el particular, son abundantes las pruebas de la relación existente entre la delincuencia grave, la violencia y el uso indebido de  drogas y alcohol.

 Está comprobado que a medida que aumenta la presencia de sustancias estupefacientes, se incrementa la cantidad de delitos cometidos y la inseguridad general.

 

Lamentablemente, son cada vez más los jóvenes que se encuentran severamente afectados en su salud mental por los efectos del consumo sostenido de drogas, circunstancia que se torna dramática cuando además se dedican a delinquir.

 Cuando se cometen delitos bajo los efectos de las drogas, y el alcohol, la ferocidad y la imposibilidad de parar de agredir son características comunes a todos ellos. Un delito violento no debería tener, además de la terrible violencia básica, la acumulación de ensañamiento y alevosía porque sí, aun ante la falta de resistencia de la víctima. Hoy se mata por matar;  y nada ni nadie parecería  que puede ponerle freno a esta escalada de violencia, y vemos  crecer una generación de adictos al consumo. Lo más preocupante es que aún no se ha encontrado las soluciones apropiadas para evitarlo.

Lo cierto es que la problemática más grave que tenemos hoy, es la incidencia que tiene los fines de semana el consumo de alcohol. Asociado con algún otro tipo de estupefaciente ilegal que puede llegar a consumir los chicos, cuyas edades van desde los 14 a 22 años, se potencian los resultados  nefastos que terminan en serias agresiones, como la que resultó víctima Abel Contreras, esperando que Dios lo ayude en su recuperación, en virtud que las heridas fueron gravísimas.

 

La adicción los lleva a delinquir para adquirir bienes o dinero para comprar estupefacientes o  que sean adictos, como en los últimos robos, que se llevan cerveza, vino y cigarrillos, y dinero.

De allí que la droga, el alcohol y el delito, tienen una relación más que siniestra. Frente a este estado de cosas… ¿hay que esperar un desenlace trágico? ¿Es solamente un problema a resolver por la Policía, los jueces? o ¿es un problema que nos atañe a todos como sociedad?

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    89%
    8 votos
  • No me gustó
    11%
    1 voto
  • Me da lo mismo
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
52
%
La gallina
48
%
Cargando...
Seguinos en Facebook