Cuando el amor se transforma en solidaridad… 
Todos podemos volar

Cuando el amor se transforma en solidaridad… 

Sí, a volar… través de la Danza Aérea Inclusiva, taller a cargo del pringlense Diego Stanga, que ideó la forma de llevar alegría a niños y jóvenes con capacidad neuromotora o parálisis cerebral. Una actividad donde confluye el arte, la discapacidad y la danza.
25/01/2017
E

xiste desde hace más de ocho años una organización llamada OJA (Organización Juan Agradecido), que nació en Mar del Plata, con el objetivo de colaborar con instituciones y niños, jóvenes y adultos, con capacidad neuromotora o parálisis cerebral

Desde su inicio trabajó apoyando a Escuelas especiales motoras, preocupándose por el día a día, sus necesidades, carencias y concretando importantes proyectos.

Trabaja mediante actividades multidisciplinarias, para que niños con discapacidad neuromotora puedan descubrir y desarrollar al máximo sus capacidades individuales.

A dicha ONG, se sumó hace un año el pringlense Diego Stanga, quien viene realizando una actividad recreativa por él inventada, que está llevando a cabo por todo el país, denominada “DANZA AÉREA INCLUSIVA”, donde los niños dejan su silla de rueda y se sientan en otra silla que los hace volar, por decirlo de alguna manera.  

Están sujetos mediante un arnés que fueron diseñados específicamente con ese objetivo, que los hace volar, viviendo una sensación diferente, al poder danzar suspendidos en el aire.

 

Este singular método, permitió a muchos chicos dejar la silla de rueda para realizar divertidas coreografías. Captar las expresiones de alegría de los chicos y jóvenes cuando realizan la actividad, no tiene precio.

Lo emotivo es que a través del juego los chicos disfrutan y sienten espacios de autonomía y libertad., porque son personitas con extrema dependencia en la vida diaria y sobresale la movilización de almas solidarias, como la de Diego Stanga y  la profesora Yanina Corigliano, ex integrante de Fuerza Bruta, bailarina y coreógrafa.

Consultado por EL ORDEN sobre esta hermosa actividad que está llevando a cabo, explicó Diego Stanga: “Estamos trabajando en esta actividad con Yanina (Corigliano), que tiene una academia de danzas en Buenos Aires y yo, con mis festivales, que lo llevo por todos lados. Y en todos los festivales hice esto, para hacer un documental con los chicos, con la Banda Copada de Córdoba, que es un grupo de música, y yo los hago volar como así también a los chicos con discapacidad. Estuve por todos lados con esta actividad, que se llama “Danza Aérea Inclusiva”, apuntó.

 

Destacó al respecto: “Ahora estoy viviendo en Mar del Plata, y estoy colaborando desde hace más de un año con la Organización Oja, pero también doy clases para gente que no tiene discapacidad.

“Lo bueno es trabajar con estos chicos. Es reconfortante. Lo lindo es sacarlos de un lugar estático, porque todos están en una fundación desde hace rato, postrados en una silla de ruedas. Y qué mejor que sacarlos de esos lugares para llevarlos a un espacio dinámico, se les colocan los arneses, aparatos que se utilizan para los espectáculos de altura y de efectos especiales, y para ellos es otro mundo, lo disfrutan y lo más importante es que avanzan. En una oportunidad lo hice en Pringles, con los chicos de la escuela especial”, enfatizó.

Y adelantó: “Tenemos un proyecto, para que todo esto tenga una continuación, hacer la obra “Peter Pan”, donde se puede utilizar muy bien los arneses, ya que el protagonista es un volador. Pero estamos buscando alguna empresa o alguien que nos patrocine, estamos buscando apoyo por los viajes, y los gastos. Los arneses son costosísimos, pero el objetivo lo vale por lo que lleva implícito y por la alegría de estos chicos”.

 

Mientras hablaba se podía apreciar que esta actividad la siente profundamente y señaló: “Para mí es muy reconfortante, me siento feliz, me gusta, tiene resultados, tiene avance, obviamente hay discapacidades que no avanzan y nunca van a avanzar, pero si lo hacen físicamente porque se los está moviendo permanentemente sujetados por el arnés, que los hace volar, y la sensación que experimenta no se puede describir”, concluyó Diego Stanga, quien encuentra un significado más profundo realizando un trabajo acrobático con personas con discapacidad motriz,  a quienes los eleva en cuerpo, espíritu y conciencia.

Galería de noticia
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    100%
    4 votos
  • No me gustó
    0%
    0 votos
  • Me da lo mismo
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
53
%
La gallina
47
%
Cargando...
Seguinos en Facebook