Dos pringlenses heridos en vuelco de camioneta
EN CERCANIAS A AZUL

Dos pringlenses heridos en vuelco de camioneta

Los tripulantes del rodado siniestrado se salvaron milagrosamente de no tener consecuencias peores producto del despiste. El estado en que quedó la Toyota Hilux –con la cabina intacta, pero la carrocería muy deteriorada por los tumbos- es muestra cabal de lo antedicho.
07/11/2017
L

a fortuna o la Divina Providencia impidieron que un matrimonio que viajaba en sentido Tapalqué-Azul tuviera consecuencias peores derivadas del siniestro que les tocó protagonizar anoche a unos 15 kilómetros de esta ciudad cuando la camioneta en la que se movilizaban con una mudanza, por esquivar a un automóvil que iba en su mismo sentido sin luces y a muy baja velocidad, se cruzó de carril y luego de realizar varios tumbos quedó con serios destrozos en el préstamo de la banquina contraria.

El hecho se registró pasadas las 20 en la Ruta Provincial N° 51 en una recta entre este medio y Ariel y las víctimas, inicialmente auxiliadas por ocasionales automovilistas, tuvieron que ser trasladadas en dos ambulancias al Hospital Municipal “Doctor Ángel Pintos” para recibir las atenciones del caso.

El rodado, marca Toyota Hilux 4×2, modelo del año 2012, de color gris y patente LVU 613, estaba al mando de Jorge Laurencena, de 63 años, quien se hallaba acompañado por Graciela ETCHELECU, de la misma edad y ambos con domicilio en Coronel Pringles.

Según los datos que pudieron ser recogidos en el lugar del siniestro, a partir de lo señalado por una persona que socorrió a los lesionados y llegó a cruzar algunas palabras con ellos, el despiste se produjo cuando el conductor de la camioneta se vio obligado a realizar una brusca maniobra para no colisionar de atrás a un Citroën 3CV que se movilizaba en su misma dirección, sin luces y a una velocidad reducida.

Como consecuencia del volantazo, la Hilux literalmente se clavó en la banquina contraria a la de su sentido original de circulación, para iniciar una serie de trompos que finalizaron con la camioneta recostada sobre uno de sus laterales, con destrozos impactantes en la carrocería, no así en la estructura de la cabina.

Linternas y un reflector de una de las personas que auxilió a los accidentados –que viajaban con el cinturón de seguridad colocado, lo que no permitió que salieran despedidos del habitáculo- fueron fundamentales para colaborar con los servicios de asistencia médica móvil que arribaron minutos después para propiciar el traslado al hospital Pintos.

Hecha la consulta en la guardia del establecimiento sanitario, se indicó a este diario que el matrimonio estaba siendo evaluado a fin de determinar la entidad de los golpes sufridos en el vuelco, no pudiéndose precisar inicialmente si quedarían o no internados.

Uno de los particulares que socorrió a la pareja dijo que ambos estaban lúcidos, pero que la mujer era quien presentaba secuelas más evidentes de los traumatismos sufridos por el siniestro. Como dato llamativo, el conductor indicó que no se activaron los air bags de la camioneta.

En tanto del rodado que fue el que originó el incidente era poco y nada lo que se sabía con vistas a su identificación. Se trataría de un Citroën con las puertas de color amarillo y el capot blanco con partes tono borravino.

Ese vehículo, que al parecer era ocupado por dos o tres personas con perros –se especula con que son cazadores furtivos-, habría sido visto en horas de la tarde a la altura de Ariel.

Lo cierto es que los individuos huyeron del lugar sin brindar ayuda a los tripulantes de la camioneta que, teniendo en cuenta las características del siniestro, podrán decir que viven para contarlo.

https://www.diarioeltiempo.com.ar/por-esquivar-un-automovil-que-circulaba-sin-luces-una-camioneta-volco-y-sus-dos-ocupantes-sufrieron-lesiones.html

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    70%
    7 votos
  • No me gustó
    30%
    3 votos
  • Me da lo mismo
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
57
%
La gallina
43
%
Cargando...
Seguinos en Facebook