Un pringlense en la zona de búsqueda del submarino ARA San Juan
A 22 días de su desaparición

Un pringlense en la zona de búsqueda del submarino ARA San Juan

Forma parte de la Armada Argentina, partió desde Ushuaia en un buque, al igual que el submarino ARA San Juan para realizar el trayecto cuando sucedió la desaparición el pasado 15 de noviembre. Sus padres dialogaron con EL ORDEN
07/12/2017
S

e llama Mauro Torres -pringlense-, es cabo primero de infantería de marina y estuvo embarcado en uno de los buques que estaba desplegado en la zona de desaparición del submarino ARA San Juan, que lleva ya 22 días sin rastros.

Prestando servicios desde 2008, y actualmente de pase en el batallón de vehículos anfibios en la compañía botes de asalto, el pringlense partió desde Ushuaia a la par que lo hizo el submarino; regresando a puerto días después de que se produjera la desaparición.

 

La información se puede canalizar únicamente por los voceros oficiales de la Armada Argentina, por lo que Diario EL ORDEN contactó a los padres de Mauro, quienes accedieron a brindar detalles de la experiencia de su hijo.

Mauro, segundo hijo de siete, estudió en Pringles finalizando el nivel secundario en la Escuela Media. Luego, realizó el examen de ingreso en la base para suboficial, y presta servicios desde hace 9 años.

"Él quería ser piloto" cuentan sus padres. "pero para ello tenía que ir a Córdoba, y por cercanías decidió anotarse en la Base Naval Puerto Belgrano".

Mauro se recibió como infante de marina, iniciando labores en el batallón de comunicaciones. Realizó viajes al exterior como parte del cuerpo de Cascos Azules, ejerciendo tareas en Haití (2011-2012) en época de elecciones, bajo la premisa de "Misión de Paz", y también estuvo en Chipre el año pasado.
Fue partícipe de tareas de apoyo a las personas afectadas por las inundaciones producidas debido a las intensas lluvias y el desborde de ríos y arroyos en el litoral argentino, en abril de 2016.

Realizando las habituales "campañas", con ejercitación específica, hoy Mauro Torres es patrón de bote (de pase en el batallón de vehículos anfibios en la compañía botes de asalto), y realiza también charlas explicativas a los nuevos infantes.
El lunes 13 de noviembre, tanto el buque en el que se trasladaba el pringlense Mauro Torres, como el submarino ARA San Juan, parten desde Ushuaia. El día miércoles 15, con un mar bravo y de mucha marejada, se produce la última comunicación por parte del capitán del submarino Pedro Martín Fernández, quien había confiado a su madre que iba a hacer su último viaje en dicho navío.

El cabo de nuestra ciudad permaneció en la zona de búsqueda del submarino por unos días, hasta que el buque regresó a puerto días después.

Lo que más llama la atención es que tras la comunicación de desperfectos al ingresar agua cuando se realizaba snorkel, con el consecuente problema en las baterías de proa; no se accionaron o no se encontraron balsas provenientes de los compartimientos de seguridad del submarino, ni balizas de localización o boyas de indicación.

 

 

"Tres de los 44 tripulantes del ARA San Juan eran de mi promoción"

Otro pringlense, Ricardo Agopian, recuerda con pesar a tres marinos que fueran compañeros e integrantes de su misma promoción en el ingreso a la Armada Argentina.

"Tres de los tripulantes del ARA San Juan hicieron todo el adiestramiento conmigo, son de mi promoción" contó Ricardo a EL ORDEN. Los tres marinos son: los cabos principales Mario Toconas, Alberto Arjona y Luis García.

"Ingresas a la marina y en el adiestramiento te forman para desarrollar una determinada especialidad, con ellos hicimos dicho adiestramiento y después nos destinaron a diferentes buques".
Con quien más se relacionó el pringlense -que perteneció a la Armada Argentina desde 2002 a 2012-, es con Mario Armando Toconas, rionegrino padre de un niño de 8 años y cuya esposa está embarazada de cuatro meses.
"Con Toconas tuve la oportunidad de estar en un mismo buque, en varias oportunidades. Nos llevábamos muy bien, ya en el adiestramiento nos juntábamos para estudiar. En el buque hay mucha más camaradería al ser un espacio más chico, terminas teniendo lazos más fuertes y más con los días en que salís a navegar, donde estás solo en el mar con toda esa gente.
A Toconas lo recuerdo como una persona muy alegre, siempre haciendo chistes, era lo que más resaltaba de él. En su especialidad era muy bueno, muy profesional, daba gusto trabajar con él porque hacía las cosas muy bien".

Agopian rescata la personalidad de Toconas, quien siempre estaba de muy buen humor y se ganaba el cariño y amistad de sus compañeros.

"Varias veces salimos a navegar para hacer ejercicios o adiestrar a personal del buque, nos tocó navegar en varios momentos juntos. La verdad que cuando me enteré que iba en el submarino y después lo de la explosión, fue un momento terrible. Sabía que se había hecho submarinista pero no que estaba a bordo del ARA San Juan" señaló.

Por su experiencia en la Armada durante más de diez años, Agopian presume que los problemas en el submarino se pueden haber intensificado más allá de los desperfectos que se alcanzaron a comunicar aquel 15 de noviembre.

"En el momento que dijeron que hubo una explosión pensé lo peor, fue una noticia fea sabiendo lo peligroso que son las averías en el mar.
En los submarinos hay una puerta que lo divide en dos, si hay un incendio en la parte de adelante -proa-, donde tuvieron el problema con las baterías, podes cerrar dicha puerta y comandar el submarino desde atrás -popa-. Pero es probable que no hayan podido llegar a cerrar esa puerta.
Al ingresar agua por ventilación cuando salieron a hacer snorkel y se mojaron las baterías de proa que quedaron fuera de servicio, pasan a navegar con baterías de popa. Si podía seguir navegando no había un problema grave, pero quizá éste no se terminó de solucionar.
Si la explosión o la corriente los lleva al talud, a las profundidades marinas (de 1000 a 4500 metros), es imposible que se los rescate. Los vehículos extranjeros de búsqueda alcanzan unos 300 metros (para rescate de personas), y otros 600 m. pero que no podían acceder a rescatar personas".

 

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    88%
    7 votos
  • No me gustó
    0%
    0 votos
  • Me da lo mismo
    13%
    1 voto
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
57
%
La gallina
43
%
Cargando...
Seguinos en Facebook