Hacernos cargo
ESPACIO DE OPINION

Hacernos cargo

27/12/2017
A

través de la administración del estado, el gobierno municipal debe mejorar la calidad de vida de todos los pringlenses. Estas pocas palabras definen el gran objetivo a perseguir por el intendente y su equipo, pero lamentablemente hace mucho tiempo que se deben distraer esfuerzos y recursos municipales para ir mensualmente detrás de la "gran hazaña": pagar los sueldos. Junio y diciembre tienen el agregado del aguinaldo, cuyo pago en tiempo y forma se festeja como los suizos lo harían con un mundial de fútbol.
Doña Rosa lo tiene claro, a pesar de tener un conocimiento básico de contabilidad sabe que debe seguir una premisa: no se gasta más de lo que entra. En Pringles hace años que para que cierren las cuentas municipales se debe acudir a la utilización de Fondos Afectados, porque el gasto corriente es mayor al ingreso corriente. Este déficit histórico no desaparecerá aunque los concejales y mayores contribuyentes den luz verde al aumento de tasas previsto para el ejercicio que viene. La baja de sueldos de la planta política son gestos solidarios para destacar, pero tampoco mueven el amperímetro financiero municipal. La siempre buscada eficiencia en compras y utilización de bienes y servicios, es sólo una pequeña ayuda que por sí sola no revierte el déficit fiscal. Lamentablemente hace rato que se nos fundió el motor y nadie quiere pagar el costo de la rectificación. Mientras tanto, le cambiamos la batería y le limpiamos el radiador al auto, pero si de algo podemos estar seguros es que si no se rectifica no arrancará. El pistón pegado del municipio se llama planta municipal. Esta declaración no es simpática y seguramente causará críticas entre quienes están del otro lado del mostrador, pero mi opinión es carente de demagogia y se sustenta en la dura realidad de los números.
¿Quiénes son los responsables de que Pringles se encuentre en esta situación? Por acción u omisión, todos los partidos políticos que tuvieron funciones ejecutivas y/o legislativas en la última década. La irresponsabilidad administrativa, la falta de control y, principalmente, las decisiones demagógicas, llevaron a un crecimiento del gasto corriente incontrolable. Hoy la municipalidad es financieramente inviable, todos lo saben, aunque pocos lo dicen. En la última reunión del Concejo, mientras se discutía la ordenanza impositiva, el único edil que planteó la difícil situación municipal de manera contundente fue Luis González Estevarena, dijo en su discurso que "el municipio está fundido" y que "el déficit mensual es de cinco millones de pesos". Asimismo, indicó que "si no se resuelve este problema el municipio va a explotar".
A quienes participamos de política nos cuesta dar malas noticias, pero creo que el primer paso para resolver un problema es ponerlo sobre la mesa y sentar a todos alrededor para solucionarlo.
Todo el arco político debe comprometerse en revertir el déficit y definir un programa a mediano plazo para reducir la planta de personal hasta un número que asegure la sustentabilidad financiera. La corrección no debe ser drástica, del otro lado hay empleados y sus familias, pero no existe otra solución para remendar el error de quienes aumentaron, o dejaron aumentar, la planta municipal.
El costo político lo debemos pagar todos los que participamos de la política, ya no queda espacios para soluciones mágicas e impracticables. Terminemos con los discursos fáciles de digerir, sinceremos la situación ante la ciudadanía y actuemos en consecuencia, oficialismo y oposición.
Insisto, el objetivo de la administración municipal no es el pago de sueldos sino la mejora de la calidad de vida de los vecinos. Para ello es necesario asegurarse recursos propios y evitar la continua dependencia financiera de Provincia o Nación. El esquivo desarrollo productivo -y consecuente generación de empleo privado- será posible con inversión pública en producción y el acompañamiento de un municipio financieramente fuerte.
El problema lo conocemos todos, sólo tenemos que hacernos cargo.
Bernardo de Uriarte

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    %
    0 votos
  • No me gustó
    %
    0 votos
  • Me da lo mismo
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
57
%
La gallina
43
%
Cargando...
Seguinos en Facebook