Tenía 46 años, era docente y murió esperando un medicamento que la obra social le negaba
Cáncer de médula ósea

Tenía 46 años, era docente y murió esperando un medicamento que la obra social le negaba

La familia de Gabriela Ciuffarella y Suteba van a iniciar acciones legales contra IOMA por negligencia y abandono de persona.
27/02/2018
G

abriela Ciuffarella murió a las 4 de la madrugada del lunes. Cerró los ojos tras una espera agónica. IOMA se había negado entregarle el costoso medicamento Carfilzomib, la dosis imprescindible para tratar el complejo tipo de cáncer de médula ósea que ya no le permitía dar sus clases de inglés en las dos secundarias de Lomas de Zamora que ayer declararon asueto por duelo.

Tras protestas de Suteba en Lomas y en La Plata, la autorización de un trámite que su familia había iniciado el 26 de diciembre de 2017 recién llegó viernes pasado. Ya era muy tarde.

El miolama múltiple, la metástasis y la quimioterapia la acompañaron en sus últimos días de internación en el Hospital Santojianni. Porque el medicamento nunca llegó. Gabriela tenía 46 años.

Cada ciclo de Carfilzomib cuesta $ 200 mil pesos. Ella necesitaba seis aplicaciones. Clarín se comunicó con IOMA por el caso pero hasta esta tarde ningún representante de la obra social se pronunció al respecto. La familia de Gabriela la señala directamente y, junto con Suteba, hablan de "negligencia" -una demora de 3 semanas- y "abandono de persona". Llevarán el caso a juicio.

La docente había sido diagnosticada en abril de 2017. Probó con dos medicaciones diferentes y no funcionó. La última quimo fue hace menos de una semana. Su oncóloga, Carla Guayaroni, le había recetado Carfilzomib a fin de año, pero la obra social de la Provincia de Buenos Aires se lo negó.

“Mi hermana tenía cáncer. Pero lo digo yo, que vi su deterioro y lo dice la oncóloga: el responsable de que Gaby esté muerta es IOMA, que no le dio las herramientas necesarias para luchar", dice a este diario su hermano, Luis Ciuffarella, desde la morgue.

"El 2 de enero se cargó el trámite en la regional N° 2 de IOMA. El 22 de enero lo tratan en La Plata, porque no está dentro del nomenclador de oncológicos y se rechaza. El 6 de febrero se presenta el pedido de excepción. Ahí la familia se comunica con nosotros y el viernes hacemos la protesta", dicen a Clarín Javier Perin, secretario general de Suteba Lomas de Zamora.

"El viernes pasado fuimos a la sede de Lomas de Zamora con la gente se Suteba. La directora, María José Capmani, me dijo que los papeles del trámite no se habían podido llevar a la central de IOMA de La Plata porque se les había fundido la camioneta. Que tenían una sola y que con esa tenía que recorrer 11 delegaciones", detalla a Clarín Mariel Pimentel, su amiga desde el colegio.

"Le preguntamos: '¿Cuando es así no podés decir que un familiar los lleve a La Plata?' Dijeron que no, que lo tenía que llevar alguien de la obra social", detalló Mariel. Al día siguiente, cuando la protesta se replicó en La Plata, pusieron a Gabriela en lista de espera. Con prioridad.

Los papeles estaban parados desde el 6 de febrero.

"Los últimos dos meses su salud se deterioró el doble. Recién este lunes iba a salir en licitación para ver si algún laboratorio acordaba el precio. No era algo asegurado. Al final IOMA quiso hacer algo, pero cuando a Gabriela ya no le quedaba nada de vida. Les convenía", sigue la mujer.

Mariel vio a su amiga por última vez el domingo a la tarde. Horas antes de su muerte. "Fui a despedirme. Gaby ya estaba en coma."

"Consultamos para comprarlo por particular y estaba $ 1 millón las 6 dosis. Pero no es que vas y lo comprás en una farmacia. No es así", explica Luis.

Gabriela será velada desde 18 en la funeraria de la Avenida Hipólito Yrigoyen 8768, de Lomas. Allí estarán profesores y alumnos de la escuela 86 y la Media 11. "Era una persona llena de vida, nunca la íbamos a ver triste. No tenía hijos, siempre nos decíamos que nosotros, sus alumnos, éramos sus hijos", dice a Clarín Aldana Armoa, una de "sus hijas".

"Ella en su vida personal era muy reservada. Nunca supimos que estaba enferma. Nos enteramos cuando la internaron por primera vez. Estaba muy mal. Necesita unos medicamentos, pero la triste realidad nunca se los mandaron. Y cuando quisieron y decidieron aprobarlos era muy tarde. Ya no aguanto la profe", agregó.

Tras la muerte de la docente, la gobernadora de la Provincia, María Eugenia Vidal, le pidió al ministro de Salud Andres Scarci que disponga una investigación sobre el circuito de auditoría de IOMA y sobre los profesionales que intervinieron.

Mientras, este jueves se realizará una marcha a las 11.30 desde la plaza de Lomas de Zamora hasta la regional de N°2 de IOMA. Piden revisar el vademecum (o nomenclador) para que las demoras que llevaron a Gabriela a esperar más de 2 meses un medicamento oncológico "no lleven a más enfermos a la muerte".

CLARIN

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    100%
    2 votos
  • No me gustó
    0%
    0 votos
  • Me da lo mismo
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
54
%
La gallina
46
%
Cargando...
Seguinos en Facebook