Inusual ensañamiento en el crimen de una estimada vecina
LA CIUDAD ESTÁ DE LUTO

Inusual ensañamiento en el crimen de una estimada vecina

Tuta Pontaut, fue herida mortalmente en las primeras horas de la tarde de ayer, en su domicilio de calle Dorrego 1325 por causas que se están tratando de establecer. Fue víctima de la inseguridad dejando una sensación tristísima en nuestra comunidad.
07/03/2018
E

l macabro crimen de una conocida productora de nuestra ciudad y miembro de una antigua familia pringlense, conmocionó a la comunidad.
María Carmen Pontaut Orruma, más conocida por su sobrenombre "Tuta", fue asesinada en las primeras horas de la tarde de ayer, en su domicilio de calle Dorrego 1325.

Si bien la policía se encuentra en plena tarea investigativa, se pudo conocer algunos detalles suministrados brevemente a la prensa por el Ayudante Fiscal Dr. Javier Vázquez, quien expresó que "la víctima, identificada como María Carmen Pontaut, fue hallada sin vida en su domicilio por un familiar directo, presumiéndose que el homicidio se habría cometido en ocasión de robo, aunque se están evaluando otras hipótesis". Esa fue la primera, fría y lacónica información que se brindó.

Como era previsible, el salvaje crimen causó dolor e indignación en la comunidad por la ferocidad de quién la atacó aprovechándose de la indefensión de la víctima, para ultimarla alevosamente, que no ahondaremos aquí en detalles, solamente queremos resaltar lo que fue como ser humano, con acciones que no deseaba que trascendieran, pero que las realizaba con gran sentido humanitario.

La querida Tuta, fue de esos seres que prestaba siempre su generosa ayuda a quien lo necesitaba, solidaridad que le venía de sus padres, muy cercanos a la Parroquia y al entonces Párroco, Padre Pedro Grande.
Trabajó muchos años a la par de otro invalorable ser, como fue el Padre Vicente Melchior, ayudando a levantar el Campito Scout, fue integrante de distintos movimientos parroquiales, principalmente de Cáritas Parroquial, hasta llegó a donar una bloquera, para poder producir ladrillos y donarlos a las familias que asistía Cáritas.

En muchas ocasiones, Tuta, junto a otros inolvidables seres como Beba Díaz, Zule Tejerina, Lucía Traversini, visitaban dos veces por semana, a estas familias para entregarles de forma silenciosa, comestibles, y diversos artículos que necesitaban. Ahí Tuta estaba presente, en su camioneta, transitando a veces en la lluvia, en el barro, para llevar un poco de alegría a esas familias que la esperaban.

Son gestos, que muy poca gente conoce, y no deseaba que se conocieran porque tenía arraigado la frase de Cáritas que expresa: ""No dejes que tu mano izquierda sepa lo que hace la derecha". Gran frase extraída del Evangelio de San Mateo, dando a entender que todo acto de caridad se debe realizar en secreto, en silencio, sin trompetas, para que sea visto por los hombres, sino solamente por Dios.

Hoy la comunidad está de luto, conmocionada. Tuta fue otra víctima de la inseguridad, otra muerte injusta, y a todos nos queda una pregunta: ¿Por qué le causaron un sufrimiento deliberado e inhumano? ¿Conocía a su autor? ¿Qué pasó por su mente en sus últimos segundos?
Creemos que el esclarecimiento de este aberrante asesinato va a ser inmediato, y se dará el castigo que se merece al culpable ¿o los culpables?, más allá del secreto de sumario impuesto por las fuerzas de seguridad.

Elevamos una oración por su eterno descanso en la Paz del Señor, pidiendo justicia y rápido esclarecimiento de este atroz crimen. Q.E.P.D. Tuta.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    88%
    30 votos
  • No me gustó
    9%
    3 votos
  • Me da lo mismo
    3%
    1 voto
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
53
%
La gallina
47
%
Cargando...
Seguinos en Facebook