Una misión para mantener la llama de la fe encendida
GRUPO KAROL

Una misión para mantener la llama de la fe encendida

30/07/2018
L

a misión comenzó el pasado jueves 26 y se extendió hasta ayer domingo, en el Barrio Roca, bajo la coordinación de Pedro Massaro y la atenta guía del Padre Pedro Fournau. Cerca de 80 chicos, de nuestra ciudad y de la zona participaron de la misma.

 

Siguiendo el pedido del Papa Francisco "salgan a las calles, salgan a evangelizar sin miedo" el grupo Misionero Karol de nuestra ciudad una vez más respondió a la solicitud del Pontífice y desde el jueves 26 hasta ayer domingo salieron a misionar, a visitar familias del Barrio Roca, como parte de su apostolado, a pedido de Monseñor Carlos Aspiroz Costa, Arzobispo de Bahía Blanca.

El grupo "Karol" de la Parroquia Santa Rosa de Lima, está integrado en su mayoría por jóvenes de Coronel Pringles, Dorrego y algunos de Bahía Blanca, que realizaron su primera misión karolera en octubre del año 2014 en la ciudad de Tres Arroyos, que tuvo muy buena apertura hacia estos jóvenes misioneros, con el acompañamiento del Padre Pedro Fournau, del Coordinador del Grupo, Pedro Massaro y como es habitual de un grupo de adultos.

Y ayer domingo, se dio el cierre con una misa en Capilla Virgen de Fátima, en acción de gracias por este tiempo de vida compartida, de misión, de encuentros, de aprender muchas cosas y también de dejar muchas inquietudes para el futuro, para pensar, para discernir, de ver cómo actuar de acá en adelante.

De esta manera una vez más el grupo Karol coronó con mucha alegría una nueva misión, que le brinda a los adolescentes una contención familiar, cristiana, sana y al mismo tiempo le pone objetivos e ideales altos como es servir a los más necesitados, visitar a las familias y también generar esta dimensión tan necesaria para toda la humanidad que es la fe en Dios, la fe en el amor, en el bien; en definitiva la fe en el Señor Jesús.

Ayer domingo el Padre Pedro Fournau, en el transcurso del oficio religioso de cierre, agradeció a quienes colaboraron con los chicos que misionan y a toda la comunidad que con distintas formas, ayudaron para que esta linda comunidad de jóvenes y adultos, de aquí y de la zona, vayan a otro lugar de nuestra diócesis para compartir y encender la fe.

 

"Una linda misión"

Así la describió a El Orden, Iñaki Letona, quien acompaña en estas misiones a los chicos del grupo Karol.
Destacó en ese sentido: "Una misión muy linda. Es la cuarta misión que nosotros estamos acompañando a los chicos en la cocina. Ya nos acercamos a la misión número 20 de Karol. Es una misión nueva, con experiencias nuevas. A diferencia del año pasado se ve un crecimiento, los chicos fueron muy bien recibidos por la gente, se abrieron casi todos los hogares. Nos vamos cerrando una nueva misión, cerrando con muchas ganas de encarar otras nuevas", enfatizó.

Y amplió: "Ahora se viene la misión de verano que sería la segunda misión en Rivera, un destino que nos asignó el Obispo el año pasado. Esto sirve para cargar las pilas para enfrentar este nuevo desafío".

Respecto al grupo que integra Karol, clarificó: "Es un grupo muy heterogéneo, que comenzó en Pringles pero se fue abriendo a los distintos pueblos de la zona. Está muy avanzado en Bahía Blanca y ahora en la ciudad de Buenos Aires y La Plata. Si bien la misión de invierno de Pringles se caracteriza más por nuclear a los chicos de Pringles, que están de vacaciones de invierno, también han venido de Bahía Blanca, Gonzales Chaves, Tres Arroyos, Coronel Dorrego, y se encuentran para prepararse para la misión de verano".

 

En otro punto explicó: "La idea es hacer tres misiones, en tres años. El primer año, es como que los misioneros se encuentran con el barrio, con la realidad; en el segundo año profundizan ese trabajo; y en el tercer año que haya un grupo armado a través del paso de los misioneros en el barrio. Cada tres años, tenemos un destino diferente, y acá en Pringles será un nuevo barrio a partir, no del año que viene, sino el otro", apuntó.

Señaló luego: "son cerca de 80 chicos los que se hicieron presentes y varios quedaron en Tres Arroyos, porque coincidieron con actividades que también tenían allá, pero la verdad, que año tras año, se van agregando chicos nuevos y otros van sumando experiencia con las misiones", remarcó:

Ante la consulta sobre si esta misión tuvo un ingrediente muy especial, clarificó: "Si, se encuentran presentes dos religiosas, una hermana del movimiento de los Focolares, y otra hermana vietnamita, que nos trajo toda su experiencia misionera y a su vez el intercambio cultural. Ella está trabajando en un barrio de Bahía Blanca y fue muy interesante el vínculo con los chicos, y más, es oriunda de un país, donde el catolicismo no es la religión fuerte, menos del 7 por ciento de la población la práctica y ese intercambio sirvió mucho para los chicos".

Por último agradeció "a toda la comunidad de Pringles que siempre nos ha dado una mano importante, y este año no fue la excepción. No solo con los preparativos para la Misión sino que a medida que se iba desarrollando, llegaban con comida. Un agradecimiento para toda la comunidad", concluyó Iñaki Letona.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    100%
    1 voto
  • No me gustó
    0%
    0 votos
  • Me da lo mismo
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
54
%
La gallina
46
%
Cargando...
Seguinos en Facebook