Salvemos las dos vidas

"Jamás podría estar a favor del aborto. Fui una persona no deseada."

07/08/2018
E

stas fuertes palabras fueron expresadas por Mónica Logonegro de Lari, quién contó a El Orden su historia de vida.

Desde que el Presidente Mauricio Macri anunció que el Congreso Nacional debatiría la despenalización del aborto, inmediatamente se alzaron voces a favor y en contra. El tema sirvió para aumentar la famosa grieta que divide a los argentinos, pero también sirvió para que muchos, miles, millones, se constituyan en la voz de los sin voz, como lo son en este caso, los niños por nacer.
En nuestra ciudad, la Iglesia Católica primero y luego las Iglesias Evangélicas, se han manifestado públicamente, como muchas otras personas, en la defensa de las dos vidas asegurando que el aborto no es la única solución.
Luego de la convocatoria del pasado sábado por parte de la Confraternidad de Pastores Evangélicos de Pringles en defensa de la vida de la madre y del niño por nacer, El Orden supo de la historia de vida de Mónica Logonegro de Lari; quien aseguró con un rotundo "totalmente" que su postura en defensa de las dos vidas está relacionada a su propia vida.
"Cuando comenzó a plantearse este tema, y a pesar de haber pasado muchos años, los recuerdos volvieron a mi mente. Yo jamás podría estar a favor de un aborto cuando yo fui una persona no deseada y a pesar de ello, decidieron darme a luz", dijo sin dudarlo Mónica.
Contó a El Orden que lo que sabe de su madre biológica es que "era una señora mayor, de más de 30 años. No era una adolescente que quedó embarazada sin querer. Si bien desconozco cuál fue la causa, fue un embarazo no deseado".
Su nacimiento se dio muy cerca de Coronel Pringles. "Vino a un hospital público a Bahía Blanca a tenerme, era una señora de Chile que me abandonó en una sala de parto". Su fuerte relato no concluye aquí; Mónica señaló a El Orden que su mamá biológica "no quiso saber que sexo tenía yo, si era varón o mujer. Después de un par de días internada, desapareció. Nunca más supieron de ella".
Convencida de su postura pro vida, Mónica Logonegro asegura que la defensa de las dos vidas "es algo que me toca muy de cerca". Y fue más allá en sus expresiones: "A esa mujer que nunca conocí, y que calculo que tampoco voy a conocerla porque nunca tuve el deseo de buscarla, le doy gracias por haber elegido la vida a pesar de cómo fui concebida. No sé si fui producto de una violación, de un adulterio, si tenía muchos hijos y no podía criar uno más, desconozco la verdad; pero si sé que eligió la vida".
Ante un embarazo no deseado, no querido, Mónica señala que "no dudo que sea traumático pero nunca la muerte del bebé, que está en la panza de esa mujer, es la solución, para nada. Y a mí esto me toca muy de cerca, es muy fuerte y gracias a la decisión de esta mujer que decidió tenerme y no abortarme o quizás quiso y no pudo, no lo sé. La cuestión es que yo nací para gloria de Dios y viví una vida feliz".
En cuanto a la familia que la adoptó dijo que "no fue la mejor familia pero me dio contención, me dio un hogar donde me criaron, donde crecí y hoy yo puedo tener mi familia, mis nietos, un montón de proyectos y de cosas por vivir gracias a una mujer que optó por no matarme dentro de su vientre".
"Nuestra postura -como la de muchos- y que lo avala la ciencia, es que hay vida desde la concepción. No podemos decir que es una parte del cuerpo de la mujer, no; es como decir que le salió un tumor y hay que extirparlo. Y hoy estoy acá, agradecida a Dios porque estoy viva gracias a una mujer decidió no matarme", concluyó Mónica Logonegro.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    80%
    4 votos
  • No me gustó
    20%
    1 voto
  • Me da lo mismo
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
53
%
La gallina
47
%
Cargando...
Seguinos en Facebook