Se pidió por un trabajo que dignifique, que no denigre y que no esclavice
En el Día de San Cayetano

Se pidió por un trabajo que dignifique, que no denigre y que no esclavice

08/08/2018
E

l párroco local también pidió rezar por los senadores que en el día de hoy votarán por el rechazo o la aprobación de la legalización del aborto.

Con la tradicional procesión y la Santa Misa, la capilla culminó sus patronales con el acompañamiento de un numeroso grupo de fieles. El santo, uno de los más populares de la Iglesia Católica celebró su fiesta en el día de ayer, 7 de agosto, fecha en que recibió el pedido de hombres y mujeres de todo el mundo necesitados de trabajo, otros agradeciendo por el que tienen y otros por aquellos que tienen el poder de dar trabajo para que lo hagan de una manera cristiana, dignificando a la persona con un trabajo honrado y justo.
En la esquina del Jardín de Infantes Nº 908 comenzó la procesión con la exposición de una imagen de San Cayetano, la cual durante nueve días recorrió diferentes lugares de trabajo de nuestra ciudad; en tanto que una unidad del Cuerpo de bomberos Voluntarios de Coronel Pringles llevaba la imagen del santo que, cada año, sale de su capilla para recorrer el barrio.
Un grupo de fieles acompañó la peregrinación, como la definió el P. Pedro Fournau quien encabezó el peregrinaje con destino a la capilla pasando primeramente por distintos lugares del barrio.
Luego del recorrido, que se extendió por una hora, los peregrinos llegaron al templo construido en honor del santo de la paz, del pan y del trabajo, ubicado en Bulevar 1 y calle 61 el cual estaba ocupado en su totalidad por fieles y devotos de San Cayetano, al igual que el salón contiguo a la capilla que fue habilitado para aquellas personas que no pudieron ingresar al templo.

Antes de la misa, el P. Pedro tuvo un hermoso gesto. Pidió una bendición especial para el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de nuestra ciudad, representados en esta celebración eucarística por los dos bomberos que acompañaron la procesión e invitó a los fieles a que "extiendan sus manos pidiéndole a la Virgen de Luján que los proteja siempre y cada vez que escuchemos la sirena comprometernos invocar al Señor para que la Virgen los cuide", culminando ese momento con el rezo del Ave María.
En su homilía el P. Pedro destacó que la presencia de todos fue, ante todo, "dar gracias a Dios porque ha estado al lado nuestro cuando todo se nos venía abajo" y también "de agradecimiento por el trabajo, por la salud, por los niños, por la vida. Y como Dios no se deja ganar en generosidad, venimos también a pedir por los demás", especialmente "hoy a Dios por intercesión de San Cayetano, por el trabajo digno, no por el que denigra, no por el trabajo esclavo, no por la humillación del trabajador".
"Venimos a pedir que el trabajo sea fuente de justicia; y que en nuestra patria y el mundo entero, valga más la vida del trabajador y su familia que el capital y que se ponga de nuevo, ante todo, a la persona por encima de los bienes materiales", dijo de manera enfática.
En esta celebración el P. Pedro pidió rezar por los senadores que mañana votarán, a favor o en contra, la legalización del aborto para que Dios los ilumine y sepan respetar y valorar toda vida, desde su concepción hasta su desenlace natural. También invitó al Rezo del Santo Rosario por la Plaza Pringles a las 17 horas y a la misa que se celebrará luego en la explanada de la Municipalidad, pidiendo especialmente porque vale toda vida.
Como es tradicional, las patronales de San Cayetano culminaron con un chocolate caliente y bollos en el salón de la capilla.

Galería de noticia
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    100%
    2 votos
  • No me gustó
    0%
    0 votos
  • Me da lo mismo
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
54
%
La gallina
46
%
Cargando...
Seguinos en Facebook