"Yo no estuve en esa fiesta"

24/10/2018
N

atalia Gorordo, una de las 3 testigos consideradas clave en la causa por el asesinato de Federico Margiotta, negó haber estado en la "fiesta negra" en la cual el menor de 13 años encontró terrible muerte.

 

Eva Molina abrió el nuevo debate por el crimen de Federico Nicolás Margiotta, la madre del menor dijo que meses después del asesinato se acercaron a charlar las hermanas Jesica y Natalia Gorordo junto a Verónica Morales, quienes les contaron lo sucedido en una fiesta sexual, donde mataron a su hijo.

 Eva Molina, Luciana, Silvia y Lorena Margiotta, madre y hermanas de Federico, coincidieron en afirmar que las tres testigos clave del caso, que supuestamente participaron de la fiesta negra en la cual mataron al menor, estaban amenazadas por los dos acusados, Jorge Fabrizio y Pedro Martínez.

 Las testigos en cuestión son las hermanas Natalia y Jésica Gorordo y Verónica Morales.

 Natalia Gorordo declaró en la jornada de ayer, y dijo no haber participado de dicha fiesta, aunque descargó todos los proyectiles contra su hermana Jesica: “Yo nunca estuve en esa fiesta” mencionó, “declaré cómo lo habían matado pero no fue verdad”. “No sé por qué mi hermana me ensució tanto a mí” continuó.

“No me amenazo ni pagó nadie como dicen en Pringles” cerraba su testimonio.

 Ante esto, el fiscal Rodolfo De Lucia solicitó un careo entre Eva Molina y Natalia Gorordo, cuyos testimonios no concordaban. Allí, cada una sostuvo lo dicho minutos antes, y tras el careo se dio pase a cuarto intermedio hasta el día de hoy.

 Rodolfo De Lucia al salir de la sala de debate, dialogó con los medios de prensa en lo que consideró una “jornada complicada”.

 

 

“Sabíamos que esto iba a ocurrir, una de las testigos se mantuvo en su versión que dio después de terminado el juicio anterior (por Natalia Gorordo). El careo no tuvo efecto, pero era necesario para determinar la diferencia entre lo que declaraban”.

 “La hermana de Natalia (por Jesica) nunca se desdijo, quiero escucharla” agregó.

 “Faltan declarar varios testigos, el lunes cerrará la fiscalía y luego declaran los testigos de la defensa. Quizá allí tengamos un panorama más claro de lo que pueda suceder” expresó.

 Por último, dijo “el falso testimonio se podría llegar a solicitar para algún testigo”, y que ante lo mencionado por Diskin –abogado de Fabrizio- “la ausencia de espermatozoides en el cuerpo de la víctima no define una violación”.

 Hoy habrá una cantidad de testigos similar al de ayer.

 

EL JUICIO – DÍA 1

 El Tribunal en lo Criminal Nº 3, integrado por los jueces Eduardo d`Empaire, Hugo De Rosa y Ricardo Gutiérrez, comenzó a desarrollar el debate oral y público a Jorge Fabrizio y Pedro Martínez; imputados por el crimen de Federico Nicolás Margiotta en 2002.

 

 

En esta ocasión se tienen en cuenta los informes policiales, los técnicos periciales, escuchas telefónicas, informes del municipio pringlense e historias clínicas del Hospital Municipal, allanamientos realizados, observaciones judiciales, patología forense, entre otros.

 En el primer día del juicio, la fiscalía a cargo de Rodolfo De Lucia dio detalles de cómo se produjo la muerte de Federico Nicolás Margiotta, considerando a los imputados como culpables del crimen. Los abogados Héctor y Matías Bertoncello representan a la familia Margiotta y adhirieron a los lineamientos.

 El abogado de Fabrizio, Rubén Diskin, afirmó que el nuevo juicio se desarrolla por injustas razones procesales. Que los gobernantes acostumbran a acompañar y avalar a las víctimas y a señalar injustamente personas inocentes, y eso condiciona a la opinión pública y a la Fiscalía.

Agrego a la línea de defensa en que se especifica que no se encontraron espermatozoides en el cuerpo de la victima

 El abogado de Pedro Martínez, Sebastián Martínez, no dio argumentos y dijo que va a pedir la absolución de su defendido.

 

LOS TESTIGOS, UNO POR UNO

 

EVA MOLINA

 Eva, la mamá de Federico, dijo que el día que desapareció estaba fuera mojándose, luego no lo vieron y pensaron que se había tomado el colectivo. A la noche no volvió.

 “Lo cruzamos a Pedro Martínez quien nos pregunto: ¿Encontraron al pibe? A los nueve días me avisan que habían encontrado el cuerpo en la ruta” señaló a medida que comenzaban a caer las lagrimas.

 Contó que Jesica Gorordo, Natalia Gorordo y Verónica Morales estaban frente a su casa, en lo de unos correntinos, cuando se cruzaron y hablaron con la familia Margiotta. “Comentaron lo que pasó delante de mis hijas Luciana y Silvia, y mi esposo Donato. Pedro Martínez las invitó a un asado (a la fiesta), me dijeron que mucho no podían contar porque estaban amenazadas. No puedo olvidar la mirada de Federico, me contó Jesica, y a su vez Federico les dijo (a los imputados) le voy a contar a mama lo que me hicieron”.

 Entre llantos, Eva señaló que las testigos le contaron todo a Long, y también menciono a Daniel Bulacio, quien al parecer conocía mucho a Federico, pero también habría firmado un retiro del menor ante una suspensión en la escuela, por fumar y vender cigarrillos.

 

LUCIANA MARGIOTTA

 “La ultima vez que vi a Federico, él llego poco después que yo, a las 6 de la mañana. El domingo lo vio mi papa que estaba en un zanjón, mojándose, y a la noche ya no volvió” relató una de las hermanas de la víctima.

“Mi hermano ayudaba a Pedro Martínez con mercadería” continuó. Dijo conocer a Morales y que las hermanas Gorordo se prostituían.

“Iban frente a mi casa con los correntinos en temporada de esquila. Ellas (las testigos) nos contaron de la fiesta con Martínez, Fabrizio, Patrault y Sorrivas. No se animaban a declarar en la justicia porque tenían miedo y estaban amenazadas por Martínez y Fabrizio. Federico estaba en esa fiesta” agregó.

 

Manifestó no recordar bien lo que dijeron, ni tampoco en qué fecha.

 

SILVIA BEATRIZ MARGIOTTA

 

Otra de las hermanas de Federico dijo que en la charla las chicas dijeron que estuvieron en la fiesta y tenían miedo. “A Federico le dieron muerte en esa fiesta, le dijo a Pedro que le iba a contar a la mamá y ahí empezaron a pegarle y patearlo. Si no hubiese dicho eso tal vez hoy estaría con vida; nos contaron las chicas”.

 

También indicó que María Celeste Lara le contó que detrás de su casa iba Fabrizio y llevaba menores en una combi.

 

LORENA GISELE MARGIOTTA

 “A Pedro Martínez lo conocía por mi hermano” declaró. “Fue varias a veces a preguntarnos si sabíamos algo luego de lo sucedido. También lo vimos cuando estaban haciendo rastrillajes”.

 Dijo que en una remisería Federico le contó que utilizaban un Taunus de color azul para llevar mujeres a los campos.

 Sobre la charla de las testigos con la familia Margiotta, Gisele dijo que las vio pero no se acercó a escuchar qué decían.

 

ANALIA MOLINA

 La hermana de Eva, tía del menor, vio luego de lo sucedido que Fabrizio paró en un auto y entregó algo a una de las Gorordo. También señaló que Sorrivas y Mariezcurrena hacían muchas llamadas en horas de madrugada.

 

NATALIA LORENA GORORDO

 Tras ingresar a la sala, le entregan a su hijo que llora, al que amamanta durante la declaración. Una de las testigos clave en el juicio dijo que nunca estuvo en la fiesta donde mataron a Federico Nicolás Margiotta.

 Declaró conocer a Morales, con quien salían juntas; mientras que a Martínez lo conocía de la calle y a Fabrizio le barría la vereda.

“A Federico Margiotta lo conocía de vista. Nunca tuve trato”.

 Dijo no conocer a la familia Margiotta, aunque reconoció haber hablado con ellos en la vereda de la casa. “La gente de Pringles sabia quien mato al chico, ella nos llamo y conversamos de eso. No hablamos más nada. No charlé con mi hermana y no estuve en la fiesta, declaré primero una cosa y después otra” señaló Gorordo.

 “Declaré cómo lo habían matado pero no fue verdad. No me acuerdo bien lo que conté.

Mi hermana había dicho que yo estuve en la fiesta, la que me vendió fue Jesica que dice que estuve y tuve relaciones con ellos (los acusados)” continuó. “Sé que hay un chico muerto y no me gustaría porque tengo seis chicos”.

 ¿Hizo un plano del lugar? Pregunto el fiscal De Lucia, a lo que Gorordo contestó que no lo recordaba y se solicitó por la fiscalía mostrar dicho plano dibujado.

“Sí, yo di datos de eso”, dijo la testigo. “Pero lo dibujó el mismo que tomaba declaración”.

 Ante esto, nerviosa, Gorordo se alteró, comenzó a elevar la voz y llorar: ¿quieren meterme presa por falso testimonio? A mi hijo no me lo sacan”.

 Gorordo reconoció haber cambiado su declaración posteriormente en el Juzgado de Paz: “No aguantaba más acusar a personas que no tenían nada que ver. Buscamos con una familiar el numero en guía y nos tomó declaración Striebeck” argumentó.

 Volvió a decir que nunca participó de la fiesta sexual y a cargar contra su hermana Jesica. “No sé por qué mi hermana me ensucio tanto a mí, ella va a declarar el día 29 (lunes) y va a decir la verdad. No me amenazo ni pagó nadie como dicen en Pringles”.

 Gorordo agregó que en un auto particular la llevaron a declarar a Bahía aquella vez, que conocía a los correntinos que vivían frente a la familia Margiotta, y que también conocía a una chica de apellido Arévalo en Pringles.

 

SOLICITUD DE CAREO ENTRE EVA MOLINA Y NATALIA GORORDO

 El fiscal De Lucia solicitó un careo entre testigos (Eva Molina y Natalia Gorordo) por discrepancias en lo dicho por cada una.

 

Eva y Natalia confrontaron frente a los jueces. La madre del menor dijo que en esa charla mencionada, participaron las dos hermanas Gorordo y Verónica Morales, por su parte Natalia Gorordo dijo que Morales nunca estuvo en esa charla.

Ambas reafirmaron lo dicho en sus exposiciones iniciales, por lo que se decidió la finalización del careo y pasar a cuarto intermedio hasta hoy, donde la fiscalía completara con más pruebas y otros seis testigos.

Tras un nuevo cuarto intermedio finalizada la jornada de hoy, habrá más testigos de la fiscalía el lunes y el martes próximo se espera la declaración de Fabrizio.

 

EL INGRESO A TRIBUNALES Y DECLARACIONES PREVIAS

 

Cuando llegaron los acusados, Jorge Alberto Fabrizio y Pedro Arturo Martínez, no faltaron empujones e insultos contra los trabajadores de prensa. Incluso, se pudo ver a una persona filmando con un celular a los periodistas presentes en el lugar, señalaron medios bahienses.

 

Previo al inicio del debate, dialogaron con los medios el abogado Héctor Bertoncello, Eva Molina, Rodolfo De Lucia y uno de los imputados: Pedro Martínez.

 

DR. HECTOR BERTONCELLO

 

“Tenemos esperanza que las pruebas permitan una condena, veremos que dicen los testigos.

 

Casación podría haber condenado directamente, se realiza un nuevo juicio con nuevas declaraciones y nueva recepción de las pruebas. No hay nada nuevo, lo esencial es lo debatido y presentado como prueba.

La idea es que los familiares declaren primero para que luego puedan asistir al debate”.

 

EVA MOLINA

 

“Que se haga justicia por Federico, hace 16 años vengo luchando y quiero que mi hijo descanse en paz.

El pueblo me apoya, Pringles estaba dormido y se está despertando. Creo en Dios, tengo fe y esperanza.

Espero que los testigos hablen, acá mataron a una criatura indefensa. Fabrizio y Martínez tienen poder, que Dios los ayude a ver si con tanto dinero pueden salir otra vez”.

 

RODOLFO DE LUCIA

 

“Las testigos están y van a declarar. Tuvimos contacto preliminar, prefiero esperar y ver qué van a declarar.

Algunas nuevas declaraciones testimoniales que se fueron sucediendo después del juicio anterior se han añadido. Hay testigos que han dado versiones diferentes, y no me atrevo a dar un pronóstico”.

 

PEDRO MARTÍNEZ

 

Negó su vinculación con el caso y haber estado en fiestas sexuales en Pringles y aclaró que a Jorge Fabrizio lo conoció recién cuando los detuvieron.

“Todo se sabe en Pringles", dijo Pedro Arturo Martínez antes de ingresar en la sala de audiencias de Tribunales, para el segundo juicio por el asesinato de Federico Margiotta, cometido en esta ciudad.

 

Sin embargo, cuando se le preguntó quién mató a Federico, respondió: "No sé". Y agregó que "hay que preguntarle a la policía".

 "Ojalá se llegue a la verdad, acá tienen información totalmente distinta a la que pasa en el pueblo de Coronel Pringles", dijo, aunque sin profundizar.

 Declaró que a él, en principio, lo detuvieron como "Rodolfo Martínez".

 "Yo soy Pedro Arturo Martínez y la otra persona es Rodolfo Pedro Arturo Martínez. Recién aparezco en la segunda declaración. No soy responsable de nada; soy un simple verdulero de pueblo", sostuvo.   Acerca de la declaración de tres mujeres que lo ubican en la fiesta negra donde el menor fue asesinado, Martínez dijo que "con las pibas jamás en mi vida hablé".

 También advirtió que a Jorge Fabrizio lo conoció recién cuando fueron detenidos por este caso. "Lo conocí en el calabozo de la fiscalía, esposado. Jamás dije que él fue el culpable. Eso lo dirá la justicia".

 

 

 

 

 

 

 

Galería de noticia
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    100%
    6 votos
  • No me gustó
    0%
    0 votos
  • Me da lo mismo
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
54
%
La gallina
46
%
Cargando...
Seguinos en Facebook