Otro empate y hay tercer partido
ONCE CORAZONES

Otro empate y hay tercer partido

04/12/2018
E

n el Vicente Passanante de Indio Rico, Once Corazones igualó 1-1 con Huracán en el cotejo revancha de la final de la Liga Tresarroyense. Habrá un tercer partido para definir, en cancha neutral

 

Once Corazones y Huracán volvieron a regalar un partido parejo, entretenido y cambiante, con situaciones claras para los dos, y la definición del campeón del año se dilatará otra semana, cuando se enfrenten en cancha neutral para dirimir quién se quedará con la gloria.

Desde el inicio del partido los dos dejaron en claro que iban a buscar imponer su forma de juego, con Once bien plantado atrás con su línea de cuatro y un medio campo ancho, batallador y con intenciones de ataque, con Leguizamón y Monges haciendo las bandas y Maciel San Román como punta más definido.
Por el lado del Globo, Leo Gómez puso en cancha a un equipo que sale casi de memoria, y buscó desde el inicio plantar a sus mediocampistas en el campo rival, presionando la salida y llegando con mucha gente en ataque. En los primeros minutos el juego fue friccionado y trabado, y recién a los 11 Once tuvo la primera con un cabezazo de Monges. Unos minutos después, Elizondo recibió de Vanniewenhoven dentro del área y probó de volea, pero el disparo se fue por arriba.

De a poco Huracán fue ganando terreno y la posesión, y Alcodoy empezó a ser protagonista, pidiendo la pelota y encarando de afuera hacia adentro. De esa forma el Globo pudo abrir el marcador dos veces, pero una buena respuesta de Álvarez primero y una mala definición del volante después le negaron el grito. Once se mostraba incómodo y le costaba agarrar el balón. Ordenado en defensa, sus ofensivas dependían de las corridas de Leguizamón, una pesadilla para los laterales rivales.
Sobre el final de la primera parte llegó la más clara del local, con un cabezazo de Cabral que besó el palo. El complemento arrancó de forma similar, con mucha fricción en el medio y los delanteros jugando lejos de los arcos. Once lo tuvo con un buen desborde de Mayco, y en la respuesta le quedó a Vanniewenhoven pero Álvarez respondió bien. El 9 tuvo revancha unos segundos después, cuando recibió una pelota en el vértice del área grande y sacó un disparo al primer palo que no parecía demasiado peligroso, pero que se encontró con una floja respuesta del arquero.

La apertura del marcador le sentó perfecto al Globo, que empezó a encontrar espacios y en los siguientes minutos tuvo varias chances de aumentar el marcador, situación que no se dio por la falta de puntería de sus delanteros. Once entró en un mar de nervios y a pesar del buen ingreso de Dupuy no lograba lastimar.
Hasta que faltando quince minutos Torlaschi decidió que ingrese Ezequiel Heim, y eso pareció cambiar el ánimo en el Passanante. Tras la ovación de hinchas y jugadores, y en la primera que tocó, el defensor anticipó en el medio y filtró un pase a la medialuna, Maciel San Román controló, se metió en el área y definió con un exquisito toque por arriba de Serén.
El gol llenó de confianza al local, algo que le había faltado durante el desarrollo del juego. Se plantó en campo de Huracán y utilizó las bandas para que Sabatini y Leguizamón hagan su juego. El globo empezó a mirar el reloj y después del empate no tuvo situaciones concretas. En el último minuto, Serén salvó con el pie lo que hubiera sido el gol del campeonato, tras un disparo de Monges.

El empate terminó siendo justo. Cada uno tuvo sus momentos de superioridad pero al igual que en la primera final, sobre la cancha se vieron dos equipos parejos, que se conocen y se respetan. El fin de semana que viene ya no habrá margen de error y los dos deberán brindarse al máximo para ser el campeón del año.
LA VOZ DEL PUEBLO

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    %
    0 votos
  • No me gustó
    %
    0 votos
  • Me da lo mismo
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
54
%
La gallina
46
%
Cargando...
Seguinos en Facebook