Campeón de la vida y capo del para-karate
Sufrio un accidente en el 2017

Campeón de la vida y capo del para-karate

06/05/2019

Tiene 29 años y en 2017 quedó atrapado en una máquina rural cerca de Indio Rico. Le amputaron ambas piernas. Hoy se destaca en competencias a nivel nacional. Hace cuatro meses tuvo su primer hijo: Cyrano.

 
Hace dos años, el accidente del suarense Facundo Wagon, quien tenía entonces 27 años, causó conmoción en la comunidad y fue noticia por las condiciones en que se produjo.

   Quedó atrapado en una tolva -una maquinaria rural-, mientras trabajaba en un campo cercano a Indio Rico.

   Los bomberos tardaron 4 horas en rescatarlo y, por el incidente, debieron amputarle ambas piernas.

   El anteaño pasado, Facundo circulaba por la ciudad en su silla de ruedas cuando fue divisado por Juan Carlos Rotela, instructor de karate con más de 30 años de experiencia. Rotela le propuso animarse y empezar Para-karate. Y le cambió la vida.

  Entrenamiento al aire libre con su instructor de Para-Karate, Juan Carlos Rotela. 

   “Lo vi ágil en sus movimientos. Le tiré la idea y empezamos”, dijo.

   Al principio Facundo no estaba muy convencido, pero decidió probar.

   Pronto, las artes marciales lo conquistaron por completo y se dio cuenta de todo lo que podían aportarle. Tanto se entusiasmó que, hoy, hasta es capaz de entrenar al aire libre en los días lluviosos. 

   Este año, la perseverancia y la buena química entre alumno y profesor lo llevaron a participar en una competencia nacional (organizada por la Federación Argentina de Karate, en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo de Buenos Aires) y ¡regresó a Suárez con medalla de oro en su categoría!

Blas Rotela, Facundo Wagon y Juan Carlos Rotela (der.), con las medallas obtenidas en el Cenard.

   Esta experiencia le dio mucha confianza y le permitió demostrarse que, con responsabilidad y compromiso, podía llegar aún más lejos y hasta ser un ejemplo para que otras personas con dificultades similares también se animen.

   Hoy, con gran entusiasmo está trabajando para participar del torneo de Para Karate que se llevará a cabo en Mendoza los próximos 20 y 21 de julio.

   Los entrenamientos son a pulmón, al aire libre, cada martes y jueves por la mañana en la plaza Tambor de Tacuarí, ya que no disponen de instalaciones adecuadas para el uso de la silla de ruedas.

   En un intento de conseguir mejores condiciones para la práctica deportiva, Rotela dialogó semanas atrás con el secretario de Deportes local, pero aún no obtuvo respuestas. Una alternativa —evaluó el entrenador— podría ser el proyecto de Escuelas de Iniciación Deportiva (EIDE) implementado por la secretaría de Deportes de la Nación.

   A los entrenamientos también asiste Blas, de 13 años, hijo de Rotela, quien ya ganó varias medallas de oro en torneos del país y hasta en competencias panamericanas, por su destacada actuación en Para-Karate para personas con dificultades intelectuales leves.  Recientemente se sumó, además, una nena.

   "El Para-Karate me ayudó mucho, tanto física como mentalmente. Nunca creí que iba a llegar al Cenard y ganar un premio fue una alegría muy grande, pero más allá de eso, la experiencia me enseñó muchas cosas”, dijo Facundo Wagon.

 

   “Vi personas no videntes y con discapacidad intelectual, y sentí que todos éramos iguales, estábamos ahí para entretenernos y divertirnos. El deporte te hace sentir que todos somos iguales”, destacó.

   Facundo tiene un bebé de cuatro meses, Cyrano, con su compañera Vilma Vidal, con quien comparte la vida desde hace cuatro años.

   “Ellos me ayudan un montón; me empujan, me acompañan a todos lados”, dijo.

Cyrano Wagon, el motor que impulsa a Facundo a seguir adelante.

   “Agradezco a Juan Carlos Rotela, que nos trata como dioses. Nos tiene paciencia, nos enseña a respetar y a ser respetado. Eso te llena el alma”, dijo.

   Contar con un lugar adecuado para el desarrollo de la disciplina permitiría que más personas, con espíritu de superación, pudieran participar de esta experiencia inclusiva.

   “Lo recomiendo porque además de hacerte bien físicamente, te hace descargar, te concentrás en lo que tenés que hacer y la cabeza se relaja. Y no tiene nada de agresividad”, dijo.

"Pueden cumplir muchos sueños"

   “Facundo tiene un entusiasmo y una fuerza espiritual terribles. Me contó todo lo que le pasó y es de no creer”, dijo Juan Carlos Rotela.

   “Se animó a ir al Cenard y con la venta de kreppels —torta fritas alemanas— pudimos viajar. El trajo medalla de oro en su categoría y Blas, medalla de plata en su categoría”, contó.

   Rotela aseguró que las personas con discapacidad pueden hacer muchas cosas, apuntar a las competencias panamericanas y hasta ir al mundial.

   “Pueden cumplir sueños que, quizás, ignoraban por su situación, pero necesitan apoyo. La intención es ayudarlos para que puedan crecer y hacerles ver un camino. Hay que trabajar en eso”, dijo.

   El sensei tiene su propio gimnasio y lidera la Asociación de Karate en Coronel Suárez. Es el único instructor autorizado en Coronel Suárez y la zona (por la Federación Argentina de Karate) para realizar esta tarea por sus cursos y capacitaciones.

   Hasta hace poco tiempo entrenaba ad honorem a los asistentes a un Taller Protegido que está a 100 kilómetros de la localidad, pero debió dejar de hacerlo porque no tenía cubierto ni siquiera el valor del combustible.

   “El karate es todo en mi vida. Con el karate ayudás a formar a los chicos y a las personas, los motivás a llegar a las metas que se proponen. Y no solo enseñas, aprendés mucho”, dijo.

   La competencia: Los participantes realizan series específicas de movimientos, conocidas en karate como katas, y luego son evaluados, de forma individual, por cinco jueces que dan los puntajes.

   Federación: Dentro de los lineamientos esbozados por la Federación Argentina de Karate, la misión es trabajar por el crecimiento y desarrollo del Para-Karate en la República Argentina, en aras de una eficiente participación de un número cada vez mayor de personas con discapacidad; favoreciendo su inclusión social; cumpliendo con los lineamientos internacionales que regulan su práctica y normatividad nacional deportiva vigente, con el fin de lograr la formación integral de los karatecas con discapacidad.

   Quiénes participan: Es una disciplina en la que pueden participar personas con dificultad motriz, ceguera o disminución visual y discapacidad intelectual, en distintas categorías.

   Objetivos: la Federación Argentina de Karate busca hacer de la comisión de Para-Karate una herramienta de calidad, asumiendo con responsabilidad y convicción un reto que garantice con equidad, el mejor de los servicios para todos los deportistas involucrados, contando con el apoyo de la FAK y que favorezca el posicionamiento deportivo con la obtención de logros a nivel Regional, Nacional, Continental y Mundial.

   Valor: La búsqueda también pasa por poner en alza el valor del deporte adaptado como vía de inclusión social y mejora de la autonomía personal. Aunque es cierto que ha experimentado un auge considerable, sólo una minoría lo practica con continuidad, dándose la paradoja de que esos pocos deportistas forman la élite del deporte adaptado, un grupo muy reducido debido a la falta de posibilidades ofrecidas.

 LA NUEVA 
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    %
    0 votos
  • No me gustó
    %
    0 votos
  • Me da lo mismo
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
53
%
La gallina
47
%
Cargando...
Seguinos en Facebook