Consejos prácticos para cuidar la economía familiar
CRISIS ECONOMICA

Consejos prácticos para cuidar la economía familiar

03/09/2019
L

a actual crisis económica que atraviesa el país se ha reflejado en absolutamente todas los aspectos de nuestra vida cotidiana. El constante incremento de precios en servicios básicos como la luz, el gas y el agua o de los productos de la canasta básica alimentaria han impuesto un verdadero reto en las economías familiares de los argentinos. Afortunadamente, pese al escepticismo de algunas personas, existen algunas técnicas prácticas y sencillas que podemos implementar para mejorar nuestras finanzas. A continuación, presentamos a detalle algunos consejos que nos ayudarán a cuidar la economía familiar:

 

Reducir gastos 

 

Reducir gastos es una de las mejores medidas que podemos implementar para mejorar la economía del hogar. Para hacerlo, solo debemos estar atentos y evitar ciertos hábitos como dejar siempre las luces prendidas y aparatos eléctricos conectados. También podemos optimizar la temperatura del aire acondicionado durante el verano subiéndola dos grados o bajar la calefacción durante el invierno. Otra excelente idea es adquirir electrodomésticos que sean de bajo consumo. 

 

Comparar precios

 

Una excelente forma de cuidar la economía familiar de manera práctica y sencilla, es comparar precios. Si llevamos a cabo este consejo podremos observar grandes resultados al final de cada mes. Además, no es necesario ir de un establecimiento a otro chequeando los precios, ya que ahora tenemos la posibilidad de hacerlo con las nuevas aplicaciones móviles de envíos. Por ejemplo, con PedidosYa se pueden comparar precios de supermercados, restaurantes y  farmacias recibiendo los productos en la comodidad de nuestra casa. 

 

Establecer un presupuesto

 

Para poder mantener la estabilidad económica de nuestro hogar, es importante que establezcamos un presupuesto mensual. Para ello, es indispensable que tener claros los gastos fijos de la casa y los ingresos totales de todos los miembros de la familia. De esta manera, podremos demarcar nuestro límite y poner una meta de ahorro factible. Un buen consejo que podemos implementar para obtener mejores resultados, es llevar un control diario de los egresos y luego hacer un balance semanal. 

 

Evitar los impulsos

 

Un hábito fundamental que debemos dejar atrás para cuidar la economía familiar, son las compras por impulso. Sin lugar a dudas, el consumismo impulsivo es una de las prácticas más perjudiciales para las finanzas de una casa y uno de los peores enemigos del ahorro. Si no tenemos en cuenta esta mala costumbre, puede alterar gravemente nuestro presupuesto. Es importante evitar las justificaciones y comprar sólo aquello que sea necesario. 

 

Comprar online

 

Para finalizar, comprar online es uno de los recursos más prácticos y eficientes que tenemos a nuestro alcance para ahorrar. En Internet es posible encontrar increíbles promociones que van desde el 40% hasta el 75% de descuento en productos de todos los tipos. Sin embargo, es fundamental que verifiquemos la confiabilidad de las fuentes y que tengamos presente el costo real del producto para saber si estamos frente a una oferta real -o no-. También es importante tener en cuenta el punto anterior y no salirnos del presupuesto comprando artículos innecesarios.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    %
    0 votos
  • No me gustó
    %
    0 votos
  • Me da lo mismo
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
53
%
La gallina
47
%
Cargando...
Seguinos en Facebook