Crimen de “Tuta” Pontaut: hoy se pronuncian los alegatos
JUDICIALES

Crimen de “Tuta” Pontaut: hoy se pronuncian los alegatos

18/09/2019
T

ras los dos primeros días del juicio por María Carmen Pontaut, hoy declararán nuevos testigos pero además se pronunciarán los alegatos, donde el fiscal pedirá las penas para los imputados, Andrés Pontaut y Marcela Alejandra Suárez

 

 

Diario EL ORDEN, FM CIUDAD PRINGLES Y RADIO URBANA presentes en el juicio de un caso resonante en nuestra ciudad, el crimen de María Carmen Pontaut, “Tuta”.

 Comenzaron a juzgar a una pareja acusada de asesinar -el 6 de marzo de 2018- a María Carmen Pontaut, quien se movilizaba en silla de ruedas. “Tuta” fue hallada muerta en su casa, con una puñalada a en el corazón y un corte en el cuello. Por el crimen fueron detenidos el sobrino de la mujer, Andrés Pontaut y su pareja, Marcela Alejandra Suárez.

 Ambos se encuentran detenidos en la Unidad Penal de Villa Floresta y están imputados del delito de homicidio calificado por alevosía, ensañamiento, codicia y criminis causa.

 

 

El debate está cargo del Tribunal en lo Criminal Nº 3, integrado por los jueces Eduardo d´Empaire, Daniela Fabiana Castaño y Eugenio Casas.

El Dr. Jorge Viego es el fiscal, lo acompaña en el juicio el ayudante fiscal pringlense Dr. Javier Vázquez. En tanto, el Dr. Pablo Soteri es el abogado de Andrés Pontaut, y el Dr. Carlos Carnevale es el defensor oficial de Marcela Alejandra Suárez.

 La primera jornada se desarrolló el lunes con declaraciones de testigos, efectivos de la DDI con sede en Coronel Suárez que estuvieron a cargo de la investigación, y efectivos de Policía de Pringles que relataron procedimientos en la casa de “Tuta” Pontaut y allanamientos en el domicilio de los imputados.

 

También declaró el lunes el hijo de la pareja (Manuel), con ciertos recaudos por la prohibición de declarar en contra de los padres; y Ariel Espié, un amigo de Marcela Suarez que aporto datos para la causa durante la investigación y ahora en el juicio.

 El mismo señaló que había mantenido una charla con la imputada, donde ella le contó la mecánica del homicidio, aportando también su teléfono con mensajes de texto.

 Ayer se realizó la segunda jornada del juicio con las declaraciones de seis nuevos testigos. En primer lugar se presentó un efectivo de Policía Científica, recordando a criterio de los jueces y a preguntas también de Fiscalía y de Defensa, cómo fueron los primeros minutos cuando se llega al domicilio de María del Carmen Pontaut.

 El lugar desordenado, con manchas hemáticas, con sangre por todos lados, con una mujer ya muerta, con el cadáver, con su cabeza inclinada hacia atrás, sentada en su silla de ruedas, presentaba un corte lateral profundo en su cuello, lo que evidentemente le había provocado la muerte inmediata, después de lo que salvajemente le hicieron con su humanidad

El testigo, habló también de una caja fuerte abierta por un cerrajero, por orden judicial, y todo el peritaje que se realizó, donde se encontraron aproximadamente $98.000, y joyas.

Dijo que en el resto del lugar había un evidente desorden, que las aberturas de la casa estaban completamente cerradas. Destacó una puerta balcón que da a un sector casero de la vivienda y también al registro de huellas de una persona que habría ingresado al lugar por un paredón lateral y que esas huellas denotaban ida y vuelta, fue el relato del efectivo policial de la Científica que trabajó en el peritaje en la casa de María del Carmen Pontaut.

 

También se acercó a declarar el efectivo policial de Coronel Pringles, Guillermo Erro, quien también días después del crimen, recuerda haber ingresado a la vivienda y en el peritaje del lugar encuentra, un maletín con varias pertenencias de Pontaut, entre ellos un sobre donde aparentemente allí había un Testamento.

 Por otra parte, se presentó una persona que recuerda haber trabajado con la familia de Andrés Pontaut y Marcela Suárez, cuidando a sus hijos, que eran evidentes los momentos de violencia de Andrés Pontaut hacia Marcela Suárez.

 Se escuchó luego el testimonio de la psicóloga Marta Álvarez, contando que el personal de la comisaria lleva Pontaut al Hospital para realizarle una entrevista psicológica. Que en esa entrevista Pontaut no demuestra ningún tipo de agresividad, pero sí demuestra un grado de angustia por sus hijos, por lo que había pasado.

 Por otro lado, un empleado rural de la familia Pontaut que manifestaba el buen trato que había entre Andrés Pontaut y su tía, cuando la llevaba en su propia camioneta al establecimiento rural.

 Pasó también como testigo una empleada de una pañalera, que a su vez es empleada del Centro de Día, donde se cuida y se contiene a la sobrina nieta de María del Carmen Pontaut.

Recuerda que Marcela Suárez había comprado una caja de guantes descartables, de talle grande, en los días previos al crimen de “Tuta”.

 Todo esto despierta unas cuantas inquietudes y preguntas, en una defensa doble, la defensa de Andrés Pontaut con el abogado Dr. Pablo Soteri, y la defensa de Marcela Suárez con su defensor oficial, el Dr. Carlos Carnevale manejando distintas teorías y por otro lado la Fiscalía que intentara probar hoy miércoles, día de alegatos, la autoría del crimen de María del Carmen Pontaut por partes iguales.

Tanto Andrés Pontaut, sobrino de la víctima, como Marcela Suárez, su ex pareja, que en algún momento en la jornada de ayer, se mostró totalmente consternada por el relato, justamente cuando se hablaba de la violencia de género presuntamente ejercida por Andrés Pontaut hacia su persona.

 Muchas cosas quedan en el aire, pero para eso Defensa y Fiscalía trabajarán en el día de hoy miércoles. Es la última oportunidad, será día de alegatos donde cada una de las partes defenderá su postura. Días después conoceremos el fallo del Tribunal

 

 

LOS TESTIMONIOS EN EL SEGUNDO DÍA DEL JUICIO

 

ALEJANDRO SENSEI

 El efectivo de Policía Científica explicó cómo encontró a la víctima en el lugar del hecho: “Constatamos que las puertas estaban cerradas, sin signos de roturas. Ingresamos y en el living comedor estaba el cadáver postrado en la silla de ruedas”.

 Señaló que el lugar estaba con elementos desordenados, y que la víctima tenía la cabeza echada hacia atrás, con un corte en su parte lateral izquierda del cuello, y con anteojos colocados.

 “Concluimos que fue atacada en ese lugar” detalló. “Detrás, en la pared, había picaduras hemáticas (manchas de sangre) que coincidían con la altura del corte. También había un charco (de sangre) debajo de la silla”.

 

 

 Respecto a los anteojos y ante la consulta del fiscal, indicó que los mismos, si hubiese habido un forcejeo, se hubiesen caído.

 “En una caja fuerte empotrada, la cual se abrió mediante un cerrajero, había 98 mil pesos y alhajas. La cámara de seguridad estaba desactivada” agregó.

 Destacó que –según lo que a él le comentaron- un familiar ingresó por detrás de la vivienda, escalando un muro y bajando por la escalera de la terraza.

 A su vez, participó del allanamiento en el domicilio de los imputados, brindando mas detalles:

“Detrás de la vivienda había cenizas, se había quemado un par de zapatillas de lona. En el interior de la vivienda, personal de DDI extrajo en un hueco del cielorraso un revolver calibre 38, un cuchillo, agenda, llaves, envoltorios con contenido de color blanco y dinero en efectivo”.

 “Requisé un vehículo Megane y obtuve un cuchillo facón y manchas que no pude determinar si eran hemáticas” continuó. “En la bandeja de la puerta delantera derecha, había trozos de papel con manchas presuntamente hemáticas”.

 

GUILLERMO ERRO

 “Participé de diligencias en casa de la ciudadana fallecida, se buscaba un posible testamento que habría dejado la víctima, y lo encontré yo” dijo.

 “Se buscó dentro de la caja fuerte y otros ambientes. En un mueble de la cocina comedor, en un lugar accesible, encontré un portafolio negro con dinero en efectivo, y un sobre con la firma estampada de la fallecida, que debería ser abierto en caso de fallecimiento. Se abrió con presencia de testigo, no recuerdo qué decía pero era escrito de puño y letra”.

 El Dr. Soteri le solicitó que describa el lugar donde encontró ese sobre y lo que contenía, explicando Erro que había “dinero, plazos fijos, y el sobre en uno de los folios. Eran 1200 dólares y unos 700 pesos”. No recordó haber encontrado cheques.

 

CRISTINA MABEL PASTOR

 Empleada de una pañalera y del Centro de Día Hermandad, donde se cuida y se contiene a la sobrina nieta de María del Carmen Pontaut. En este Centro de Día, con cuidados especiales y con el amor que se brinda a esta joven, se enteraron en aquel momento de lo que había sucedido.

 

 “Retomé el trabajo en el Centro de Día luego de las vacaciones, y mi directora me comenta lo que había sucedido. Como comentario, le dije que días antes había ido a comprar guantes de látex, Marcela Suárez”.

 Señaló que los guantes eran de tamaño grande, y ante la consulta del Dr. Carnevale, dijo que la venta quedó anotada en un registro diario, sin haberse hecho un ticket.

 Soteri intervino para que especifique la testigo que Marcela Suárez se encontraba sola al momento de hacer esa compra.

 

AXEL VENTURA

 El empleado rural de la familia Pontaut en el establecimiento La Florida, manifestó el buen trato que había entre Andrés Pontaut y su tía, cuando la llevaba en su propia camioneta al campo.

 Pero dijo que otro familiar de Pontaut, le avisó que se vaya consiguiendo otro trabajo, porque el campo iba a ser vendido. Esto sucedió días antes del crimen.

 “Manuel me dijo que estaban por vender el campo y que me tenía que ir. Me lo dijo en diciembre (cuatro meses antes del crimen)”.

 Carnevale le preguntó por su defendida, a lo que el testigo respondió que solo vio una vez en el campo a Suárez; y Soteri indagó acerca de si su defendido había hablado alguna vez sobre esa venta del campo, a lo que el testigo respondió que no.

 

MARTA ÁLVAREZ

 La psicóloga contó que el personal de la comisaría llevó a Andrés Pontaut al Hospital para realizarle una entrevista psicológica, en la cual el mismo no demostró agresividad, pero sí angustia por sus hijos, por lo que había pasado.

Ese fue el informe que resumió Marta Álvarez a la hora de hacer esta entrevista psicológica.

 “Estaba tranquilo (Andrés Pontaut), colaborativo, y orientado en tiempo y espacio. Sin signos de agresividad ni amnésico, no tenía signos de psicosis” declaró la testigo.

 

NANCY SÁEZ

 

Amiga de los imputados, trabajó en la casa de la pareja y dijo que Marcela Suarez le contó en varias oportunidades que Andrés Pontaut la golpeaba.

 “Los conozco (a los imputados) hace 21 años, cuidé a sus hijos. Era un matrimonio que no se llevaba bien, muchas veces Marcela era golpeada y amenazada. Una vez Pontaut le pegó con una silla y le lastimó las costillas”.

 “Más de una vez fue golpeada y su pareja no le permitía ir a una iglesia evangélica. Me enteré hace cinco años que él estaba con la droga, ella se quiso separar pero él le dijo que no, que si lo hacía no iba a poder ver a sus hijos y le iba a quitar todo lo que tenía” relató, mientras Marcela Suárez no pudo contener las lagrimas.

 Soteri preguntó a la testigo si ella había observado esas situaciones de violencia, pero la testigo dijo que no, que solo se las había contado la imputada.

 Carnevale le preguntó si hacía visitas a la pareja, y la testigo señaló que “tenía que ir a verla a escondidas (a Suárez) porque Pontaut no quería que la vea. Pensaba que yo le iba a presentar a alguien, pero yo solo la llevé a la iglesia”.

 

DR. PABLO SOTERI - DEFENSOR DE ANDRES PONTAUT

 

 

“En la jornada de ayer –por el lunes- declararon efectivos de DDI con sede en Suarez a cargo de la investigación, efectivos de Pringles que relataron procedimientos en la casa de Pontaut y allanamientos. También el hijo de la pareja, con ciertos recaudos por la prohibición de declarar en contra de los padres”.

 “Declaró Ariel Espié, amigo de Marcela Suarez, que aportó datos para la causa durante la investigación y el juicio. Había mantenido charla con la imputada donde ella le había contado la mecánica del homicidio, y aportó un teléfono con mensajes de texto. Ella cuenta íntimamente a una persona de confianza cómo había sido (el homicidio), y surgiría de ello que es la autora”.

 La postura del defensor de Andrés Pontaut es que su defendido no es autor material del homicidio. “Lo seguimos manteniendo, se aporto prueba en ese sentido, pero lo determinará el Tribunal” mencionó.

 Soteri dijo que “todavía no esta determinado si hubo un interés económico o un conflicto personal. Dependerá de las pruebas de fiscalía. Después del hecho se hace un procedimiento en la casa donde se encuentra un testamento, pero es posterior al hecho. Hay que determinar si hubo motivación para cometer el homicidio”.

 “Uno de los testigos manifestó que mi defendido estaba bajo efectos de estupefacientes, cocaína, eso fue ratificado también por otro de los testigos. En ese momento había consumido drogas, pero eso no quiere decir que haya sido el autor. Para esta defensa (Andrés Pontaut) no fue el autor del homicidio y vamos a intentar probarlo”.

 

ROGELIO GÓMEZ – EL ORDEN

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    50%
    2 votos
  • No me gustó
    25%
    1 voto
  • Me da lo mismo
    25%
    1 voto
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
52
%
La gallina
48
%
Cargando...
Seguinos en Facebook