Condenan a dos pringlenses a seis años de prisión  por tráfico de drogas
FALLO DEL TRIBUNAL ORAL FEDERAL

Condenan a dos pringlenses a seis años de prisión por tráfico de drogas

03/07/2018
G

onzalo Hernández y Lucas Mauro Vallejo junto a otro cuatro integrantes de la organización recibieron 6 años de prisión. Conexiones con Pigüé y Coronel Pringles.

 

Roxana Verónica Contreras Garrido, de 46 años; su hijo, Julián Moreno (30); Luciano Darío Suárez (32); Guillermo Andrés Valenzuela (33); Gonzalo Hernández (26) y Lucas Mauro Vallejo (30) fueron condenados a cumplir 6 años de prisión.

   Todos están acusados de tenencia de drogas con fines de comercialización, agravado por la intervención de 3 o más personas.

   El fallo fue dictado por el juez Oscar Edmundo Albrieu, del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Bahía Blanca.

   Tiene que ver con una banda desarticulada hace 2 años que, según los investigadores, traía unos 20 kilos de marihuana semanales a Bahía Blanca, para su venta.

   El grupo, según se estableció en la investigación y se acreditó en el juicio, tenía conexiones con Pigüé y Coronel Pringles.

   La investigación se inició a partir de una denuncia telefónica a la Policía Federal, el 6 de julio de 2013, dando cuenta que Valenzuela, apodado “El Chileno”, se dedicaba a vender “paco” en el barrio Puertas del Sur y que hacía delivery con un remís.

   Esa llamada, después de varias tareas de investigación encubierta y otras medidas de prueba, derivó en una serie de allanamientos que tuvieron lugar el 18 de marzo de 2016, tanto en Bahía como en la región.

   En la causa también intervino personal de Prefectura Naval y de la policía bonaerense, que habían recibido denuncias paralelas sobre la misma organización.

Los allanamientos

   De esa manera se pudieron secuestrar 7 kilos de marihuana, más de 100 mil pesos en efectivo, armas de fuego y celulares. Y se aprehendió a dos de los acusados.

   Uno de los procedimientos tuvo lugar en la casa de Contreras, supuesta cabecilla, en Río Atuel 3498, donde se encontraron los panes de droga, dinero, armas, una balanza, computadoras y una caja fuerte.

 “Se trataba de una banda que abastecía a otros vendedores más pequeños. En las escuchas telefónicas se aprecia que también trabajaban con cocaína”, había dicho en aquel entonces una fuente de la investigación.

   En Brasil 1007 fue aprehendido Moreno (foto), el hijo de Contreras. Allí encontraron 4 bochas de marihuana y una balanza. Luego cayó el resto.

Cómo era la cadena

   En el juicio se estableció que el domicilio de Contreras y su pareja Valenzuela, si bien funcionaba como un “quiosco” de drogas, también era eje de la organización.

   De ahí saldría la marihuana para el domicilio de su hijo (otro “quiosco”) y también hacia proveedores y almacenadores, como Vallejo y Hernández, ambos oriundos de Pringles.

   De las escuchas, a su vez, surgió que Suárez era una especie de “mayorista” de Contreras en Pigüé.

   Todos hoy cumplen la pena en prisiones de Santa Rosa y Viedma, salvo Moreno, quien se encuentra bajo arresto domiciliario en Bahia Blanca.

 

LA NUEVA 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    67%
    8 votos
  • No me gustó
    8%
    1 voto
  • Me da lo mismo
    25%
    3 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
54
%
La gallina
46
%
Cargando...
Seguinos en Facebook