17 de Agosto: Aniversario del  fallecimiento del General  San Martín
EDITORIAL

17 de Agosto: Aniversario del fallecimiento del General San Martín

17/08/2018
P

romediaba un agosto fuerte, de calores húmedos. Sólo refrescaba en la alta noche cuando la brisa del mar traía los olores salinos del puerto en Boulogne Sur Mer, Francia. La brisa entraba como una amiga y él la respiraba profundamente. Ya no dormía.

 

Permanecía sentado contra las almohadas en la penumbra. Pensando. Recordando. Estaba a solas con su larga muerte. A veces se preguntaba desde cuándo empezó a morir.

¿Desde el fin de aquella tarde en Guayaquil? ¿Desde 1829, cuando decidió no desembarcar e irse para siempre de esa patria que empezaba a preferir la anarquía a la grandeza?
¿Será la Argentina para siempre una frustración, el eterno retorno del caos de la incapacidad?

Sabe que han llamado al doctor Jackson y hace un esfuerzo para llenar la caja de rapé, que le agrada al médico. Entonces siente el zarpazo que sabe final. El tigre que lo acecha desde las fiebres de Huaura esta vez lo venció. Se derrumba en el lecho.
Trató de calmar a Mercedes murmurando algo como "la tempestad que lleva al puerto". Se adormece

Pero nada agregan a su largo silencio ante la muerte. Nada puede rozar su misterio. Tiene la majestad de ese Aconcagua que le parece ver nítidamente recortado sobre el azul helado del espacio. La cruel América, con su politiquería, había destrozado a su héroe.
Eran las 15 horas, del 17 de agosto de 1850.

Su figura representa para nuestra patria, aparte de otros valores, la enorme valentía militar y política, el profundo compromiso patriótico, el amor por la libertad, la dignidad y la independencia de américa.

Le tocó defender sus ideales en tiempos muy difíciles. Una de sus mayores preocupaciones era comprender que nuestros problemas internos, nuestra guerra civil seguramente llevaría a la derrota la lucha iniciada en aquel glorioso mayo de 1810.

Como ejemplo reproducimos aquí parte de una carta que en marzo de 1819 envió al entonces caudillo de Santa Fé, Estanislao López:
"Paisano y muy señor mío: el que escribe a usted no tiene más interés que la felicidad de la Patria. Unámonos paisano mío, para batir a los maturrangos que nos amenazan; divididos seremos esclavos, unidos estoy seguro que los batiremos. Hagamos un esfuerzo de patriotismo, depongamos resentimientos particulares y concluyamos nuestra obra con honor. La sangre americana que se vierte es muy preciosa, y debería emplearse contra los enemigos que quieren subyugarnos. Unámonos, repito, paisano mío. El verdadero patriotismo en mi opinión consiste en hacer sacrificios; hagámoslo, y la Patria sin duda alguna será libre, de lo contrario seremos amarrados al carro de la esclavitud". "Mi sable jamás saldrá de la vaina por opiniones políticas".

El Gral. San Martín tenía una especial preocupación por la independencia de la justicia, cuya aplicación tergiversada o mal administrada constituía el mayor daño a la República y a sus ciudadanos, a los que dejaba indefensos ante los abusos de los otros dos poderes.
En nuestra nación se lo reconoce como el "padre de la Patria" y el "Libertador" y se lo valora como el principal héroe y prócer del panteón nacional.
Su invaluable personalidad fue decisiva para las independencias de la Argentina, Chile y Perú.

Hoy honramos con profundo orgullo argentino su memoria.
EL ORDEN

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    100%
    1 voto
  • No me gustó
    0%
    0 votos
  • Me da lo mismo
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
52
%
La gallina
48
%
Cargando...
Seguinos en Facebook