El artista callejero, símbolo de libertad e igualdad
Brunitus

El artista callejero, símbolo de libertad e igualdad

11/09/2018
B

runo Gagliardini es artista callejero desde hace 20 años. El domingo pasó por Pringles y con sus diábolos realizó un buen show que cautivó a grandes y chicos.

 

En la edición de ayer lunes señalábamos que Brunitus, con su espectáculo "Gushi" brindó un buen show como cierre de La Feria de la Producción en el Club Independiente. Luego de su presentación, El Orden converso con Bruno Gagliardini quien se presentó como artista callejero. A nuestra consulta de que es para él ser artista callejero, respondió: "Para mí es libertad e igualdad. Cuando trabajo en la calle el que tiene dinero y el que no tiene dinero puede ver mi espectáculo" donde "lo más lindo es que todos lo pueden ver al mismo nivel. En un espectáculo callejero no hay una primera fila para el que paga. Es para todos".
Bruno nos contó que "me dedico a esto hace 20 años, y lo hago viajando por el mundo, siempre trabajando en la calle o en fiestas populares". Este artista callejero nació en el Barrio de La Boca de la city porteña donde el Grupo de Teatro Catalinas Sur fue su escuela, un grupo de teatro comunitario, hecho por vecinos para vecinos.
Luego de varias presentaciones por América, en el año 2000 realiza su primera gira por el continente Europeo con su primer espectáculo unipersonal "El Diábolo y el Hombre". En el 2007 estrena su segundo espectáculo unipersonal "Giróstatus" y en el 2015 llega su tercera producción unipersonal "Gùshì (Historias con Diábolos)", una fábula circense con la que celebra sus primeros 20 años de experiencia como artista callejero.
Durante estas dos décadas, Brunitus ha experimentado trabajos en grupos y en solitario, eligiendo como fiel compañero a los diábolos, un juguete de malabaristas, cirqueros y payasos compuesto por dos semiesferas huecas, normalmente de caucho, unidas por su parte convexa por medio de un eje metálico y que es manipulado con una cuerda atada a dos palillos, uno en cada mano. Es un juego malabar inventado en China hace más de 4.000 años.
Antes de despedirse del público de la Feria de la Producción, Bunitus invitó a la gente a compartir, como comunidad, las actividades que se realicen en el barrio o en la ciudad. A nuestra consulta sobre este punto, expresó que "creo que la modernidad cada vez nos va llevando a encerrarnos, a estar en las casas y a ser muy individuales y egoístas. Pero ante toda dificultad lo que uno tiene cerca es el vecino y las cosas que se hacen en el barrio tienen algo de corazón que son para compartirlas, son para que todos los vecinos estemos juntos. El compartir la generosidad es una de las virtudes de la humanidad", destacó Bruno, palabras que nos llevan a reflexionar, de alguna manera, la comunidad que queremos, sobre todo en el contexto en el que estamos viviendo actualmente.
Para este artista callejero "nos hace falta compartir un poco más lo que tenemos"; incluso "la tristeza también es válida compartirla; y si estamos tristes es bueno compartirla como también si estamos alegres porque eso nos ayuda a abrirnos al otro", finalizó.

Galería de noticia
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    100%
    1 voto
  • No me gustó
    0%
    0 votos
  • Me da lo mismo
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
54
%
La gallina
46
%
Cargando...
Seguinos en Facebook