Para ganar una batalla hay que conocer al enemigo
EDITORIAL

Para ganar una batalla hay que conocer al enemigo

08/08/2020
D

icen que para ganar una batalla, hay que conocer al enemigo. Pero cuando nos damos cuenta de lo increíblemente astuto que es el enemigo, nos da una lección de humildad… y esto es lo que diríamos sobre este virus con corona, que tiene a mal traer a todo nuestro planeta.

 


Un enemigo que viene ocupando desde hace mas de ocho meses los principales titulares de todos los medios de comunicación nacionales, provinciales, internacionales, locales…. Todos hablan de este Sars Cov-2, que nos trajo el Covid 19.

Su presencia, no esperada y para nada conocida, tuvo y aún tiene a mal traer, a todo el mundo de la ciencia, a gobernantes, a profesionales de la salud, científicos, que están haciendo todo lo posible y lo imposible, para exterminarlo, hasta que salga la vacuna, que laboratorios de distintos países, están elaborando.

Mientras tanto, las autoridades gubernamentales y no gubernamentales vienen aconsejando a la población con mensajes, claros y precisos, sobre cómo cuidarnos durante esta epidemia.
Mensajes que a algunos nos cae bien, y otros los acatan y aceptan por temor al contagio.

Lo cierto que este enemigo, minúsculo, silencioso e invisible, nos está poniendo a prueba. Sabemos que los humanos, por naturaleza, somos solidarios, cooperativos, pero también hay humanos que no lo son tanto, y presentan comportamientos contraproducentes en esta crisis que nos toca vivir, que no juzgamos, porque creemos que todo depende de la escala de valores con que se ha educado cada uno.

Están quienes saltan el confinamiento para reunirse con amigos, beber, bailar, hacer deporte. Quien se dice "no contraeré el virus, vigilo, me cuido, por eso salgo", y prefiere no pensar que se puede contagiar, para que no altere su vida…. Y tantos otros ejemplos. Hay miles de ellos.

Sin embargo, cuando hay un contratiempo, como ahora, que pasamos de Fase 5 ,a Fase 4, en virtud, que de solo 2 casos, pasamos a ocho o nueve en un día…. La cosa cambia. Se mira el tema de otra manera.

Los mismos profesionales médicos, lo han dicho hasta el hartazgo: "Cualquiera puede contraer el virus", y para evitarlo para que no colapse nuestro sistema de Salud, es que permanentemente, tienen informados a la comunidad, con distintos mensajes. Simples, como no tomar mate en grupo, mantener la distancia de dos metros con las personas que estemos, el lavado de manos, el uso del barbijo o tapabocas, del alcohol…. Medidas simples, que evitan el contagio, y que muchos no han acatado.

Como señaláramos en otras oportunidades, pareciera que hay gente que hay que explicarle las cosas, punto por punto y varias veces… para esos estamos.
Y vamos de nuevo. Una persona puede comenzar a contagiar a otros, antes de que los síntomas aparezcan, quizás un día antes y después sigue propagando durante al menos siete días.

Es aquí donde está el verdadero peligro del SARS-CoV-2 y es por esto que las autoridades municipales, y de Salud están poniendo tanto énfasis en el distanciamiento social y uso del barbijo.
El virus solo puede sobrevivir si encuentra un nuevo huésped para infectar. Cuando una persona permanece en su casa durante 14 días- como nos están pidiendo nuestras autoridades - se elimina las posibilidades de pasar el virus a alguien más.
Así de simple y como señaló ayer, el Secretario de Salud, Dr. Esteban Berruet, y el mismo Intendente Lisandro Matzkin, en su mensaje a la comunidad, "distanciamiento social, y barbijo".
Por ahora, esto es lo único que podemos hacer, mientras se encuentre una vacuna o un medicamento efectivo, pero sabemos que la marcha de la Ciencia no es tan rápida como desearíamos y todo esto toma su tiempo.
Mientras llega, escuchemos los consejos de nuestras autoridades y acatemos los protocolos existentes, que son los mismos a nivel local, provincial, nacional y mundial.
Seamos solidarios, como esas personas, que dieron la cara y salieron al frente para decir públicamente que habían sido infectadas por el virus, acción más que loable, que habla de responsabilidad; no seamos individualistas, haciendo lo que no está permitido y no respetando los protocolos.
Cambiemos esos comportamientos, que hoy por hoy, son contraproducentes en esta crisis, y que el Covid-19 nos pone a prueba, minuto a minuto.
Todo va a salir bien, con la ayuda de Dios que todo lo puede… pero, cuidado, a Dios a veces hay que ayudarlo.

Hoy, se prioriza la salud de la comunidad, de uno mismo, de nuestras familias, de nuestros amigos, ante cualquier otro interés, ¡Vamos Pringles, que podemos! Ayudemos a ayudar.,
EL ORDEN

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    75%
    6 votos
  • No me gustó
    25%
    2 votos
  • Me da lo mismo
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
52
%
La gallina
48
%
Cargando...
Seguinos en Facebook