SERGIO FAIELLA, 37 AÑOS DE TRAYECTORIA

"El Automovilismo es una de las cosas que más amé en mi vida"

09/10/2020
L

a velocidad, adrenalina, competencia, las carreras ganadas, las perdidas, fueron parte de la vida deportiva de Sergio Faiella, un referente del automovilismo pringlense que recordó pequeños pasajes de su extensa trayectoria.

 


"Fueron tantos momentos lindos vividos en el automovilismo durante estos 37 años, que no sabría cual elegir" Mencionó Sergio, a quien contactamos para el segmento "Tarde de gloria", pero claro, a medida que la charla fue fluyendo, se volvió imposible elegir un momento puntual, por lo cual repasamos su brillante carrera deportiva.

"El debut en TC del 40 creo que marcó algo profundo en mí, ya que ponía toda la carne al asador después de varios años probando al lado del viejo, en ese mismo auto que debuté y que entrené desde los 14 años, así que cuando arranqué a los 18 años era un paso importante que debía dar. En esa época era muy pero muy raro ver un pibe de 18 años, que no son los 18 de ahora, la gente me miraba (risas) pero al contrario de apechugarme, me agrandaba, ya que ya estaba entrenado, el auto no acompañaba, pero si sabía andar en la pista y a fondo (risas)". Arrancó contando, sus primeras experiencias al volante.

 

 

Con un F2 conoció la velocidad real y fue cumplir un sueño: "Pasaron muchos años de carreras en distintas categorías, hasta que me ofrecieron probar un F2 en Pigüé, muchos años antes había tenido el sueño de correr en autos de formula y hasta hice un curso de pilotos en el autódromo de Buenos Aires de Jorge Omar Del Rio, pero no pude, ya que con papá vimos un accidente de un Formula Renault frente a nosotros en el curvón de Bahía Blanca y el viejo se asustó y me sacó tarjeta roja con ese proyecto del monoposto. Yo era un convencido de que llegaría a la F1 (risas) que loco, pero bueno, ese sueño lo tienen todos, así que la vida un día me encontró arriba de mi sueño, un F2, un Brabham que había sido de Guillermo Kissling del equipo oficial Ford, pero en este caso con motor Renault 18 de 180 caballos, caja Sáenz de 5º un, soplete, la verdad que fue una experiencia increíble, como la había soñado durante tanto tiempo y encima llegué bien a los tiempos lógicos de la categoría y como me vieron tan bien me lo ofrecieron para correr, pero como siempre, no podía conseguir el dinero para hacerlo. Estuve con esa sensación de aceleración durante mucho tiempo, un verdadero auto de carreras pensado y construido para correr, lo que frenaba y doblaba, ¡mamá!, hermoso, nunca me lo olvidaré".

 

 

El automovilismo es un deporte en el que realmente no alcanza con solo ser bueno al volante, lo económico tiene mucho que ver: "Luego vinieron otras categorías, como el TN C2, que fue una gran experiencia y sin entenderlo bien al auto en puesta a punto y no conocer los circuitos, con un motor que no estaba al nivel de las circunstancias, pero igual andaba dentro de los 10, que era muy bueno. El TN en esa época era casi un TC2000, pero como siempre, quedé patinando en el charco, sin plata, pero fue una gran experiencia que me permitió Oscar Gelso, mi socio en esa patriada a nivel nacional".

Las carreras de camiones marcaron un tramo importante en la carrera deportiva de Sergio: "Con los Truckers me fue muy bien, pude ganar series y carreras que fueron memorables, como la que gané en Buenos Aires desde el fondo, esa carrera la pasan tiro a tiro por el Garege TV, en Historia de Campeones, como algo que quedó justamente en la historia. Eso fue muy bueno, después de 27 años siguen recordándola y no debe de haber un día que no me pregunten por las carreras de camiones. Lamentablemente no pude salir campeón Argentino por el sistema de puntajes que te obligaba a ir a todas las carreras, seguro la historia hubiese sido diferente, no obstante, en el año 1995 pasaría a ser piloto oficial de Mercedes Benz a través del concesionario que me auspiciaba, pero esa idea por circunstancias del país quedó trunca como también la de viajar a Europa a participar en este tipo de carreras. De todas formas, marcó algo, se puede decir que fue lo más importante de mi carrera deportiva por la trascendencia que tuvo y porque sin jactarme de nada, era el referente al cual todos querían ganarle (risas), y eso es muy bueno".

 

 

El talento de Faiella al volante, una vez más se veía frustrado por agentes externos, como lo económico o la vida misma: "Al tiempo vino lo del TC, estuve cerca del auto de Minervino, probé el del "Pichi" Iglesias, anduve en tratativas con el auto de Oscar Aventin y el de "Tito" del Conte y alguno más, pero me metí en una cueva de lobos y me fue muy mal, una gran desilusión, pude retomarlo algunos años después para el TC pista y ahí ya no estaba para ser competitivo, tener una carrera dentro del automovilismo, la idea era sacarme el gusto y ver si podía dominar un TC con 350 caballos y la verdad que no tuve ninguna dificultad. Después de eso tuve la satisfacción de que varios me llamaron para que les maneje sus autos, pero ya estaba casado, con hijos, había que trabajar y no podía hacerlo, tenía que juntar un presupuesto, el tiempo y el dinero-trabajo-familia no me lo permitían, así que ahí abandone el barco".

En 2009, Pringles armó una importante movida de Kartings: "Llegó el karting y se me transformó la vida. Esa etapa la compartí de lleno con mis hijos, uno casi preparador y el otro campeón, mejor imposible, fue algo muy grande, el tiempo y dedicación que me llevó esa etapa, pero la hice con mucha pasión y amor.
Pasaron años y decidí correr yo mismo en karting, llegué a pelear la punta en algunas carreras del RF 125cc, pero el peso siempre jugó en contra, de todas formas, fue creo junto al F2 la experiencia de andar al límite de los límites y amor al karting para toda la vida".

En su última etapa como piloto, lejos de mermar el rendimiento, tocó techo: "Volví con un auto de Rally zonal y de ahí al campeonato Argentino, en el 2016 corrí 17 carreras con 5 autos distintos, creo que fue un record, campeón Argentino de Rally, del Campeonato Federal, sub campeón Argentino de Rally Cross CarX y gané carreras en el Bonaerense, tuve un récord tras ganar 3 carreras consecutivas en 3 semanas seguidas en 3 categorías distintas y con 2 autos diferentes, a fin de año me dieron el premio San Pablo de automovilismo y el de deportista del año, satisfacción 100%, y me invitaron a probar un Corsa de TN C2, ¿qué más se puede pedir no?".

Para finalizar, mencionó: "En el 2019, y luego de 3 años, recuperado de una operación de la columna volví para despedirme del automovilismo y gané de punta a punta, creo que redondee lo que más ame en mi vida, el automovilismo, la adrenalina, la competencia, el entorno, la previa, ganar o perder, levantarse de entre los escombros de la cabeza y el bolsillo, pura satisfacción, lo volvería a hacer".

 

Galería de noticia
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    %
    0 votos
  • No me gustó
    %
    0 votos
  • Me da lo mismo
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
53
%
La gallina
47
%
Cargando...
Seguinos en Facebook