EL GRAN DT VICTOR BLANC

"Me gustan los equipos que se arman de atrás para adelante"

18/11/2020
P

ese a su corta carrera como DT, son varios los logros de Víctor Blanc, campeón con la Reserva de Alumni, campeón Nacional de la Copa Senior con Huracán de Tres Arroyos y participación en el cuerpo técnico de la selección nacional.

 

 

Primero fue un entusiasta del futbol, que encontró su pasión en el armado de equipos, luego estudió y su título de entrenador le abrió muchas puertas. Su primer gran experiencia fue el haber ganado el torneo local de Reserva con Alumni en 2014, apostando a los pibes que tiempo después brillaron en la 1ra del "Rojo". Pasó por el futbol femenino, ganó un Comercial Nocturno en Almaceneros, luego encontró su lugar dentro de la categoría Senior, en Alumni, luego Huracán de Tres Arroyos y selección nacional.
A Víctor le gustan los equipos que se arman de atrás para adelante, el clásico 4-4-2 que primero se fortalece defensivamente para después pensar en el ataque, y con esa estrategia no le ha ido nada mal.

¿En qué momento te picó el bichito de dirigir?
-Me gustó cuando vi que ya no podía jugar más, mi rodilla no daba más, me rompí en un partido contra Independiente en cancha de Alumni en una jugada desgraciada, por así llamarlo, fue ahí cuando me direccioné para la conducción técnica.

¿Cómo fue tu primera experiencia como DT?
-Mi primera experiencia en un cuerpo técnico fue junto a Lucas Vivas y Pablo Lucero, esa fue una de mis primeras en 1ra división, si bien había estado en la escuelita más de una vez con los chicos en Alumni (había tenido sexta y quinta división), mi primera experiencia en la máxima categoría fue esa, y tengo un hermoso recuerdo ya que nos tocó hacer un muy buen papel en un Regional.

 

 

¿Tu formación táctica favorita?
-Tengo descendencia francesa, pero me gusta más que nada lo que hacen los tanos, viste que arman los equipos de atrás para adelante, bueno, a mí me gustan los equipos que se arman de atrás para adelante. Siempre le digo a los jugadores que sí cuidas la quintita tuya podés ir a romper la quintita del vecino, pero primero hay que cuidar la tuya. Soy de elegir el 4-4-2 en canchas chicas, pero en canchas grandes, donde puedo hacer circular la pelota me gusta ser un poco más ofensivo y tener la pelota en mi poder, lo que pasa es que esto solo se puede hacer en cancha de Alem.

¿Adaptas tus jugadores al esquema?, o planteas ese esquema en base a los jugadores que tenes?
-Uno cuando llega a una institución lo primero que hace es fijarse con qué material cuenta, me ha pasado de tener muchísimos volantes y pocos delanteros, o viceversa, bueno, en ese caso uno siempre tiene que hablar con los jugadores y explicarle que es lo que quiere de cada uno, cuál va a ser su función. En base a eso planteo el esquema, en base a lo que yo tengo, con mis jugadores, y por supuesto todos tienen que estar con la moral alta, la autoestima alta, eso es fundamental.

¿Analizas al rival y modificas en base a su equipo?, o que ellos se preocupen por neutralizar tu equipo?
-Me gusta, siempre que tuvimos que enfrentar equipos en los cuales se distinguían algunos jugadores me tomaba el trabajo de hacérselo saber a mi equipo, contarles lo que hace el rival generalmente. En ese caso, me gusta neutralizar el equipo rival cortando los circuitos juego, yo sé que el rival me puede llegar a lastimar y si tiene un cerebro creativo trato de que la pelota le llegue lo más sucia posible, para que no me complique el partido, si yo dejo pensar a los jugadores pensantes del equipo rival, sé que me pueden llegar a lastimar.

En el futbol grande, siempre se habla de las presiones para el DT, si no ganas te sacan. ¿Llegaste a sentir en Pringles alguna vez ese tipo de presión dirigiendo.
-Acá en Pringles es muy distinta, fíjate lo que son los estadios con poca gente, no hay instancias decisivas con estadios colmados de gente, la misma presión me la pongo yo porque me gusta ganar hasta jugando a la bolita, entonces yo sé que si no le estoy haciendo bien al equipo me voy. Primero hago un análisis interno y después miró a ver cómo están los jugadores, si no les estoy llegando, es hora de marchar, los ciclos están para cumplirse.

Sin modestias, ¿Recordas algún partido que hayas ganado directamente con un cambio o modificación?
-En el 2018 estaba dirigiendo en el fútbol Senior, la Copa Aiello de Tres Arroyos y estábamos jugando contra Independiente de San Cayetano un partido cerradísimo, faltando 2 minutos nos cobran un tiro libre cerca del área, entonces decido ponerlo en cancha al "Gallego" Martin Suárez, él me decía que no, que ya estaba, lo obligué a entrar prácticamente para que patee ese tiro libre, lo hizo en gran forma, clavó un golazo y lo ganamos sobre la hora.

Algunos partidos se planifican más que otros, ¿Cuál fue ese gran partido que salió tal cual lo habías planteado?, ¿Cómo fue?
-Jugando en Pringles los podes planificar más fácil, porque conoces mucho a los rivales. Dirigiendo la Reserva de Alumni me tocó armar un partido clave contra Almaceneros, un equipo que tenía potencial en todas sus líneas. Se largó a llover a los 20 minutos del primer tiempo torrencialmente, rompimos toda la cancha y nos fuimos al descanso perdiendo 2 a 1. En el entretiempo los chicos se llevaron un gran reto, les hablé como nunca, pero era necesario para que se despierten. Salieron a jugar el segundo tiempo con la cabeza diferente, terminamos ganando 5 a 3 ese partido, fue una cosa de locos, salió todo lo que planificamos, pero hubo que gritar un poco (risas).

 

 

En un equipo normalmente hay 15 jugadores, ¿es imposible convencerlos a todos de una idea de juego?, ¿Cómo trabajas esa llegada masiva al grupo?
-A veces son más, y es muy difícil, pero uno siempre tiene que tratar de tener contentos a todos, o por lo menos intentarlo. Para eso, tenes que estar preparado, porque cuando citas para el domingo nadie te pregunta por qué lo citas, pero a los chicos que dejas afuera tenes que darle una explicación de por qué no lo estas citando, de cuáles son las cosas que no está logrando hacer para que pueda ser citado. Ahí estará en juego su esfuerzo, si decide cambiarlo y quiere ser parte verdaderamente del equipo. También tenes que tener en cuenta que nunca tenes un plantel profesional, en donde todos cobran, hasta los que no son citados, acá todos lo hacen gratis, eso también hay que tenerlo en cuenta.

¿El gol que más gritaste?
-Justamente ese 5 a 3 contra Almaceneros en Reserva, el día de la lluvia, haberlo dado vuelta fue hermoso, cada gol se gritó como nunca.

Te tocó ser campeón, ¿Qué se siente?.
-Sí, me tocó ser campeón en Reserva con Alumni y al campeonato siguiente perdí la final con Divisorio y me fui, dejé de ser técnico. Pero el Campeonato ese que me tocó ser campeón fue especial, lo logramos con un montón de chicos, junto a "Tito" Romero, con chicos de la escuelita, de Quinta y Sexta, chicos que ya pedían pista. Fue una satisfacción enorme y más aun sabiendo que lo logramos con chicos del club.

La frase dice, ganan los jugadores, pero cuando se pierde la culpa es del DT. ¿Es así?, ¿Qué porcentaje tienen ustedes en cada resultado?
-Es una frase que me caracteriza mucho, yo siempre soy de decir que lo pierdo yo, siempre lo sentí así, porque uno cuando para el equipo en cancha le da una función y le pide que cumplan con diferentes roles, siento que si el rival nos supera y no lo podemos modificar en los 90 minutos el trabajo fue en vano, lo ganan los jugadores y lo pierde el técnico.

¿La peor derrota que sufriste?
-Una en cancha de Independiente, nos pasaron por arriba, perdimos 6 a 0, ese día no salió nada, yo creo que si tirábamos un corner a favor nos metíamos un gol en contra, ese partido quedó para el recuerdo porque fue para el olvido.

¿Te perjudicó un arbitraje alguna vez?, Contala.
-Sí, una vez un árbitro de Bahía Blanca me expulsó por protestarle lo que yo consideraba una falla importante, encima me puse como loco y me mandó a sacar de la tribuna con la policía, fue increíble, estaba con mucha bronca. Con el paso del tiempo lo pudimos charlar con este arbitro y quedamos en buenos términos, pero ese día nos cobró todo mal.

¿El mejor equipo que dirigiste?
-Me gustan todos los equipos que dirijo, disfruto mucho esta profesión, con el Senior de Huracán de Tres Arroyos pude dirigir en una Copa Nacional, una sensación única, estar dirigiendo un equipo lleno de jugadores que estuvieron jugando Nacional B y categorías importantes, es un orgullo. Cuando entras al vestuario y te escuchan este tipo de jugadores, se te infla el pecho, son jugadores excelentes que nunca menospreciaron mi trabajo.

¿Por qué Pensas que Pringles no logra buenos resultados a nivel Regional en 1ra división?
-Hay algunos factores que nosotros estamos dejando de lado y que por ahí yo siento que son muy importantes, creo que se juega cómo se entrena, los equipos de la zona te sacan diferencia con los entrenamientos, y ellos tampoco viven del futbol, tienen que trabajar y después ir a entrenar, pero nosotros estamos lejos de ese compromiso. Me parece que por ahí pasa el factor, porque material tenemos, muy buenos jugadores hay en Pringles, tenemos excelentes técnicos, preparadores físicos, pero bueno, se ve que tenemos otra mentalidad. Hemos tenido casos de jugadores que no han querido jugar un Federal para poder jugar el Comercial Nocturno, eso te lo dice todo, un Federal es lo que te puede hacer dar el salto como jugador, pero bueno, se ve que no había ganas.

 

ANÉCDOTA:

"Convocaron a Rubén Vivas para el seleccionado Senior de Tres Arroyos que iba a jugar una Copa Nacional a Buenos Aires, me invitan a integrar el cuerpo técnico, pero un día antes de viajar me avisan que el entrenador tenía que ser operado, entonces me ofrecieron hacerme cargo del plantel, era toda una responsabilidad, pero una satisfacción enorme al mismo tiempo.
Ya en el torneo, nos tocó jugar contra la selección argentina, la selección de Córdoba, varios equipos muy importantes, estaban jugadores como "Pipo" Gorosito, Tiburcio Serrizuela, Wilson Severino, el arquero Monasterio. En medio de uno de los partidos, se me lesiona un jugador, entonces para no perder tiempo, rápidamente elijo un suplente y le digo, ¡dale, dale! y lo meto en la cancha, el juez de línea vino corriendo y me dijo de todo, casi me expulsa, entonces le tuve que explicar, que con los nervios y el apuro, hice el cambio como si fuera un torneo de papi futbol" (risas).

 

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    %
    0 votos
  • No me gustó
    %
    0 votos
  • Me da lo mismo
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
53
%
La gallina
47
%
Cargando...
Seguinos en Facebook