HISTORIAS DE VIDA: Felipe, el guerrero que ansiaba nacer
CIUDAD

HISTORIAS DE VIDA: Felipe, el guerrero que ansiaba nacer

18/04/2021
"

Ansioso", así lo definieron sus padres, Ana y Luciano. Felipe, "Feli", vino al mundo a la semana 31 de gestación, tres semanas antes de la programada para cesárea. Le daban un 5% de probabilidad de vida, y hoy el pequeño luchador ya alcanzó un 95%.

 


Aun en su incubadora -hace solo cuatro semanas que nació- Felipe sigue luchando por su vida, esa a la que se aferró antes de nacer. Ansioso por llegar a este mundo, cuando sus padres esperaban una cesárea programada para la semana 34 de gestación, "Feli" nació en la semana 31.

Felipe es hijo de Ana Capitanelli y Luciano Martínez, quienes lo acompañan en Maternidad del Sur de Bahía Blanca.

"Feli nació en la semana 31, teníamos programada la cesárea pero salió antes" cuenta su mamá, quien pasó casi toda la etapa pre parto, en reposo.

 

 

El bebé estaba en una posición que impedía el parto normal, nació y se encuentra en incubadora, bien de salud, con un peso de 1,567 kilos y mide 41 cm.

"Ha sido muy difícil -continuó Ana-, yo estuve en la cama al principio del embarazo, después tuve un mes de descanso, en la semana 20 volví a estar en reposo. Medicamente se denomina oligoamnio severo, por la falta de liquido en la panza".

Luciano, su esposo, es medico ecografista. Realizaba las ecografías, pero cuando todo se complicó pasó a ser exclusivamente papá.

"Nos mandaron a Bahía, y nos trasladaron a Maternidad del Sur donde estamos desde hace 12 semanas. Lucho (Luciano) va y viene, pero yo estoy desde el 30 de enero internada en Bahía" agregó.

 

 

"A FELI LE DABAN UN 5% DE PROBABILIDADES DE VIDA"

"Vinimos con un pronóstico muy malo, con 5% de chances que naciera bien".

A partir de ese pronóstico, todo era contar los días que Felipe permanecía dentro de la panza.

"Era pasar los días, las semanas, ir pasándolo. Cuando pasó la semana 28, el panorama comenzó a cambiar medicamente. Teníamos controles todos los días en Maternidad y los viernes ecografía, dopler. Así hasta la semana 31".

En el medio, los padres de Felipe también vieron situaciones desalentadoras, a las que supieron sobreponerse.
"En el área de internación nacieron un par de mellizos con 24 semanas y una nenita, también con 24 semanas. Todos fallecieron, nosotros estábamos ahí y veíamos a las familias llorar -señaló-. Fue horrible".

 

 

Felipe aguanto hasta la semana 31 en la panza, nació y la sigue peleando afuera.
"Esta re bien. El Dr. Alba, jefe de Neo, habló con nosotros y nos dijo: ustedes llegaron con el 5% de probabilidades y ahora estamos en un 95%. Imaginate como llorábamos, no lo podíamos creer" describió.

"En dos horas se provocó el parto, ni Luciano pudo llegar (estaba de guardia en Pringles). Estaba ansioso por nacer, quería salir y salió. A los dos días dejó de necesitar el respirador, después le pusieron una cánula de oxigeno que la usó solamente un día".

"Es un guerrero, vino para quedarse, la viene peleando desde adentro de la panza. Ha tenido pequeñas secuelas respiratorias pero nada comparado a los pronósticos que nos daban".

Para darles el alta definitiva, Felipe debe pesar al menos 2 kilos, y los pringlenses calculan que permanecerán en Bahía Blanca al menos durante 3 o 4 semanas más.

"Suponemos que estaremos, por el peso de Feli y como viene evolucionando, unas 3-4 semanas. Ojalá pudiera ser menos. Nos piden un peso de 2 kilos para darnos el alta".
"Feli se alimenta bien, come por sonda, esta semana empezó a tomar pecho y mamadera, en la edad de el recién empezaría ahora a tomar, a las 35 semanas. Yo acá con él, y Luciano re bien, está trabajando, viene cuando puede, nos estamos adaptando" finalizó.
ROGELIO GÓMEZ - EL ORDEN

 

 

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    88%
    15 votos
  • No me gustó
    12%
    2 votos
  • Me da lo mismo
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
52
%
La gallina
48
%
Cargando...
Seguinos en Facebook