Nicolas Covatti

"Siento que el Speedway está volviendo a ser lo que era y a recuperar su lugar"

10/01/2022
E

l pringlense Nicolás Covatti cumplió son su promesa y regresó al país para ser animador del Campeonato Internacional 2021/22, que ayer lo vio acelerar por segunda y última vez ante su público

 


Otra muestra más de su enorme grandeza. Y no precisamente por el superlativo desempeño traducido en victoria el pasado domingo, en la sexta fecha del Campeonato Internacional de Speedway 2021/22.
El pringlense Nicolás Covatti volvió a exponer ante los fanáticos, por si hiciera falta a esta altura, su compromiso y lealtad con el deporte que marcó su vida.
Por sobre todo, que es un hombre de palabra. Y que hará lo que esté a su alcance para aportar a la causa de esta nueva era de las dos ruedas en Bahía Blanca, ahora con los directivos del Automoto Club a la cabeza.
"Recién pude dormir de Buenos Aires a Bahía Blanca, porque ya sabía que llegaba. Pero antes prácticamente nada, porque era muy grande el temor a posibles retrasos con los vuelos", contó.
Nico prometió estar y así fue. Viajó con los minutos contados, pero pudimos disfrutarlo en la competencia pasada y tendremos la suerte de hacerlo nuevamente mañana, en lo que tristemente será su última exhibición en el presente ciclo.
"Siempre quise correr los campeonatos argentinos, pero pasa el tiempo, cambian las prioridades de vida y a veces no queda otra que resignar. Trataré de disfrutar a pleno este tiempito que me toca estar y darlo todo nuevamente el domingo", expresó.
"Hace dos años este proyecto era otra cosa, recién iniciaba todo. Había seguido el arranque del campeonato por videos, pero estando adentro y con toda la multitud en las afueras, siento que el Speedway está volviendo a ser lo que era y a recuperar su lugar en la ciudad", enfatizó.

-¿Qué te dejó lo ocurrido el domingo?
-El resultado sinceramente no lo esperaba, por el simple motivo que mi cabeza estaba en poder llegar a la pista. El viaje (NdR: 24 horas antes de la carrera se encontraba en Europa) fue una travesía muy complicada, teniendo que lidiar con el poco tiempo y con todas las cosas que implica un viaje tan largo, con tantas escalas.
"Lo que sufrí por no saber si llegaba fue impresionante. Y de no haber sido por un enorme grupo de chicos, con Luis Vallejos a la cabeza, que armaron y ensamblaron todo para que esté la moto lista a tiempo, no podría haber corrido", apuntó.
Diez años compitiendo en la máxima expresión del Speedway, en los estadios más prestigiosos del mundo y con los máximos referentes de la especialidad.
Pero ese escenario soñado por todos, el verdadero mundo profesional de las carreras, carece de algo que solamente Covatti puede experimentar y gozar en el suelo que lo vio nacer.

Un ingrediente realmente innegociable...
"Correr con los amigos, en tu casa, es tan distinto a todo. En Europa he ido a carreras solo con mi combi y la moto, haciendo un total de 1000 km por día. Y así tres veces más durante una semana. Cuando llegás acá y tenés una banda de 10 chicos que te ayudan y todo el público ovacionando, sentís que es otro mundo", apuntó Nico.

-¿Costó enfocarse en la carrera?
-Sabía que había mucha expectativa por mi llegada. Traté de no enfocarme en eso, porque realmente estaba muy fuera de estado, sobre todo desde lo físico. Pero claramente el triunfo fue para el público, porque entiendo que muchos lo venían a ver.
"Creo que termino ganando por todo lo que hicieron los chicos en el taller hasta minutos antes de venir a la pista. Armar un motor en dos horas es casi imposible. Y después creo que, en mi caso particular, no cometí errores en toda la noche.

Aunque el objetivo era estar presente. Y más sabiendo que llevaba inactivo tres meses y que no había hecho absolutamente nada físicamente para poder estar bien", remarcó.

"Tomaron buen ritmo"
El pensamiento común de todos los testigos del presente certamen es ese: los pilotos nacionales, conforme al paso de las competencias, adquieren más y más confianza arriba de la moto.
Al propio Nicolás Covatti, seis veces campeón italiano, le bastó con una competencia para apreciarlo y, por momentos, padecerlo.

"Es normal la distancia de Paco (Castagna) para el resto, por la experiencia que tiene y el gran año que tuvo. Pero ahora que los chicos agarraron ritmo, ni Paco ni yo la tenemos fácil. Están andando cada vez más fuerte. Ojalá que ellos también puedan ganar de acá a que termine el campeonato", auguró el pringlense, quien se encontraba inactivo desde octubre.

"Que haya ganado no quiere decir que haya sido fácil, al contrario, costó mucho. Y siendo la sexta fecha, los chicos están muy bien afilados. Fue muy notorio, por ejemplo, el buen ritmo de (Lucas) Torresi en la final y de Alex (Acuña) durante toda la fecha", agregó Nico.

Misma reflexión, esperanzadora hacia el futuro inmediato, cabe para la nueva pista Antonio Miranda, circuito que el pringlense conoció cuando aún se encontraba en proceso de armado y confección.

Claro que su reencuentro con el flamante estadio ofreció una perspectiva absolutamente desconocida para Covatti.
"No es fácil tener un estadio perfecto, con una pista impecable permanentemente y que a todos les guste. Eso siempre será así, acá y donde sea", afirmó.

"Hay cosas para mejorar por supuesto, como todo nuevo proyecto. El piso, por ejemplo, en relación a lo que vi de las carreras anteriores, me pareció muy bueno. En las semis se empezó a romper un poco, pero nada grave. Solo que mi físico, al estar tan al límite, lo sintió más", cerró.

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    %
    0 votos
  • No me gustó
    %
    0 votos
  • Me da lo mismo
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
52
%
La gallina
48
%
Cargando...
Seguinos en Facebook