lunes 16 de mayo de 2022
Nubes 12.4ºc | Pringles

UNA SITUACIÓN PROBLEMÁTICA

¿Qué medidas tomamos con los menores que cometen delitos?

El tema minoridad ha generado cruce de ideas y amplios debates que, lamentablemente, no han podido concluir en una solución que favorezca a la sociedad en general. El eje principal de los cuestionamientos es ¿qué medidas tomamos con los menores que cometen delitos?.

09/05/2022
¿Qué medidas tomamos con los menores que cometen delitos?

Curiosamente, en los últimos meses, y luego del levantamiento del aislamiento preventivo y obligatorio, hemos visto multiplicarse todo tipo de eventos delictivos y vandálicos, cuyos actores principales resultan ser jóvenes menores de edad.

SITUACIONES
CONCRETAS

La amplitud de hechos es tan variada que va desde el daño a la propiedad privada (vidrios, carteles, autos y paredes pintadas con aerosol) hasta hechos sumamente graves como robos y hurtos agravados por la utilización de armas, y lesiones con elementos corto punzantes.

Uno de los más lamentablemente recordados es la muerte del joven Matías Casado, en manos de un menor de edad.
Por otra parte los más frecuentes son menos graves, llevados a cabo sistemáticamente, con altos grados de violencia, y cierto manejo de la impunidad que conlleva el seguimiento de nuestras leyes.

HECHOS PUNTUALES
A fines del mes de Abril, un grupo de jóvenes menores de edad, de entre 12 y 15 años, ingresaban a los locales de venta de indumentaria con presuntos fines de hurtar prendas de vestir.
La Comunidad boliviana que tiene asiento en nuestra localidad, y justamente trabajan en el rubro de venta de ropa, ya había generado un grupo de comunicación de whatsapp, donde se daban avisos de circunstancias como ésta. Por ello pudieron evitar que los mencionados jovencitos, se apropiaran de elementos dentro de las tiendas.
Para concluir ese incidente, intervino la policía, pero no se procedió a la detención de ninguno de los menores.
Los mismos padres se presentaron en el lugar, y retiraron a sus hijos sin comparecer en la dependencia policial.

LA VIOLENCIA
COMO PUNTO DE INICIO

Algunos alumnos de la Escuela Media N° 1, y otro de la Escuela de Enseñanza Técnica,, han sufrido ataques en el horario de salida del colegio.
Se supo concretamente, que en una oportunidad ,un niño fue abordado por otros dos menores de edad, quienes utilizando un elemento cortante, lo amenazaron de muerte.

Por otra parte, en estos últimos días se viralizó un video, donde podía verse a dos señoritas agrediéndose físicamente en la plaza San Martín.
Se supo que de todos estos eventos se han radicado las correspondientes denuncias en la comisaría local.

¿QUE DICE LA LEY?

El Artículo 1° de la ley 22.278, refiere que los menores de 16 años que cometan delitos no son punibles. Es decir, la ley no los puede castigar como castiga a un mayor de 18 años.
En tanto, los jóvenes que cometan delitos, cuya edad oscile entre los 16 y 18 años, pueden ser castigados por la ley, siempre y cuando los delitos que cometan estipulen una pena mayor a dos años.

Eso quiere decir, que para que un joven de esa edad sea penado por la Ley, debe cometer un delito grave, cuya pena supere los dos años de prisión efectiva, (considerado un delito grave).
Sin embargo, a simple vista se puede notar que los delitos que los menores cometen, suelen ser leves (siempre atendiendo a su pena). Es decir, el daño a la propiedad privada, el vandalismo, los disturbios y las peleas en la vía pública, y las amenazas son los delitos que mayormente cometen los menores de edad. En menor medida se observan los homicidios, los robos violentos, y las lesiones graves.

¿QUE SE PUEDE HACER?

El Estado argentino ha firmado su participación en tratados internacionales, que se vuelven legítimos y de categoría cuasi constitucional, conforme al artículo 75 inciso 22 de la Constitución Nacional.

Allí se reconoce la superioridad de la Convención de los Derechos del Nino, como norma superior a nuestras leyes. Esto quiere decir que toda nuestra legislación tiene que obedecer a los principios y estamentos que dispone ese ordenamiento jurídico.
Por otra parte, la ley 13.298 establece la creación del Servicio de Protección y Promoción de los derechos del Niño, Niñas y Adolescentes. Este espacio interdisciplinario donde desempeñan funciones abogados, trabajadores sociales, y psicólogos tiene como objetivo atender a todas las situaciones donde se vulneren los derechos de los niños, donde los mismos sean víctimas o victimarios de diferentes hechos.

¿QUE HACER CON LOS NIÑOS QUE VIOLAN LA LEY?

La cuestión de cómo atender a la problemática de la delincuencia juvenil es un tema que ha llevado años de tratamiento, desde la primera ley de Patronato de Menores del año 1919, llamada Ley Agote.
Sin embargo, se puede pensar en que la solución, no va a llegar de la mano de una institución única que resuelva el tema.
El trabajo en conjunto de las familias involucradas, las instituciones educativas, el municipio, las fuerzas de seguridad y el servicio local, es primordial para poder hallar respuestas a tantos cuestionamientos.

¿QUE SE HACE EN
CORONEL PRINGLES?
En la última quincena, un equipo interdisciplinario conformado por funcionarios públicos provinciales y municipales, sumados a profesionales del tema, todos ellos convocados por el Secretario de Seguridad Sergio Jackson, han participado de reuniones, en las cuales se ha citado a los padres de los niños víctimas, como también a los padres de aquellos niños que han sido partícipes de hechos delictivos o violentos.

El objetivo era tratar medidas alternativas para la resolución de estos conflictos.

Además un grupo de padres autoconvocados decidieron reunirse en las afueras de la Escuela Media N° 1, para tomar conocimiento de las maneras en que se está abordando el tema.
En ésa convocatoria se hicieron presentes autoridades policiales para participar y colaborar en la problemática.

TRABAJO POR HACER
Está claro que los niños de nuestra sociedad son el resultado de una educación hogareña, el trato con la sociedad (cada vez más violenta) y la coexistencia con incidencias como el alcohol, la droga y la delincuencia.

Sin embargo, no podemos acudir a la reducción del problema y atribuir toda la responsabilidad a un solo sector público, para que responda por la actuación de los jóvenes.
La población en general sigue a la espera de la coordinación entre los diferentes actores de este dilema. Su entendimiento y colaboración recíproca, va a generar una respuesta multisectorial tan esperada por nuestros vecinos.

Te puede interesar
Ultimas noticias