sábado 25 de junio de 2022
Nubes dispersas 7.1ºc | Pringles

Madrugada violenta

importantes daños por pelea en local nocturno: "Me arruinaron"

Fueron las palabras de Félix Camargo, comerciante local, que en la madruga del domingo dañaron la vidriera de su local. Los daños son cercanos al medio millón de pesos.

16/05/2022
importantes daños por pelea en local nocturno: "Me arruinaron"

Lo que parecía terminar como una noche tranquila se volvió una pesadilla para Félix Camargo, propietario del local El Terrén, cuando en la madruga del domingo se originó una discusión entre dos mujeres.
"Estábamos a punto de cerrar porque no había mucha gente y para no seguir con pérdidas, íbamos a cerrar. Era una noche tranquila y se transformó en una noche de terror", señaló a El Orden profundamente dolido por lo ocurrido.

 

Relató que todo se originó "aproximadamente a las 4:15 de la mañana del domingo" cuando dos personas de sexo femenino "desconozco quienes son, "empiezan a discutir. A una de ellas el personal femenino que tengo a mi cargo y que trabaja en el local, la saca afuera" en tanto que "la otra persona queda adentro para evitar que el mal sea mayor".
Sin embargo "la otra sale por sus propios medios y ahí mismo, el resto del grupo que estaba con la femenino salen afuera, comienzan a increparse afuera. Nosotros salimos para tratar de disuadir el problema. Uno de los masculino -prosiguió relatando Camargo- que desconozco quien es, empieza a increpar a mi personal de seguridad y se pelea con mi personal de seguridad. Obviamente, como jefe de seguridad actúo yo también y llamamos a la Policía".

La situación no termina ahí. Camargo continuó relatando los hechos: Antes que llegara la Policía, repliego hacia dentro de mi local mi personal de seguridad. Éste masculino que había increpado a mi personal de seguridad, que inclusive se estaba peleando con los otros, se acoplan y empiezan a increparme la vidriera con unas varillas de alambrado que sacan de arriba de una camioneta que estaba estacionada en el frente" del local.
Un móvil de la Policía local también sufrió daños "porque uno de los detenidos, empezó a propinar patadas desde dentro del móvil hacia afuera. Era una noche tranquila porque no había mucha gente y se transformó en una noche de terror".
A partir de este momento, como lo dijo el comerciante local "comenzó toda mi desgracia. Rompieron toda la vidriera, las dos puertas. Son dos locales pero están unificados. Los vidrios son de blindex. Ya estuvo un vidriero y evaluó el daño, estimativamente, en $ 500.000. Esos vidrios acá en Pringles no se consiguen. Llamé a las tres vidrierías que hay en Pringles y me dijeron que no tienen esas medidas y tampoco trabajan con esos vidrios, solo por pedido porque son vidrios especiales", expresó con gran amargura Félix Camargo.
Mientras tanto, y hasta puedan darle una solución, "colocamos algunas maderas que conseguimos porque hoy domingo las madereras están cerrados, también pusimos un nylon también. Me quedaré toda esta noche en el local, mañana también. En un principio la idea era abrir pero no, no podemos hacer nada, no podemos abrir", comentó Camargo quien destacó "el apoyo de la gente, gente conocida que se acercó para preguntar si necesitaba algo, lo cual agradezco mucho, de corazón, por la preocupación", aseguró.
Resaltó también que el personal del local "está desde hoy, prácticamente sin dormir, desde las 4:30 de la mañana. Yo tampoco podré dormir porque hasta que no pueda darle un poco de seguridad a mi local, más que nada por algún robo o algo por el estilo, no me puedo mover de acá".
Camargo reconoció que si bien "hemos tenido problemas, los que tuvimos los habíamos calmados totalmente"; asegurando que "no teníamos disturbios desde enero, cuando tuvimos la clausura del Retén. De ahí en adelante no tuvimos ningún tipo de disturbio. Nosotros abrimos de miércoles a domingo y tenemos personal de seguridad de viernes a sábado. Los chicos vienen los domingos pero a manera de distracción y de alguna manera nos sentimos acompañados y protegidos porque más allá que son empleados de seguridad, los considero familia y amigos, por eso están hoy todos acá".
"No hay palabras para expresar el mal que siento ahora -enfatizó Camargo- porque me arruinaron. Estas personas no solamente se metieron con mi trabajo, sino también con el trabajo de los chicos que trabajan detrás de la barra, con el personal de seguridad. Tengo una gran amargura".
Consultado si había efectuado la denuncia, dijo que sí que la Fiscalía también tomó cartas en el asunto. "Esto es un gasto que yo no lo tenía previsto y creo que cualquier comerciante, en una situación como esta, tampoco lo tiene previsto", apuntó.
"Ojalá no sigan sucediendo estas cosas en Pringles. Uno abre un lugar para que la gente venga, se divierta y por un par de inadaptados sociales, porque no hay otra palabra para decir, suceden estas cosas. Tengo los datos de las personas y con mi abogado, vamos a mandarles carta documento para que se hagan cargo de lo que rompieron", concluyó Félix Camargo, un comerciante más víctima de la violencia de unos pocos que perjudican a muchos y que nos lleva a pensar, una vez más, que la tranquilidad en Pringles va desapareciendo.

Te puede interesar
Ultimas noticias