sábado 25 de junio de 2022
Nubes dispersas 7.3ºc | Pringles

RETO DE SUPERACION

Bajó 20 kilos tras un bypass gástrico: "la parte emocional, influye mucho"

Jesica López se sometió a un bypass gástrico y explica en las redes sociales que todo es posible si uno se lo propone, para despejar los miedos de personas a las que les sucede algo similar. Dijo que lo emocional es fundamental, y ha bajado hasta el momento 20 kilos

11/06/2022
Bajó 20 kilos tras un bypass gástrico: "la parte emocional, influye mucho"

"Esta bueno contarlo, hay muchas personas que también quieren hacerse el procedimiento y por ahí les da miedo, entonces lo muestro para que estén todos informados y vamos viendo el cambio" cuenta a Diario EL ORDEN, Jesica López, pringlense que en las redes sociales va mostrando el cambio: el antes y el después de someterse a un bypass gástrico.

 

Jesica ha bajado hasta el momento 20 kilos en un mes y dos semanas. Pero para poder someterse a este tratamiento, primero tuvo que enfocarse en su voluntad, en el quererse a sí misma y saber que ella era prioridad.

"Siempre fui flaca pero cuando me fui a estudiar empecé a engordar. Cuando quedé embarazada de Bianca, llegué al embarazo con 154 kilos, era un embarazo de riesgo, por mi obesidad".

Luego del nacimiento de su hija, Jesica bajó de peso, adelgazó 36 kilos pero luego volvió a subir en un abrir y cerrar de ojos.

 

"Subís y no te das cuenta. Es la parte emocional lo que influye un montón. A mí me ayudo un psicólogo, empecé con terapias alternativas, y si bien siempre fui de hablar todo, por dentro cargaba con esas emociones. Soy muy solidaria y pendiente de lo del otro, pero esos malestares eran kilos para mí. Mi sobrepeso era emocional y me descargaba con la comida. Ese maltrato que uno hace con la comida, es por no descargarse" señaló.

"Empecé a darme cuenta que yo era la prioridad, y conté con la ayuda de mi marido que me acompaña al 100%" agregó.

Muchos le habían recomendado realizarse el tratamiento, y decidió ir a Olavarría, ciudad en la que se sometería a cirugía.
"La cirugía me daba miedo, pero conocí al equipo médico, el Doctor con mucha humildad y una persona excelente".
Al momento de empezar el tratamiento para ir incorporando buenos hábitos y "ajustar" el cuerpo a la cirugía que se requería, Jesica pesaba 138 kilos. Hoy, presenta 20 kilos menos.

El Dr. te da opciones, estaba el bypass gástrico, la manga gástrica y el balón gástrico, yo elegí hacerme el bypass.

"Pero hay que cuidarse después, porque si volves a comer en exceso volves a engordar. Conocemos gente en Pringles que ha vuelto a subir de peso. Por eso lo bueno de poder exteriorizarlo y mostrarlo en las redes, eso te da más fuerza. ¿A quien no le gusta que le digan que está mejor, que se nota lo que hace? Eso te da fuerza y te das cuenta que vale la pena lo que estás haciendo, además estas ayudando al resto también".

 

"NO LOGRABA SOSTENER EN EL TIEMPO NINGUNA DIETA"

Para llegar a esta herramienta, Jesica pasó por varias frustraciones, varios intentos por bajar de peso: "probé nutricionistas y nada me lograba sostener en el tiempo, ninguna dieta. Yo no tenía esa voluntad, por eso termine con esta herramienta".

"Siempre aclarando que uno se debe hacer los análisis correspondientes y debe seguir la recomendación del médico. Te revisan toda para saber si sos apta a esta herramienta; y además debes contar con un extra, lo monetario, ya que tuve que pagar arriba de la mutual" clarificó.

"DEBEMOS APRENDER A CONVIVIR EN UNA SOCIEDAD REAL"

Jesica cuenta que luego del bypass gástrico, puede comer como todas las personas, pero la diferencia está en hacerlo en menor cantidad, y agregar alimentación saludable.

"Los que estamos con la pelea constante (de sobrepeso) tenemos que aprender a convivir con el mundo real, aprender a convivir en una sociedad real. Yo puedo pedir la misma porción que vas a pedir vos, pero de ahí voy a comer menos. Es comer lo mismo, pero en menor cantidad, e incorporar lo saludable también. En mi caso incorporo frutas y verduras, el yogur".

La gimnasia también es fundamental para esta pringlense de 36 años: "ya sé que por mi edad y mi piel algún exceso me va a quedar en la panza, pero el Dr. Me dijo que dándole tiempo voy a poder recuperar buena parte de la tonicidad, quedándome esa pancita por lo del embarazo".

La idea de mostrar en las redes sociales el "antes y después", es para concientizar y reflejar su proceso, que para cada persona, para cada cuerpo, es diferente.

"Es mostrar mi proceso, pero ya sé que no todos reaccionan igual. En mi caso no tuve ninguna reacción adversa, todo viento a favor viene hasta ahora. Estoy con 20 kilos menos y me cambio la forma de moverme, de vivir, es ir a gimnasia todos los días, comer las 4 comidas…hasta ahora los brazos y piernas vienen bien" expresó.
Consultada por una de las características de comportamiento de la sociedad, y el bullying que sufren algunas personas, a Jesica no le tocó, ya que cuando iba a la escuela era mucho más flaca.

"Tengo personalidad muy fuerte y eso ayuda a los procesos emocionales. Pero recuerdo que mis compañeros de secundaria me decían gorda -en broma- y hoy veo las fotos y era un "palo", muy flaca. Pero eso lo hablo también con mis alumnos en el Campo Scout (actualmente Jesica es Jefa de Grupo), el tema de no fijarse el cuerpo, la forma de hablar o color de piel de los demás" concluyó.
ROGELIO GÓMEZ - EL ORDEN

 

 

Te puede interesar
Ultimas noticias