miércoles 17 de agosto de 2022
Cielo claro 19.2ºc | Pringles

CIUDAD

Tejo Don Pedro, un lugar donde los amigos pasaron a ser una familia.

El nombre del lugar tiene su historia, como la de cada uno de sus "socios". Un espacio donde se respira amabilidad, pero por sobre todo, buen humor.

06/08/2022
Tejo Don Pedro, un lugar donde los amigos pasaron a ser una familia.

Si hay algo que tiene Pringles es que los adultos mayores no tienen tiempo para aburrirse, al menos el que no lo quiere. Desde propuestas ofrecidas por el gobierno municipal a actividades organizadas por diversas instituciones. Y Tejo Don Pedro es uno de ellos.

En la tarde del miércoles nos acercamos hasta Alem y Boulevard 40, donde en una de sus esquinas está este "club" que cuenta con un espacio cerrado y otro abierto. Las puertas del galpón estaban abiertas, un claro signo de que todos son bienvenidos y de que hay gente que te va a recibir.
Un grupo de hombres estaban sentados en torno a una mesa que al saludo respondieron "acá estamos los que trabajamos", mientras otro dijo "acá todos decimos la verdad" mientras iniciaban una nueva partida de truco.
Luego de tomar algunas fotos pasé al exterior donde un bullicioso grupo de hombres y mujeres disputaban un reñido tejo en las dos canchas al aire libre. En el galpón hay tres canchas que también sirven para el clasificatorio de taba para los Juegos Bonaerenses categoría Adultos Mayores.

Por qué Don Pedro.
Don Edgardo Cabanillas nos contó que "antes estaba acá Carlos Barraza y él fue quien nos dijo que viniéramos a jugar tejo porque él también lo practicaba. Carlos siempre pensó que si esto continuaba iba a venir gente, que en algún momento se pudiera hacer algún club o una institución que practicara el tejo" y si eso ocurría "se lo llamara Don Pedro, en honor a su papá".

"Carlos ya hace varios años que se fue de este mundo -prosiguió Cabanillas- nosotros no conocimos a su papá pero sí a Carlos, y en honor a él y a su padre, le hemos dado el nombre de Don Pedro porque en definitiva fue el creador de todo esto".
Como cada club o institución es necesario el aporte económico de sus miembros. Tejo Don Pedro no es la excepción y "esto se mantiene porque cada uno de nosotros, mensualmente, aportamos $ 200 que son para para pagar los gastos de luz, agua y demás gastos que se produzcan", dijo Cabanillas.
El tejo no es solo la distracción para este gran grupo de adultos mayores. "Los que no juegan al tejo, adentro se entretienen jugando al truco, al mus o a lo que ellos quieran", nos cuenta Francisco Pachi Piñeiro. El grupo lo conforman unas 20 personas y cuando el tiempo lo ha permitido "a veces hemos hecho algún almuerzo, seguramente cuando vengan los días lindos haremos uno pero con una tarjeta para salvar los gastos y que quede un porcentaje para el mantenimiento del lugar, sobre todo para renovar la arena de las canchas de tejo", dijo Pachi.

 

El lugar está todos los días está abierto, "te diría que desde las 3 de la tarde hasta que comienza a refrescar pero en verano venimos más tarde porque podemos jugar hasta mucho más tarde". Tejo don Pedro cuenta con "tres canchas adentro y dos al aire libre, tenemos baños para damas y caballeros, y la cocina", agregó.
Una particularidad de este club es que "acá no hay comisión, no tenemos presidente, nos manejamos a nivel de amigos, los que más años tenemos acá sugerimos las cosas pero siempre consultamos con todos antes de tomar una decisión. Esto no es privado, si vos querés venir un día a jugar, jugas sin problema y si te gusta el ambiente te quedás y después pagás la cuota", explicaron Cabanillas y Piñeiro.

El tejo, un deporte
con mañas.
Pachi mencionó que conoció a Barraza jugando al tejo, "jugaba bien; en ese entonces había gente que jugaba bien, eran más jóvenes de los que juegan ahora". Por su parte Cabanillas recordó a Juan Castro "quien fue campeón regional durante varios años", y con un poco de nostalgia comentó que "desde que nosotros empezamos acá, allá por el 2009, hay muchísima gente que ya se nos fue, unas 25 personas ya fallecieron".

Coincidieron en que el tejo "es un deporte que tiene sus mañas" pero "es un juego limpio donde tenés que mirar contra quien vas a jugar y si nunca lo viste jugar, después de tirar dos o tres veces me saca largo es porque no sabe jugar pero si saca cortito, tenes que buscarle la vuelta. Es entretenido y además, haces mucho ejercicio porque vas, venis, te agachas, emparejas la cancha con el escobillón", explicó Piñeiro.
Sin dudas, el tejo es parte de sus vidas para este lindo grupo de adultos mayores. "Hemos andado por varios lugares, cuando representábamos a la Tercera Juventud de Alem llegamos a ir a Concepción del Uruguay a jugar en el Campeonato Argentino de Tejo", mencionó Cabanillas a lo que Piñeiro sumó que este año en, el Regional de los Bonaerenses vamos parejas de damas, mixto y varones".
Entre risas, Pachi dijo que "no sabemos cuánto tiempo más vamos a estar acá, yo vine de joven y ahora ya estoy en la sección de viejos; pero mientras tanto lo pasamos bien, entretenidos prácticamente somos una familia", acotó Edgardo Cabanillas.
"Yo estoy tan acostumbrado acá que extraño los días que no vengo. Los domingos es el día que menos venimos porque generalmente lo pasamos con nuestras familias, salvo que no haya nada pero si está lindo y no tenemos nada que hacer nos venimos un rato y en verano esperamos poder poner la luz para poder jugar a la noche y hacer una cancha más afuera", concluyó Piñeiro.
Si usted es de los adultos mayores, o quizás no tanto, que le sobra el tiempo y quiere hacer algo distinto, dese una vuelta por Alem y Dorrego, allí está Tejo Don Pedro, le aseguro que lo va a pasar muy bien.

Te puede interesar
Ultimas noticias