martes 27 de septiembre de 2022
Nubes 24.2ºc | Pringles

A 20 años del caso Margiotta: la carta, el mandato de Eva y Donato

Gisele, hermana del chico de 13 años abusado y asesinado en una “fiesta” en Pringles, quiere mantener vigente la memoria por la lucha de sus padres, a quienes se llevó el Covid-19 en 2021, con apenas 24 horas de diferencia.

27/08/2022
A 20 años del caso Margiotta: la carta, el mandato de Eva y Donato

El 31 de julio pasado, con la publicación del rechazo a la libertad anticipada de Jorge Fabrizio, Gisele Margiotta se comunicó con La Nueva. y agradeció mantener vigente el caso de su hermano.

   Y pidió, en la medida de las posibilidades, cumplir una de los mandatos de sus padres, Eva Molina y Donato, a quienes el Covid se llevó de manera descarnada hace un año, con apenas 24 horas de diferencia.

   "Ellos querían publicar una carta en el diario a los 20 años de lo de Federico, más que nada para que los más chicos sepan lo que pasó y no se olvide", comentó la mujer que hoy tiene 35 y sigue viviendo en Coronel Pringles.

 

  Los Margiotta son varios hermanos pero Gisele siempre fue "la voz" y la compañía fiel de sus padres en la incansable lucha para lograr justicia, que recién llegó 16 años después del tremendo crimen.

   Antes de la carta, que elaboró con sus hermanos, Gisele revalorizó la memoria de Federico (para ellos siempre fue Nicolás, su segundo nombre) y de Eva y Donato.

   Federico Nicolás tenía 13 años cuando el 18 de agosto de 2002 se lo vio por última vez en la vereda de su casa, en el bulevar Uruguay al 1600 de Pringles.

 

 

   En principio se pensó que el adolescente -calificado como andariego- podía haberse ido por sus medios, pero con el correr de los días la incertidumbre creció hasta que, más de una semana después, el horror invadió a todos cuando su cuerpo apareció a la vera de la ruta 85.

   La investigación determinó que al chico lo habían asesinado en una quinta, en el marco de una "fiesta" de adultos y luego de ser brutalmente abusado.

   El controvertido proceso judicial, que incluyó un segundo juicio luego de ser invalidado el primero, derivó en la condena a cadena perpetua de Fabrizio y Pedro Martínez aunque, a 20 años del delito, todavía no hay sentencia firme.

 

 

Fabrizio y Martínez, durante el primer juicio realizado en 2007.

   "No vamos a bajar los brazos porque tenemos la sensación que tienen un pie adentro y otro afuera, pero confiamos en Dios que no los van a liberar", declaró Gisele sobre los detenidos, a quienes señala como referentes del "poder" del pueblo.

   En esa línea cree que "más gente" -algunos fallecidos y otros que caminan por Pringles- "debería haber sido condenada".

   "Como Nicolás, hay muchos otros chicos que sufrieron vejaciones y no tuvieron la oportunidad de hablar. Mucha gente se quedó callada. Ese día de agosto este pueblo dejó de ser tranquilo", opinó.

   Gisele, como en cada oportunidad que se manifiesta públicamente, no deja de resaltar el apoyo de los abogados Héctor y Matías Bertoncello, que siguen representando a la familia.

De puño y letra

"Han pasado 20 años de aquel mes de agosto donde te arrebataron la vida de la manera más cruel, donde te violaron y luego te asesinaron.

Todos conocimos los escalofriantes relatos de esa noche en donde reinó la perversión y la maldad.

Veinte años en los que mamá y papá lucharon sin jamás rendirse por tu justicia, Nico.

 

 

Gisele y Federico Nicolás, con la inocencia que luego fue destrozada.

Hemos visto que los victimarios tienen mas derechos que la víctima. Cómo puede ser que uno de los asesinos, con cinismo, haya pedido más de 5 veces que lo liberen, cuando se han comprobado reiterados abusos y violaciones, ademas de la violación y asesinato de Nicolás.

Son 20 años de lucha de nuestros padres, que no deben ser en vano. Nuestros padres fallecieron el año pasado, los dos en menos de 24 horas, sabemos que descansan en paz sabiendo que hicieron todo lo que estuvo a su alcance. Siempre con la verdad, con respeto y humildad hicieron las cosas bien.

Buscaron la justicia para vos, Nico, por el camino bueno, ahora nos toca seguir nosotros, tus hermanos. Continuar y no permitir, de ninguna manera, que les den beneficios y menos la excarcelación a ninguno de los dos.

 

 

Nico y Gisele eran muy unidos, se llevaban dos años de diferencia. 

Como hermanos debemos seguir este camino para seguir luchando con esta justicia que nuestros padres nos dejaron, debemos seguir su legado hasta que la sentencia firme.

Ellos han apelado contra el dictamen y aún falta que las Cortes de Provincia y de Nación ratifiquen la pena de prisión perpetua. Ese día podremos cerrar esta etapa que nos marcó para toda la vida.

Tenemos la esperanza que cada vez que les llegue a los jueces un pedido de Martínez y Fabrizio sea rechazado como hasta ahora, que sigan cumpliendo la condena a perpetua como se sentenció aquel 7 de noviembre de 2018.

Como decía nuestra madre, Nicolás no tuvo un juicio previo, ellos sí tuvieron dos juicios y en los dos estuvieron sentados en el mismo banquillo, tanto Pedro Arturo Martínez como Jorge Alberto Fabrizio.

 

 

Como hermanos, como familia, no tenemos dudas de que fueron ellos, sabemos que la Justicia trabajo bien pero también que tiene tiempos largos. Es un caso de hace 20 años pero, a la vez, es del presente, porque la Justicia no resuelve las condenas.

NO BAJAREMOS LOS BRAZOS HASTA QUE LOS CULPABLES QUEDEN FINALMENTE EN PRISIÓN PERPETUA POR EL ABERRANTE CRIMEN QUE COMETIERON, CONFIAMOS EN DIOS, EN QUE SE HAGA JUSTICIA POR NUESTRO HERMANO, POR LOS 20 AÑOS DE LUCHA DE NUESTROS PADRES Y POR NUESTRO PUEBLO DE CORONEL PRINGLES.

Nico, nada hiciste mal en esta vida, todo lo hiciste bien. Eras un nene de 13 años. Los que aqui quedamos sabemos que nos hiciste feliz. Allá en el cielo recordale a DIOS que te faltan mas vidas por vivir. Mientras tanto, disfruta a mamá y a papá, ellos que tanto lloraron tu partida.

SIGUES VIVO EN EL CORAZÓN DE TU FAMILIA".

INFORME DE LA NUEVA 

Te puede interesar
Ultimas noticias