domingo 05 de febrero de 2023
Cielo claro 32.3ºc | Pringles

CIUDAD

“Dibujar es como un don, creo que nací con eso”.

Agustín Montenegro es un joven artista pringlense cuya temática es el arte criollo. Sus trabajos reflejan una calidad y expresión por lo que le gusta: dibujar. 

27/11/2022
“Dibujar es como un don, creo que nací con eso”.

En el marco de la 74° Fiesta Anual Tradicionalista del Fogón de los Gauchos, que se desarrollará del 25 al 27 de noviembre, en la noche del pasado jueves 23 se inauguró, en Casa del Bicentenario, la Muestra Arte Criollo, espacio que expone algunos de los trabajos realizados por Agustín Montenegro.

“Dibujar es como un don, creo que ya nací con eso. Ya en el jardín de infantes hacía  garabatos. De chico fui aprendiendo por cuenta propia  y empecé a mejorar de tanto dibujar. Nunca fui a una escuela de dibujo, me gustaría estudiar pero por cuestiones laborales y por falta de tiempo no puedo hacerlo pero es algo que quiero hacer para seguir perfeccionándome. Pero nunca estudié dibujo”, así comenzó relatando a El Orden este joven de 26 años.

Luego, con el paso de los años “empecé a tomarlo como algo más profesional; empecé a conocer otros artistas y a partir de ahí, hace unos cuatro o cinco años, hubo un cambio, podríamos decirlo, medio rotundo”.

Mucho tuvo que ver en este cambio su incursión, como el mismo Agustín lo dice, “en las redes sociales porque comencé a meterme más en el ambiente del arte, del dibujo, empecé a conocer gente, mirando a otros artistas, leyendo, buscando información”.

 

El campo y los caballos.

Sus dibujos reflejan un sentimiento especial por el campo, marcando detalles de su ambiente, de su gente. “He dibujado de todo pero siempre volví a la temática del campo, del gaucho. Pero hace un tiempo me empezó a llamar la atención el gaucho antiguo, el de 1810 a 1930, por lo que empecé a investigar. Mucha gente desconoce la historia de los orígenes del gaucho antiguo. Al gaucho moderno, prácticamente, lo conocemos todos más acá que somos una ciudad de campo”, explicó Agustín.

Dice que esta pasión por reflejar el arte criollo “viene por mi familia; tanto la de mi papá como de mi mamá están relacionados con el campo. Aunque siempre me llamó más la atención los caballos. De hecho, en la mayoría de los dibujos que hice puede haber un paisano, un montón de situaciones del campo pero siempre tiene que haber un caballo, vendría a ser mi impronta”.  

Con el tiempo y la práctica, Agustín, como la mayoría de los artistas, fue perfeccionando su trabajo. “Cuando empecé a dibujar, que iba al campo, tenía recuerdos de cosas que hacía, que veía, entonces llegaba a mi casa y dibujaba en base a mi imaginación de lo que había visto, y a veces copiaba de alguna fotos. Pero ahora, los retratos que estoy haciendo y que publico en las redes, son todos encargues. El cliente me envía la foto y hago el dibujo”

Destacó que “lo que a mí me gusta lleva otro proceso que comprende una investigación, buscar archivos y ahí sí puedo armar algo más propio”.

Sus obras las realiza con lápiz, “utilizo grafito y hace poco empecé a usar lápiz en carbón que es otro material de arte pero tengo muy pocos dibujo”, nos comentó Agustín Montenegro; y nos aclaró que “no pinto en color porque no me llama la atención. Sí me gusta verlo, sigo a muchos artistas que pintan, me gusta ver los tonos y otras cosas más, pero particularmente, prefiero seguir con el lápiz”, asegura el joven artista pringlense.  

En cuanto a artistas preferidos, expresó que “me gusta el trabajo de varios, pero en lo referido a campo, como forma de inspiración, es Eleodoro Marenco, ya fallecido y es uno de los más conocidos; también me gustan los trabajos de Aldo Chiappe, que pinta con acrílico; y de Francisco Madero Marenco, un artista muy reconocido por sus dibujos relacionados al campo”.

 

Una sombra que marcó su trabajo.

Le preguntamos a Agustín si entre sus trabajos hay alguno que tenga un significado especial. Y más que un significado dijo que “hay un dibujo que marcó un antes y un después, que lo hice el año pasado. Es un retrato de Ricardo Güiraldes, el autor de Don Segundo Sombra, fue un encargo de una persona de Santa Fe. El dibujo me llevó mucho tiempo, prácticamente un mes entero, con un montón de horas y de detalles y lo disfruté mucho hacerlo. Atrajo más gente, más clientes por eso digo que ese dibujo marcó un antes y un después”.

Sus trabajos son conocidos no solamente en la zona de Pringles y alrededores, sino también en las provincias de Santa Fe y Córdoba, incluso en el vecino país de Uruguay.

Vivir del dibujo.

“Me gustaría vivir de los dibujos porque es algo que me gusta”, nos confiesa; y la verdad que talento tiene. “Puedo estar horas haciéndolo. Me gusta ir mejorando, me gusta todo lo que es relacionado al arte. me llama mucho la atención. En un futuro sí me gustaría dedicarme a esto”.

A quienes les gusta dibujar los animó a “seguir siempre para adelante, de ir mejorando, lleva tiempo. Pero el estudio es fundamental, así sea un curso de una semana, de un día, hay cursos online que están buenos y siempre algo aprendés. A los padres les digo que los apoyen, se puede vivir de esto, lleva un tiempo, pero se puede vivir del dibujo”, aseguró Agustín Montenegro.    

Para contactarlo o ver sus dibujos, lo pueden hacer a través de Instagram @am_artecriollo y de Facebook Agustín Montenegro.

Te puede interesar
Ultimas noticias