Una vecina espera urgente un fármaco que le debe dar IOMA
Historia de vida

Una vecina espera urgente un fármaco que le debe dar IOMA

Se trata de la señora Marta Lecce, quien hizo un llamado público a través de las redes sociales, porque necesita de ese remedio para su fibrosis pulmonar que no puede esperar, y que la obra social está demorando en entregárselo. El fármaco tiene un precio de $170.000.
11/12/2017
L

os enfermos de Fibrosis, en su mayoría adultos mayores, vienen denunciando desde hace un tiempo, que tienen serios problemas para conseguir fármacos y nebulizadores especiales que se producen para tratar dicha patología, por el alto precio que ostentan los medicamentos, y que sus obras sociales deberían cubrir.
La fibrosis pulmonar es una enfermedad minoritaria -afecta a entre 13 y 20 personas de cada 100.000- con muy mal pronóstico y poco conocida. Y nos llamó la atención una publicación que apareció en las redes sociales, formulada por la señora Marta Lecce, vecina de nuestra ciudad, quien
publicó vía Facebook, el problema de salud por el que está padeciendo, sumado a que no encuentra rápida respuesta de IOMA, para conseguir el medicamento indicado, que si bien no curará su enfermedad, sí la controlará pudiendo tener una mejor calidad de vida. Es un antifibrótico, que inhibe funcionalmente la progresión de la enfermedad

Como hizo público su problema, EL ORDEN, entrevistó a Marta Lecce, con la salvedad, que no lo tome como una intromisión, y que era su decisión si deseaba que su caso- como el de tantos otros - lo diéramos a conocer a través de nuestra página.
En ese sentido, nos manifestó que su caso, podría de servirle a otras personas, por lo que accedió amablemente a nuestra requisitoria, por lo que le agradecemos profundamente.
Al respecto explicó Marta: "Tengo fibrosis, me atendía una doctora en La Plata y me dio un medicamento que costaba 65 mil pesos. Después de idas y vueltas, la obra social IOMA me lo dio, pero el medicamento me causaba otros efectos secundarios que no los toleraba. Entonces, aquí en Pringles, un médico me aconsejó una consulta con un profesional de Bahía Blanca, que se dedica solamente a esa especialidad. Lo fui a ver, y me cambió la medicación. Me dijo que recién llegaba de un Congreso, y que ese medicamento era lo último que había salido, pero viendo el precio que tiene, me es imposible pagarlo. Estoy cansada de ir a IOMA, seguir el reclamo por Internet y no me lo da".

Consultada sobre el precio del fármaco, expresó: "El medicamento sale $165.000. Son sesenta pastillas y debo tomar dos por días, por lo que el medicamento es para un mes. Y debo tomarlo todos los meses.
Es una enfermedad que se puede atenuar, pero no es curable".
"El pulmón se va endureciendo y va quitando la capacidad de respiración. Este medicamento es para mantener la enfermedad, no me voy a curar. Lo que me quede de vida lo voy a seguir teniendo. Pero si esto se agrava puedo tener un enfisema"

Sostuvo además: "Me enoja la situación, porque me hacen estudios, más estudios, tenes que gastar en las ordenes, pelear por los cobros. Pero hay que insistir, porque si no, tenés que ir a hablar con un abogado y hacer un recurso de amparo, pero siempre hay que gastar y estoy cansada de tantas idas y vueltas".

Y agregó: "Todo lleva su trámite y su tiempo. De IOMA Pringles, va a Bahía Blanca, de Bahía a La Platak, y después hace el mismo recorrido a la inversa hasta que llega nuevamente a Pringles".
"Mi hija es médica y en IOMA de La Plata le dijeron que hay que activarlo en la oficina de Pringles, por lo que ya no sé qué hacer, porque pasan los días, y mi enfermedad no espera".
"Si esto puede ayudar a otras personas, a mí no me molesta que se conozca, porque no dañamos a nadie, solamente a mí, que estoy peleando con el tiempo".

En cuanto a su obra social, contó: " cuando empecé a trabajar, me afilié a un gremio, a SOEME, y no tengo ningún beneficio en las farmacias, porque hace años que está cortado porque no pagaron. Me quiero borrar. Mandé carta documento, fui directamente a La Plata, y nada. Yo tengo un sueldo de 13.000 pesos y me descuentan el diez por ciento, es decir que me sacan 1.300 pesos, y no tengo ningún beneficio, pero nadie puede hacer nada", expresó.

El caso de Marta Lecce, es uno más de los tantos que existen que no pueden acceder a un medicamento específico, principalmente para ciertas patologías, como las oncológicas o como en este caso por Fibrosis pulmonar, porque la obra social, se toma su tiempo, cuando precisamente los enfermos no lo tienen y cada minuto, cada día que pasa, es de vital importancia hacerse de su medicamento, que para eso, durante años, las obras sociales le han descontado de sus sueldos y haberes un porcentaje, que cubriría los gastos en caso de necesitarlo en forma urgente.
Seguramente que la oficina de IOMA, Coronel Pringles, agilizará el tema, y Marta Lecce podrá acceder a su medicación. No importa el valor… lo importante es la vida, la calidad de vida, la solidaridad que se debe tener antes estos casos patológicos.

Alguien dijo alguna vez, que "este sistema, es como un respirador artificial, si te lo desconectan te morís", o como dirían nuestros abuelos, si no tenes plata, te morís. Esperemos que no sea así, por lo menos en nuestra ciudad, porque hay profesionales que se mueven a la par del paciente para resolverle un problema de salud, y creemos que éste no será la excepción.
Gracias Marta, que Dios la proteja, y verá que pronto le llegará el medicamento que necesita para que tenga la calidad de vida que se merece.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    100%
    27 votos
  • No me gustó
    0%
    0 votos
  • Me da lo mismo
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
54
%
La gallina
46
%
Cargando...
Seguinos en Facebook