EZEQUIEL RÍOS:

"El objetivo es lograr tener un poco más de orden en la ciudad"

Lo señaló el nuevo funcionario municipal, puesto en funciones en la mañana de ayer como Director de Gobierno e Inspección. Si bien el desafío es grande, su voluntad y decisión es mayor.
03/01/2018
D

icen que el compromiso, la transparencia y la dedicación son los tres pilares fundamentales que deben tener quienes son servidores públicos. Y esta premisa la lleva bien encendida el dirigente radical Ezequiel Ríos, quien se suma al accionar comunal a solicitud del Intendente Municipal, Carlos Berterret.

Desde ayer, martes 2 de enero, Ezequiel Ríos, es Director de Gobierno e Inspección, el nuevo cargo creado por el Departamento Ejecutivo.
Cargo que absorbe funciones de la Secretaría de Gobierno y algunas de la ex Dirección de Seguridad, área que ocupaba el ex comisario Antonio Lescano.

Si bien recién está tomando contacto con las problemáticas existentes en su área, EL ORDEN, entrevistó a Ezequiel Ríos, para conocer en detalle el qué, cómo, cuándo, y dónde de la nueva función que cumplirá.

-¿Dejó de existir el área de Seguridad y por qué otra será reemplazada?
-Dicha área se suprimió, como algunas otras áreas que estaban a cargo de Lescano, y que ahora estarán a mi cargo. Básicamente lo que no existe más es la Dirección de Seguridad, propiamente dicha, que se va a manejar directamente con quienes tienen competencia directa con la Fiscalía, la Policía y la Justicia.

-Pasando a su función. ¿Cómo se ve cómo inspector?
-Es un desafío importante. Uno siempre estuvo ligado a la función pública por medio de la política partidaria (radicalismo), y ahora surge esta posibilidad de volver a la función pública como hace once años atrás.

 

-¿Que función cumplía?
-Fui Secretario de Gobierno de la Municipalidad de La Madrid, y anteriormente estuve vinculado a la Administración Pública, porque trabajé diez años en el Senado de la Provincia de Buenos Aires.
Ahora, estoy nuevamente en algo vinculado a la gestión en mi pueblo, por lo que es doblemente satisfactorio. En lo personal es un desafío interesante al tratar de cumplir los objetivos que el Intendente puso y comparto además, porque son necesarios.

-¿Cual son esos objetivos?
-Ya estuve recorriendo todas las áreas que me corresponden. Me falta ir a la Playa de Camiones que voy mañana (por hoy).
He hablado con parte del personal, porque otros todavía nos los ubiqué. Pero una vez que realice un análisis generalizado del área, se van a hacer algunas modificaciones para optimizar los recursos materiales y humanos, y lograr tener un poco más de orden en la ciudad.
La función mía es fácil, porque trato con los concejales que los conozco a todos. Tengo buen trato con los catorce ediles, por lo que la parte esa que me delegaron va a ser muy fácil para mí. Es conversar y tener buen diálogo con todos.
Días atrás estuve conversando con un concejal de la oposición, hoy con otro, y tengo una reunión pautada con el bloque de Cambiemos, así que esa parte es sencilla.
Y después mantener un vínculo directo con mis pares del Gabinete, dado que lo que es Inspección, que se llama Inspección General, conlleva a que uno desde el área, sea los ojos del Estado. A veces no es llamar a un vecino porque está en contravención, sino llamar a un par para solucionar alguna falencia del Municipio, prestar servicio o controlar unas cuestiones municipales

-Hace muchos años atrás existía la figura de Inspector General, ¿es similar a la función que cumplirá actualmente?
-Sí, existía esa figura que con el tiempo fue mutando y terminó siendo un Inspector de Tránsito o el jefe de Inspección de Tránsito.
Si desde siempre, el inspector era que debía llevar un relevamiento cotidiano del estado de la ciudad y ante alguna falencia, sea del Estado o de lo privado, tratar de accionar para solucionarlo.
Había rumbeado por ese lado, pero con algunos otros condimentos y otras herramientas que existen hoy en día como la Guardia Urbana que antes no existía, o el Centro de Monitoreo, que tampoco existía. Es un amplio espectro donde me tocará actuar.
Habrá que tomar rápidamente cartas en el asunto, pero primero quiero ir, viendo y después sí, comenzar a accionar. Como dice el dicho, 'escoba nueva barre bien' y cuando entra un funcionario nuevo, quiere comerse la cancha, pero yo voy a hacer al revés: Voy de menor a mayor, para no cometer errores, que ya se cometieron, prefiero ir pisando sobre firme.

-¿Escuchará a la gente y caminará la calle?
-El pedido que tengo es que no esté encerrado en una oficina. Tengo ya asignado un móvil, que me lo darán mañana, por lo que voy a estar mucho en la calle.
El vecino, si me ve, y se quiere acercar por algún problema, será escuchado. La idea es que Pringles esté un poco más ordenado y se puede hacer entre todos.
Las normas que existen, no es para molestar, sino para tener una buena convivencia entre los vecinos y la ciudad esté cada día mejor.

-¿Cuando asumió su nueva función?
-Hoy (por ayer) a la mañana asumí. No hubo ningún acto protocolar, simplemente lo anunció el viernes pasado el Intendente Berterret, y hoy a la mañana, el Secretario de Gobierno Sergio Casey, me puso en funciones, presentándome al personal.

-¿Cómo llegó a esta función de Inspección?
-Cuando uno está en política, siempre charla, pero me había incorporado al equipo de mi amigo, Emiliano Balbín con el cual compartimos la militancia hace 22 años, tenemos una amistad, y me iba a incorporar a su equipo de trabajo. Por eso al 30 de noviembre había renunciado al trabajo que tenía, porque no podía hacer las dos cosas.
Estando en La Plata, me llamó el intendente Berterret, volví y tuvimos una charla y ahí concretamos.
Si bien había dejado mi actividad privada como empleado de comercio, surgió esto, y me interesó, más porque está en Pringles, donde uno está afincado y si bien participé en el cargo de asesor ad-honoren del bloque de concejales radicales, tener una función directamente, es algo que me alegra y es un profundo desafío personal.

´-¿Por qué en tránsito no se cumplen con algunas normas?
-Si se cumpliera con todas las normas que están escritas sería todo distinto. Hay que empezar a cumplir, las normas están para garantizar la convivencia.
Si se intentara ahora hacer cumplir todas juntas, lejos de lograr una buena convivencia, generaríamos un caos.
Por eso decía, que voy a ir de menor a mayor, para evitar que se produzca un caos. Los argentinos somos un poco anárquicos, y nos parece que incumpliendo las normas embromamos al Estado, cuando en realidad embromamos al vecino.
Es un trabajo de concientización, de educación y uno tiene la esperanza de hacerlo bien, y llegado el caso sancionar también, pero siempre en última instancia.

-¿Donde tiene su lugar físico de atención?
-Momentáneamente estoy en el CIMAC, como recién me estoy acomodando, la semana que viene daré a conocer algunos horarios de atención, pero igualmente me encontrarán en la calle, la mayor parte del tiempo. Y hay que andar mucho.

Escuchando a Ezequiel Ríos, lo vimos con ganas de proyectar y de lograr realizar un trabajo destinado al bien común. Y como decíamos al principio de la nota, presentó los tres pilares que deben tener quienes son servidores públicos. Esto es: compromiso, transparencia y dedicación. El tiempo lo dirá.

 

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    88%
    7 votos
  • No me gustó
    13%
    1 voto
  • Me da lo mismo
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
57
%
La gallina
43
%
Cargando...
Seguinos en Facebook