Vándalos volvieron a  dañar paredes con grafitis
De dulce TIENE poco ...

Vándalos volvieron a dañar paredes con grafitis

13/04/2019
E

n este caso se vieron afectadas al menos tres viviendas de nuestra ciudad, que en la mañana de ayer se encontraron con un grafiti de importantes dimensiones en las paredes, y -en otro caso- en una persiana.

 


De dulce -o 'Sweet' como dicen los grafitis que se pintaron- no tienen nada. Los grafitis con esa palabra en ingles que descubrieron algunos vecinos pringlenses en la fachada de sus viviendas al despertarse en la mañana de ayer, deja un sinsabor e impotencia al ver dañadas sus propiedades.

Lamentablemente, volvieron a aparecer los grafiteros en la ciudad, de esos grafiteros que solo hacen daño, y no de los otros. Los mismos dañaron los frentes y persianas de al menos tres viviendas en el radio céntrico. Anteriores sucesos similares habían tenido lugar en 2017, donde se constató que los responsables eran menores de edad.

Viviendas de la ciudad se vieron afectadas nuevamente por el vandalismo, en este caso a través de grafitis que dañaron los frentes de las mismas.
La ciudad amaneció ayer con al menos tres grafitis, dos en calle Sáenz Peña al 1000, donde dibujaron en las paredes (en una vivienda y en un conocido comercio local) y uno en Rivadavia al 700, donde el grafiti fue realizado en una persiana de chapa.

 

 

Las viviendas se encuentran en pleno radio céntrico, y podría haber cámaras de seguridad en cercanías, para tratar de identificar a los autores de estos actos de vandalismo.
Los tres grafitis que se pudieron observar son similares, en los mismos se lee la palabra 'Sweet' (que traducido al español significa 'Dulce').

Hacía tiempo que -afortunadamente- no se hablaba de actos vandálicos con grafitis. Si uno hace memoria, en las primeras dos semanas de julio de 2017, habían ocurrido sucesos similares en los que luego se constató que los autores habían sido menores de edad.

 

 

En la primera semana de aquel año aparecieron grafiteadas farolas de la Plaza Juan Pascual Pringles -la plaza central de la ciudad- y días después los daños fueron mayores, con varios actos de vandalismo mediante el uso de grafitis en edificios como la Municipalidad, Parroquia Santa Rosa de Lima y el Centro Cívico; más vehículos que estaban estacionados en la vía pública y algunos frentes de viviendas particulares.

Hay vecinos que se preocupan y mucho por mantener el aspecto de sus fachadas, invirtiendo en pintura exterior para que después, lamentablemente, aparezcan personas como éstas y dañen lo que tanto esfuerzo les costó a los vecinos de nuestra comunidad.

Esperemos que se puedan aportar datos y se identifique a quien o quienes hicieron daños en la madrugada del viernes.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    %
    0 votos
  • No me gustó
    %
    0 votos
  • Me da lo mismo
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
53
%
La gallina
47
%
Cargando...
Seguinos en Facebook