Se está embelleciendo la Capilla Virgen de Fátima
NOVEDADES DE LA PARROQUIA

Se está embelleciendo la Capilla Virgen de Fátima

Se encuentra ubicada en el Barrio Roca, y es la primer Capilla que se construyó en nuestra ciudad, después del Templo Parroquial. El Padre Ernesto Mendiondo aspira culminar los trabajos este año.
03/03/2017
E

ste año 2017 se cumplen 100 años de las apariciones de la Virgen María en Fátima, acontecimiento que la Iglesia Católica celebrará a nivel mundial, por lo que se irán desarrollando diversas actividades y eventos conmemorando dicha centenario; y de manera particular en aquellas comunidades donde esta advocación mariana tenga presencia como en nuestra localidad con la Capilla Virgen de Fátima, ubicada en el Barrio Roca, templo en el cual se están realizando algunos arreglos.

Sobre estos trabajos, el P. Ernesto Mendiondo, manifestó que “debido a este acontecimiento tan importante y al estar bajo el patrocinio de la Virgen de Fátima, hemos programado tres etapas de trabajos en la capilla, al cumplirse este 13 de mayo 100 años de la primera aparición de la Virgen en Cova da Iria a los tres pastorcitos”.

“La primera parte ya está en marcha –prosiguió- y consiste en la colocación de un nuevo cielorraso –ya colocado- y un nuevo piso de cerámica además de la colocación de durlock alrededor de las paredes internas de la capilla por un problema de humedad que viene de los cimientos del edificio lo cual hace muy oneroso estar pintando de manera seguida el interior”.

El P. Ernesto recordó que “la capilla Virgen de Fátima es la capilla más antigua que tenemos en la comunidad” ya que “es la primera que se construyó en Pringles después de la parroquia”,  y que luego de su arribo a nuestra ciudad “fue la primera capilla en la que hicimos arreglos, porque en el 2009 se cumplieron sus cincuenta años, oportunidad en que el Arzobispo Mons. Guillermo Garlatti consagró su nuevo altar”. Tiempo después construyó  un nuevo salón de catequesis, la cocina, entre otras obras más por lo que “nos parecía que una buena oportunidad, ya que las demás capillas están muy bien (ediliciamente), de hacer algunas obras para hermosearla ante este acontecimiento tan importante”.

En cuanto a los siguientes trabajos a realizar, el párroco local señaló que “la segunda etapa sería la pintura y la tercera sería construir, aprovechando el amplio patio que tiene la capilla, una hermosa sacristía para que los vasos sagrados y demás ornamentos estén en un mejor lugar; algo similar hicimos en la capilla Santa Lucía tiempo atrás”.

Sobre la realización de esta tercera etapa, el P. Ernesto dijo que “quizás no lleguemos a hacerlo este año”, aunque reconoció que “sí me gustaría poder hacerlo”.

 

El aporte de la comunidad

Como cada obra misionera o edilicia que el P. Ernesto emprende, siempre ha tenido el apoyo de la comunidad.

Al respecto, dijo “Es increíble cómo está colaborando la comunidad. Algunos con más, otros con menos pero todos colaborando. A mí me da una gran alegría saber que la gente confía, con los ojos cerrados, lo que uno le pide y saben que lo van a ver hecho obras. Mucha gente que es devota de la Virgen de Fátima, prometió seguir colaborando”.

 

Actividades por el Centenario de las Apariciones

Mendiondo adelantó que en los próximos días del mes de marzo tendrá un encuentro con los integrantes de la comisión de la capilla “para organizar tareas pastorales que intensificaremos en la capilla por ser un año muy importante” donde “nuestra capilla de Fátima será protagonista; actos que iremos realizando a lo largo del año” ya que “a nivel mundial la Iglesia, desde el Papa, va a ir dando directivas como para vivir con frutos este centenario, sobre todo con indulgencias y retomando los mensajes de la Virgen de Fátima.

 

Las Apariciones de Fátima

Las apariciones de Fátima, se produjeron en Portugal, en el lugar denominado Cova da Iría, Parroquia de Fátima, Municipio de Vila Nova de Ourém, hoy Diócesis de Leiría-Fátima.

El 13 de Mayo de 1917, tres niños llamados Lucía de Jesús, de 10 años y sus primos, Francisco y Jacinta Marto, de 9 y 7 años, cuidaban un pequeño rebaño en Cova da Iría. Alrededor del mediodía, después de haber rezado el rosario, como habitualmente hacían, mientras se entretenían en construir una pequeña casa de piedras sueltas, en el mismo local donde hoy se encuentra situada la basílica, de repente vieron una luz brillante; pensando que era un relámpago decidieron marcharse, pero un poquito más abajo otro relámpago iluminó el espacio y vieron encima de una pequeña encina, donde se encuentra ahora la Capilla (Capelinha) de las apariciones, una “Señora más brillante que el sol”; de sus manos pendía un rosario blanco. La Señora dijo a los tres pastorcitos que era necesario rezar mucho y los invitó a volver a Cova da Iría durante otros cinco meses consecutivos, en los días 13 a la misma hora. Los niños así lo hicieron y en los días 13 de junio, julio, septiembre y octubre, la Señora volvió a aparecérseles. En la última aparición, estando presentes cerca de 70.000 personas, la Virgen les dijo que era la “Señora del Rosario” y que hicieran allí una Capilla en su honor. Después de la aparición todos los presentes observaron el milagro prometido a los tres niños en julio y setiembre: el sol, pareciéndose a un “disco” de plata, se le podía mirar sin dificultad alguna y giraba sobre sí mismo como si fuese una rueda de fuego, que fuera a precipitarse sobre la tierra. 

Galería de noticia
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    100%
    2 votos
  • No me gustó
    0%
    0 votos
  • Me da lo mismo
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
52
%
La gallina
48
%
Cargando...
Seguinos en Facebook