sábado 28 de enero de 2023
Nubes 24.4ºc | Pringles

CIUDAD

Estafas a pringlenses: la importancia de activar la verificación en dos pasos

En estos últimos días, varios pringlenses se vieron afectados con el robo de sus contactos y otras aplicaciones de sus teléfonos celulares, al enviar un código de WhatsApp. Importante: hacer la verificación en dos pasos para evitarlo. Hablamos con Mario Piccinetti que fue damnificado en el dia de ayer

19/01/2023
Estafas a pringlenses: la importancia de activar la verificación en dos pasos

En las últimas horas se conoció que varios pringlenses fueron víctimas de intentos de estafas a través de perder el acceso a su WhatsApp, luego de que les solicitaran algún código. Los delincuentes se apoderan del WhatsApp de la persona, y se comunican de esa forma con los contactos, para tratar de cometer estafas.

 

Aquí damos detalles de uno de los damnificados, y luego algunas recomendaciones para hacer la verificación en dos pasos.

 

Mario Piccinetti es una de las personas damnificadas, perdió la totalidad de sus contactos y por 7 días no podrá utilizar su WhatsApp, muy necesario para su actividad laboral. Cuenta cómo le sustrajeron datos, a Diario EL ORDEN.

 

“CUANDO ME DI CUENTA, ESTABA FRITO”

 “Pensé que a mí no me podía pasar porque estoy muy atento, informado, pero cuando me di cuenta, ya estaba frito” lamenta el pringlense.

 

Mario recibió un llamado con característica 2281 (Chillar o Azul). Un hombre le dijo que estaba en Bahía Blanca, que había visto publicada una vivienda en Av. Colon y Catamarca, y que quería comprarla.

 

“Era verdad, yo la había publicado en Facebook. Me dice: me gusta que tiene salón al lado, estoy parado acá enfrente, mi esposa es peluquera y podríamos poner peluquería ahí. ¿Me la podes mostrar adentro a ver cómo es?”.

 

Ahí comienza una conversación entre el supuesto comprador de la vivienda, y Mario Piccinetti.

 

“Le digo: voy a estar la semana que viene en Bahía y te la puedo mostrar. Quedamos en encontrarnos el martes a las 11 de la mañana. A todo esto, me dice: me vas a tener que dar una mano con la empresa, manejo un camión de Montalvo del Sur, ¿en dónde estás? En Coronel Pringles, le respondo. Ahhh, me dice, conozco mucha gente de ahí, siempre paso por la ruta 3”.

 

Ya ese dato de ruta 3 en conexión con Pringles (no pasa esa ruta por acá), hizo dudar un poco a Mario, pero siguió adelante con la comunicación.

 

El supuesto comprador le comentó que como el camión que maneja tiene un sistema de vigilancia, no puede estar detenido una hora fuera de su ruta, por lo que necesitaría un código que enviaría la empresa, para hacer una autorización por ese lapso.

 

“Ellos te mandan un código, vos me lo pasas, lo cargo acá en la computadora del camión y estoy autorizado para estar una hora ese día para ver la casa” le dijo el supuesto comprador.

 

Es en ese momento que a Mario lo llaman desde un número con prefijo internacional, de Estados Unidos.

 

“Le digo: me están llamando de un teléfono de Estados Unidos, y esta persona me dice que sí, que los dueños de la empresa de camiones son alemanes y viven en ese país. Me dice que por favor atienda así me pasan un código”.

 

El pringlense cae en el “verso” de esta persona, atiende esa llamada, le pasan un código, y se lo pasa al presunto comprador.

 

Pero la cosa no queda ahí, esta persona siguió sacando información, de una manera increíble.

 

“Me dice: anda re mal esto, a lo que le respondo que me mande un WhatsApp. No me anda, pasa que tengo línea de Personal, ¿usted también? Si, le digo. Y me dice, estos Motorola andan para el caraj*, son una porquería, ¿que teléfono tenes vos? Un Samsung le respondo”.

 

Mario no deja de lamentarse esas respuestas automáticas, le dijo que cortaba la comunicación porque estaba almorzando, y dice: “me cagaron”. Cuando se dio cuenta, ya era tarde.

 

“QUISE ENTRAR AL WHATSAPP Y NO ME DEJABA. TAMPOCO PODÍA HACER LLAMADAS”

 

Una vez que se dio cuenta que le habían pedido datos para sacarle información y apoderarse de sus contactos, por ejemplo, el pringlense intentó ingresar al WhatsApp y le solicitaba una verificación en dos pasos, que no había hecho previamente. Si la hubiese tenido activada, se hubiese salvado de esta situación.

 

También se quiso comunicar a este medio para informar lo sucedido, pero ni siquiera le dejaba hacer llamadas.

 

“Se habían movido tan rápido que habían llamado a Personal y me habían dado de baja por robo. Llamé al 114 y me dicen: alguien hace 15 minutos llamó, que la línea estaba robada, por eso lo dimos de baja. Se ve que habían dado todos los datos que me habían ido sacando en la llamada. Pero como no tengo una cuenta asociada (bancaria), el problema sólo queda en el robo de la totalidad de mis contactos, y están mandando mensajes a través de ese número”.

 

Si bien no tiene certeza que los delincuentes hayan podido concretar alguna estafa, sí sabe que se comunicaron con familiares y amigos, anunciando que ése era su nuevo número.

 

“Desde ese número de teléfono entraron en conversaciones con familiares, con amigos. Les decían: cambié el numero, agendátelo. Pero nadie le dio pelota porque saben que yo tengo este número desde hace muchos años, por mi situación laboral”.

 

El pringlense fue a la Comisaría, y allí le dijeron que no era el único con ese problema. Ese día ya eran tres los damnificados. Le recomendaron desinstalar el WhatsApp y volver a instalarlo.

 

“Me escribe por Facebook Nico Casariego, un amigo que sabe mucho de informática. Así que él me logró solucionar algunas cosas pero perdí la cuenta de WhatsApp, que me impide trabajar por 7 días” finalizó.

 

¿CÓMO HACER LA VERIFICACION EN DOS PASOS?

 Cuando recibimos una llamada telefónica en donde intentan sacarnos datos, y luego solicitan que les pases un código que ellos mismos te van a enviar por medio de un llamado simultáneo, se recomienda no enviarlo, ya que es el código de verificación de WhatsApp.

 De esa forma, intentan robarte la información que tenés depositada en esa aplicación, ya sea números o archivos.

 

Por ello se aconseja activar la "Verificación en dos pasos" que previene estás situaciones, ya que si ellos obtienen el código que WhatsApp te envía, también necesitarán un pin de acceso para poder concretar el robo de tu cuenta.

 

¿Cómo hacerlo? Se activa esa opción en el mismo menú de WhatsApp entrando a: Ajustes, cuenta, verificación en dos pasos.

A los pasos de la Verificación no los ponemos porque por políticas de WhatsApp no se pueden realizar las capturas, pero una vez que se selecciona el botón que dice "Activar", te pide que ingreses un número de 6 dígitos que funciona como PIN, en el paso siguiente te pide que lo vuelvas a ingresar nuevamente y por último que ingreses un correo electrónico de respaldo. Una vez finalizado te va a solicitar que como prueba ingreses el PIN ingresado y te avisa que de una forma periódica te va a pedir que lo ingreses para ayudarte a que no olvides esos números. 

Como escribimos al principio de esta nota, esta no es la receta que nos va a asegurar no volver a ser víctimas de un hecho de estafa, pero si nos da la tranquilidad de estar seguros que no nos van a poder robar la identidad por WhatsApp.

 

ROGELIO GÓMEZ – EL ORDEN

Te puede interesar
Ultimas noticias