domingo 14 de abril de 2024
Nubes 13.8ºc | Pringles

CIUDAD

Espectro autista: “lo que ellos necesitan, en Pringles no se consigue

La lucha diaria de una mamá y su pequeño hijo con espectro autista. Yesica Quiroga contó cómo es la rutina de su hijo Camilo, de 4 años, y los viajes constantes en busca de terapias que mejoren su calidad de vida

16/03/2023
Espectro autista: “lo que ellos necesitan, en Pringles no se consigue

Yesica es mamá de Camilo, se dio cuenta que su hijo, antes de los 2 añitos, no respondía a su nombre y tampoco la miraba, no conectaba su mirada.

 

“Vivía en la pieza con sus juegos y nada más” relata Yesica a La Voz del Orden.

 

Al iniciar jardín, es alertada por las maestras que allí tampoco respondía a su nombre. Comenzaron a realizarle estudios por si tenía problemas en los oídos, si no escuchaba; hasta que al derivarlos a una neuróloga constataron –con más estudios-, que Camilo tenia espectro autista.

 

ESCUCHA LA NOTA COMPLETA 

 

Yesica cuenta que la vida de Camilo es rutinaria, evitando sacarlos de ellas para que no se alteren y que las terapias necesarias para mejorar su calidad de vida, es difícil conseguirlas en nuestra ciudad.

 

“En Pringles no hay terapias. Las que ellos necesitan, en Pringles no se consiguen, y si las hay los profesionales están tapados de trabajo. Como mamá es feo, porque sabes que eso mejora su calidad de vida y no lo encontras. O tener que ir afuera o estar en lista de espera” señaló.

 

Si bien ella con Camilo puede viajar a terapias, hay muchas familias que no lo pueden hacer.

“Una tiene la forma de viajar, pero me pongo en el lugar de la mama que no cuenta con los medios para viajar. Acá, es ir a las 6 dela mañana a la neuróloga, para que te den turnos dentro de un mes o más”.

 

“Por ejemplo, nosotros necesitamos conseguir terapia ocupacional y fonoaudióloga y acá no hay lugar. Entonces estamos en lista de espera de una fundación” agregó.

 

Camilo va dos veces por semana a la psicopedagoga, y de tarde va a al jardín con su acompañante terapéutica.

 

“Tiene una rutina, antes de ir al jardín le explico, no hay que sacarlos de sus rutinas porque se alteran, ya sea con ruidos, olores, etc. Es una lucha diaria de ellos y de los papas que debemos adaptarnos a ellos”.

 

La acompañante terapéutica –en el caso de Yesica tiene una mutual que la cubre-, hace que Camilo se pueda relacionar con sus compañeros, hacer una actividad, sociabilizar con sus pares y maestra.

 

“No tiene impedimentos para hacer actividades, pero no hay lugares donde ellos (los autistas) puedan estar. Como sociedad no estamos preparados, no se concientiza, vemos que el nene se tira al piso y parece un berrinche, sin saber, y eso como papas duele”.

 

A Yesica le ha pasado que Camilo se tire al piso en lugares donde hay mucha gente, pero afortunadamente el pequeño no ha tenido crisis fuertes.

 

En Pringles, por iniciativa de padres de niños con espectro autista, se formó hace un año un grupo de WhatsApp.

 

“Hay un grupo que se llama familiares de TEA, para todos los interesados y a partir del lunes nos empezamos a reunir. El año pasado gracias a una mama y papa se trajeron profesionales a dar una charla y herramientas, para padres y maestros. Y este año tenemos proyectos que ojalá se nos den, por nuestros hijos y por todos”.

 

Por último, dejó un mensaje para papás y mamás que atraviesan una situación similar.

 

“Siempre luchen por sus hijos, por su bienestar. Camilo va creciendo, hay lugares que todavía no están preparados para ellos, y es una preocupación. Nos da miedo cada etapa que van avanzando, y se hace cada vez más difícil para uno como papá o mamá, porque no se sabe con qué se van a encontrar” finalizó.

 

ROGELIO GÓMEZ – EL ORDEN

Te puede interesar
Ultimas noticias