domingo 14 de abril de 2024
Nubes 14ºc | Pringles

CIUDAD

“Uno no imagina las fuerzas que tiene, hasta que le pasa algo”

Micaela Fitere contó su experiencia con el cáncer de mama que pudo superar. Fue en el programa La Voz del Orden que se emite por FM Ciudad, una nota muy emotiva, que puede ayudar a otros a obtener fuerzas para seguir luchando

23/05/2023
“Uno no imagina las fuerzas que tiene, hasta que le pasa algo”

“En la eco me dicen: lo que veo no me gusta. Había una pelotita delante y otra detrás”. Así comienza el relato de Micaela Fitere, quien pudo superar un cáncer de mama.

 

Ante la consulta cuando se dio cuenta que tenía una pelotita que no debía estar, le realizaron punciones para detectar si podía llegar a tener algún tipo de cáncer.

 “Me dijeron que igualmente había que operarlo, había que inhibir lactancia y no fue tan fácil. Iba a trabajar encorvada, era muy doloroso, me hacen mamografía y en Bahía me realizaron ocho extracciones para determinar”.

 “No le podemos errar” le confiaron los médicos, sin embargo, cuando regresaba de un viaje e ingresaba a nuestra ciudad, la felicidad para Micaela era completa: el resultado de las extracciones había dado negativo.

 “Entrando a Pringles me llega un audio de la oncóloga, que la punción había dado negativa. Nos abrazamos con mi familia, pero igualmente acordamos operar el 26 de septiembre, porque eso no debía estar ahí”.

 

El día de la operación, para sacar el nódulo, ingresó al quirófano esperando salir a los 40 minutos.

 “Cuando despierto tenía mucho dolor, después pensé, algo anda mal. Ninguno me decía nada y tenían miradas tristes. Llega el doctor, me dice que la operación no salió bien: se pudo sacar todo pero tenés cáncer”.

 Su marido, Gonzalo, se quebró, pero Mica reunió fuerzas.

 “Le dije: te aseguro que voy a estar bien, de ésta vamos a salir. Nadie lo podía creer porque la punción había dado negativa, eso porque a pesar de muchas extracciones no se había llegado a donde estaba ubicado el cáncer”.

 

EL ACOMPAÑAMIENTO DE SU FAMILIA Y LAS FUERZAS DE SUS HIJAS

 “La contención es fundamental. Yo me aferré a mis hijas, me daban fuerzas con solo verlas. Uno no imagina las fuerzas que tiene, hasta que le pasa algo” señala.

 Micaela tuvo un cáncer hormonal y altamente agresivo.

 “En ese momento me dijeron vamos a ir a quimio, después radioterapia y hormonoterapia por 5-10 años. Y el pelo te lo vas a tener que cortar, porque te va a doler un poco y se te va a caer”.

 “Era imaginarme calva, hacer 4 meses de quimio (un misil), cuatro ciclos de tres horas. Después a rayos, 33 sesiones, y ahora estoy en etapa de pastillas” agregó.

 La primera quimio cuenta que no quería estar ahí, no quería entrar. Luego ya más animada, buscando que las demás personas –que concurren a quimio y están atravesando difícil situación de salud-, también mejoren su ánimo.

 “Mi última quimio fue terrible, le pedí a Dios que me dé las fuerzas que estaba necesitando” finaliza, luego de haber pasado lo peor, y disfrutar de este presente, recuperando el cabello, las fuerzas, y habiendo vencido al cáncer.

 ROGELIO GÓMEZ – EL ORDEN

Te puede interesar
Ultimas noticias