domingo 14 de abril de 2024
Nubes 14ºc | Pringles

POLITICA

La vicepresidenta sobre Alberto Fernández: "Este Gobierno es infinitamente mejor de lo que hubiera sido otro de Macri"

Al encabezar un multitudinario acto en Plaza de Mayo, la vicepresidenta se diferenció de Alberto Fernández pero rescató aspectos de su gestión, en medio de la fuerte tensión entre ambos.

25/05/2023
La vicepresidenta sobre Alberto Fernández: "Este Gobierno es infinitamente mejor de lo que hubiera sido otro de Macri"

Con un clima cálido por el candor de la militancia pero desapacible y de postal épica de paraguas, impermeables y lluvia, Cristina Fernández de Kircher llegó a Plaza de Mayo a las 15.30.

 

Junto a su familia, su hijo Máximo, sus nietos y su cuñada y gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, fue recibida con el grito atronador “Cristina Presidenta”. En primera fila también se pudo ver al gobernador bonaerense Axel Kicillof, y a los ministros del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, y de Economía, Sergio Massa.

En el inicio de su discurso, a veinte años de la asunción de Néstor Kirchner como Presidente, la Vicepresidenta hizo un repaso del momento histórico en el que tuvo que gobernar: tiempos de “Estado así de chiquitito y una deuda externa así de grande”, subrayó la mandataria.

“Quiero compartirlo con ustedes porque es necesario ante tanta desinformación, ante tanta confusión armada premeditadamente, que lo llevemos a todos los rincones de la patria, en cada escuela en cada barrio, en cada fábrica, en cada comercio, a la calle”, remarcó.

“YPF había sido privatizada, igual que Aerolíneas Argentinas, el Correo que también había sido privatizado, la Anses tampoco existía, cuando él llegó se jubilaban unos pocos, los recursos de los trabajadores habían sido privatizados y entregados a la AFJP, apneas una jubilación de 200 pesos para los que habían cumplido todos los años y todos los aportes”, indicó, y apuntó: “En este país jubilarse no era un derecho”.

“Todo estaba en manos de los privados. Importábamos combustible porque no exploraban ni exportaban. Si todo estaba en manos de los privados, de los buenos administradores, ¿por qué la Argentina debía tanta plata? Porque habían contraído deuda externa para sostener la falsa dolarización y seguían endeudando el país, y el día que se cayó la famosa dolarización estalló el país”, puntualizó.

“Habían contraído deuda externa para sostener la falsa dolarización pero fuimos los kukas los que pagamos los depósitos a plazo fijo”, aseveró.

“Cuando Néstor llegó al Gobierno y recibió la deuda defaulteada soberana más grande la historia y la restructuró contra viento y marea, logrando la quita de capital y de interés más grande de la que se tenga memoria, deuda que había sido estatizada en el ’82, cuando se iba la dictadura militar y la deuda contraída para sustentar la convertibilidad!”, explicó en términos históricos.

“Además, decidió junto al compañero Lula Da Silva de Brasil, pagar al contado, ‘taca taca’, la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), es ahí cuando la Argentina y su gobierno votado en las urnas recupera el timón de la economía y comienza un proceso de reindustrialización, de inclusión, de valor agregado, de tecnología, de repatriación de científicos e investigadores, de la construcción de una red social para una sociedad que había sido devastada por la desocupación y la exclusión”, expresó.

“Pagamos 100 mil millones de deuda que no habíamos contraído nosotros. ¿Fue magia? No, claro que no. Fue un modelo de sostenimiento de la industria nacional, de buenos salarios, aquel gobierno termina con el mejor salario en dólares de Latinoamérica, con la participación de los trabajadores en el PBI, de más del 51%”, enumeró, con el chascarrillo para los empresarios “es de buenos cristianos pagar buenos salarios”.

“Es bueno contar estas cosas y que se sepa porque son números duros e inobjetables. Muchos dicen que mi segundo gobierno no fue tan bueno como el de Néstor pero creo que es porque era cuando fueron mas buenos los salarios y podía ganar y ahorrar guita la gente”, expresó.

Luego enumeró las piedras que tuvo en el camino, en su segundo gobierno, con la crisis con el sector agropecuario y la cláusula de ejecución de retenciones 125, diseñada por Martín Lousteau, a quien sin nombrarlo le pasó factura, diciendo “gracias a esos que nos quieren venir a dar clases de economía”, y abundó, con autocrítica: “Casi me pongo el país de sombrero”.

 

La vicepresidenta sobre Alberto Fernández: "Este Gobierno es infinitamente mejor de lo que hubiera sido otro de Macri"

 

La vicepresidenta Cristina Kirchner volvió a diferenciarse de la gestión del presidente Alberto Fernández, aunque señaló que su gobierno es "infinitamente mejor de lo que hubiera sido otro de (Mauricio) Macri".

"Todos saben las diferencias que he tenido y que tengo. Dije que iba a haber crecimiento y había que cuidar que no se lo llevaran cuatro vivos y pasó que se lo están llevando cuatro vivos", subrayó al encabezar un acto en Plaza de Mayo ante una multitud que se acercó para escucharla a 20 años de la asunción presidencial de Néstor Kirchner.

La ex presidenta enfatizó: "Aún con diferencias, este gobierno es infinitamente mejor lo que hubiera sido otro de Macri, no tengo dudas".

El presidente Alberto Fernández no se encontraba en Plaza de Mayo durante el discurso de Cristina Kirchner. De hecho no había sido invitado, en medio de la fuerte tensión entre ambos.

La vicepresidenta señaló que cuando Kirchner llegó al poder hace 20 años el PBI del país era de 164.000 millones de dólares, cifra que se elevó a 647.000 millones de dólares cuando ella entregó el gobierno el 10 de diciembre del 2015.

 

Puntualizó que con Mauricio Macri, el PBI cayó a 447 mil millones de dólares al 10 de diciembre del 2019, es decir, 200 millones menos. Actualmente el PBI se recuperó hasta llegar a 633.000 millones, pero explicó que ese crecimiento no vino de la mano de una distribución del ingreso.

"El problema acuciante que hoy tenemos es la distribución del ingreso. Para distribuir el ingreso muchas veces hay que ponerle carita fea a los poderosos. ¿Por qué se creen que me odian, me persiguen y me proscriben? Porque nunca voy a ser de ellos, yo soy del pueblo y de ahí no me muevo", concluyó.

 

Los cuatro ejes de trabajo para los que tomen “la posta”: FMI, estratega económica, pacto democrático y reforma judicial

Cristina Fernández de Kirchner hizo especial hincapié al cierre del acto en Plaza de Mayo en enumerar cuatro ejes de trabajo para construir un programa de Gobierno, para ser llevado adelante a través de esas nuevas generaciones que “tomen la posta”.

Primer punto: Programa con el FMI

“Si no logramos que el programa del FMI sea dejado de lado y nos permita crear u programa propio, de crecimiento, de industrialización, de innovación tecnológica va a ser imposible pagarlo, por más que digan lo que digan. No se puede pagar con commodities. Fue un préstamo político y política también tiene que ser la solución. En todo caso que lo aten a un porcentaje de exportaciones, que no nos aten a convertirnos solamente a ser proveedor de materia prima. No alcanza. Tenemos que agregar valor, incorporar tecnología que haya trabajo de calidad y buenos salarios. Y se puede hacer porque lo hicimos durante 12 años y medio”, indicó la Vicepresidenta.

Segundo punto: Alianza estratégica entre sector público privado

“Tenemos que abrir la cabeza y mirar cómo en otras economías se articula una alianza entre lo público lo privado. Gracias  los ‘kukas’ también recuperamos Vaca Muerta. Debemos tener mirada estratégica. Litio, materiales raros. No digo que hagan los autos eléctricos acá pero al menos una parte, porque ‘te la estás llevando toda'”, sostuvo. En comparación con lo que pasa en Bolivia, que para otros países es más fácil comercializar el litio, expresó: “Qué vocación de colonia, de volver a ser Potosí”, expresó con vehemencia la dos veces mandataria.  

Tercer punto: Renovación del pacto democrático.

“En una plaza como esta un argentino que no era de mi partido -por Raúl Alfonsín- había ganado las elecciones y frente a miles de jóvenes prometió la vida y la paz. Quedaba erradicado y prohibido quitarle la vida a quien no pensaba igual. Eso fue también en esta Plaza de Mayo. Cuando escucho que dicen hay que terminar con el kirchnerismo, por qué, si con ganarle alcanza, por qué esa violencia. En nombre de todos los desaparecidos y los familiares que no pueden ir a llorarlos a una tumba no puede haber un argentino o argentina que no se oponga a esas prácticas horribles”, puntualizó Cristina Fernández.

Cuarto punto: revisar el sistema institucional y judicial

“Tenemos que volver a darle al país un poder judicial que se ha evaporado en una camarilla indigna. Cuando Néstor llegó al Gobierno lo amenazaron con la dolarización desde la Corte Suprema de Justicia ni bien llegó al Gobierno. Aquella Corte a la que Néstor pidió formalmente se le hiciera juicio político, al lado del verdadero mamarracho que tenemos hoy… los argentinos se merecen volver a tener una Corte Suprema de Justicia que sea llamada como tal sin ponerse colorado. Es la imagen del país también. Tenemos que revisar el sistema institucional no debemos seguir con la rémora monárquica, no se saben sus declaraciones juradas, no se sabe qué tienen, dónde viven, no se sabe nada, eso no es de república”, aseveró la Presidenta del Senado. (DIB) ACR

 

 

Te puede interesar
Ultimas noticias