jueves 30 de mayo de 2024
Muy nuboso 4.4ºc | Pringles

CIUDAD

“Acá la gente es buena, Pringles nos salvó la vida”

Claudia Espinoza agradece a la comunidad pringlense por los gestos de solidaridad para con su familia y especialmente con su marido, Nicolás, quien padece cáncer de colon. Quienes puedan colaborar con esta familia, deben acercarse a calle 56 número 3035.

25/05/2023
“Acá la gente es buena, Pringles nos salvó la vida”

Hace unos días señalábamos que dos vecinos pringlenses,  Alberto y Miguel, se preocuparon por la situación que está padeciendo Nicolás Ligüera y su familia, que está pasando por un difícil momento.

 

Nicolás padece una  enfermedad que requiere quimioterapia,  le imposibilita trabajar y un grupo de buenos vecinos iniciaron una hermosa campaña de ayuda.

 “Quienes no puedan acercarse hasta el domicilio de Nicolás pueden llamar al teléfono 2964-352610 (Miguel),   y en algún momento del día lo pasaremos a retirar y se lo llevaremos a Nicolás. Lo que tengan le va a venir bien a esa familia” indicaban.

 Al respecto, Claudia Espinoza, esposa de Nicolás, habló en La Voz del Orden por FM Ciudad.

 “Somos de Buenos Aires, vinimos a vivir a Pringles hace dos años, para buscar tranquilidad para nuestros hijos. Mi marido tenía un amigo en las redes sociales (Abel Luna), que le comentó que Pringles era un hermoso lugar para vivir. Vinimos unos días para conocer, nos gustó la tranquilidad, paz que hay acá, y luego nos cedió un terrenito para vivir”.

 A la espera de una casilla para construir su casa, que nunca llegó, con esfuerzo pudieron levantar su propio techo. Hoy, Nicolás, sostén de la familia merced a su tarea laboral, no puede trabajar por esta enfermedad. Y la familia requiere de la ayuda de la comunidad para salir adelante.

 “Empezó a sentirse mal mientras trabajaba, no le dio importancia y siguió, hasta que después empezó a sentirse peor. Hace seis meses le diagnosticaron cáncer de colon. Está un poco más tranquilo, le hicieron una cirugía, está un poco mejor pero tiene que hacer reposo, no puede trabajar, y seguir con los tratamientos y quimio”.

 Nicolás, Claudia y sus cinco hijas/os viven en la última casita frente a los silos, en el Barrio Roca.

 “Tenemos un techo, si bien no son todas las comodidades estamos bien. Si hubiese pasado esto en Buenos Aires no sé cómo habría sido, acá la gente es buena, Pringles le salvó la vida. Agradecer a las familias que se han acercado, a todos por sus mensajes. Hay gente muy solidaria en Pringles, muy agradecida con todos” cerró.

 ROGELIO GÓMEZ – EL ORDEN

 

 

 

Te puede interesar
Ultimas noticias