lunes 24 de junio de 2024
Muy nuboso 3.3ºc | Pringles

POLICIALES

Condenan a un pringlense a 6 años y 8 meses, por abuso sexual

El pringlense Rudecindo Antonio Valenzuela fue encontrado autor del delito de abuso sexual gravemente ultrajante, sobre una menor de edad, y recibió la condena de 6 años y 8 meses de prisión, de cumplimiento efectivo

26/09/2023
Condenan a un pringlense a 6 años y 8 meses, por abuso sexual

Semanas atrás, La Voz del Orden por FM Ciudad hablaba con la mamá de una menor de edad, víctima de abuso sexual por parte de su abuelastro.

 Este martes se conoció que, por lo normado en los artículos 371, 373, 374, 375, y concordantes del Código Procesal Penal de la Provincia de Buenos Aires, se resolvió condenar a Rudecindo Antonio Valenzuela a la pena de 6 años y 8 meses de prisión, de cumplimiento efectivo por ser encontrado autor (art. 45 del Código Penal) penalmente responsable del delito de abuso sexual gravemente ultrajante (art. 119 segundo párrafo del Cód. Penal), ocurridos en la localidad de Coronel Pringles, provincia de Buenos Aires, entre los años 2019 y 2021.

Según la causa, los hechos abusivos ocurrieron en el domicilio del hombre entre los años 2019 y 2021, cuando la pequeña que era nieta de su pareja tenía entre 7 y 9 años de edad.

El hombre aprovechó diversas situaciones para ingresar a la niña en su domicilio particular y efectuar reiterados actos que atentaron contra la integridad sexual de la pequeña, quien pudo contarle lo que estaba viviendo a sus amigas y una de ellas a la mamá de la víctima que realizó la denuncia para que se investigue lo sucedido.

 

EL CASO

 En un acto de dolor y valentía, una madre ha llevado a la justicia un angustiante caso de abuso sexual que sufrió su hija por parte de su abuelastro. La niña, ahora con 11 años, fue víctima de estos abusos cuando apenas tenía 7.

 La madre, visiblemente afectada, reveló en FM Ciudad que su hija experimentó una serie de situaciones angustiantes en secreto, donde la niña se tocaba sus partes íntimas. 

Desesperada por entender qué estaba sucediendo, buscó ayuda y planteó la situación en la escuela, donde también habían notado el comportamiento de la niña.

 “Después me entero que mi hija había sido manoseada por su abuelo” comentó, su hija había sido abusada por su abuelastro, quien no era el abuelo biológico, sino el padre de su ex pareja.

  A pesar de que la familia contaba con tres hogares diferentes y la niña solía pasar tiempo en casa de su tía, fueen ese contexto, con su abuelo, donde ocurrieron los abusos. 

 La niña solía visitar a su abuelastro regularmente, y cuando no podía asistir, él siempre estaba presente, regalándole dinero y comprándole chocolates.

El acusado, que tenía 69 años en ese momento, se había ganado el afecto de la niña y actuaba como su abuelo favorito, brindándole el amor que ella necesitaba. 

 

¿Cómo se enteró esta mamá? Por una amiguita de su hija.

“La mamá de una amiguita me dijo. Ese día fui al supermercado con mi hija, en un momento que me iba hablando, la agarre distraída y le dije: ya sé que tú abuelo te manosea. Y me dijo: ¿cómo sabías mami?”.

 Luego, la niña se expresó en Cámara Gesell, y finalmente,  tras un juicio oral, el hombre fue condenado.

 ROGELIO GÓMEZ - EL ORDEN 

Te puede interesar
Ultimas noticias