lunes 24 de junio de 2024
Muy nuboso 3.3ºc | Pringles

SOCIEDAD

La historia de Augusto Meyer, quien encontró a su mamá biológica después de 49 años

"Un hijo para dos mamás", es un libro con una historia real narrada por Augusto Meyer. Luego del fallecimiento de su mamá adoptiva, comenzó la búsqueda de su mamá biológica, y la pudo encontrar.

03/10/2023
La historia de Augusto Meyer, quien encontró a su mamá biológica después de 49 años

“Una vez que encontré el origen, escribí el libro, lo publiqué. Ahora pasamos a una nueva etapa, porque estaba en condiciones de tratar de ayudar a quienes están en la misma búsqueda” contó Augusto Meyer a FM Ciudad Pringles.

 

Al respecto, hay un grupo de WhatsApp que ayuda a muchas personas a encontrar a sus familias sanguíneas, que se inició a partir de esta iniciativa de Augusto.

 En agosto de 2004, víctima de una cruel enfermedad, falleció la mamá adoptiva de Augusto. Entre seis y ocho meses después a él se le despertó el deseo de búsqueda.

 "Si vos decís que soy tu mamá, soy tu mamá...", dijo Olga Alvarado la mañana del 14 de diciembre de 2021, cuando Augusto Meyer le comunicó el resultado del estudio de ADN que (con una probabilidad de 99,9%) confirmaba entre ambos el vínculo madre-hijo. "Ponete el traje de cuerpo entero, sos mi mamá", dijo él, tratando de disimular que estaba tan impactado como esa mujer que lo llevó en el vientre con apenas 19 años.

 "Gracias a Dios dimos con vos. Es un milagro", le escribió Gabriela Sepúlveda, prima biológica de Meyer y quien tuvo una fuerte injerencia en el resultado de esta historia de encuentro.

 

“Desde los 8-9 años sabía que era adoptado. A los 16 me dan un dato que mi mamá murió en el parto, y de allí pasamos a los 40 años, cuando me surge el interés de conocer datos que no tenia, cuanto pesé al nacer, por ejemplo” detalla.

 Su acta y partida de nacimiento decían que había nacido en Bahía Blanca, y tiempo después pudo constatar donde efectivamente en que hospital había nacido. Le dieron el apellido del obstetra, la hora de nacimiento, y la situación era que su mamá biológica había muerto en el parto. Después, logró determinar que su adopción había sido ilegal”.

 “Eso me impedía llegar al dato que yo buscaba. Sigo estando agradecido y orgulloso de mis padres adoptivos, pero eso no me dejaba llegar a lo que buscaba” agregó.

 “En redes sociales publiqué mi historia y una prima bilógica termina contactándome. Me dijo que su tía buscaba a su hijo, que se lo habían quitado, y había nacido en el mismo lugar y mismo día que yo”.

 Como era de esperar, la noticia movió "estanterías" entre familiares biológicos. Los llamados, mensajes y solicitudes de amistad por las redes sociales de "nuevos" tíos, primos y sobrinos, no se hicieron esperar. Y conoció a su abuela, María Miranda, de 92 años.

 Con esta persona, Gabriela Sepúlveda, mantuvo contacto desde 2012 a 2020, aproximadamente, y para ella, por las fotos, no existían dudas que Augusto era hijo de esa tía.

 “Además, ella nunca más había podido quedar embarazada. Cuando dio a luz tenía 20 años, era soltera, y ante el pedido de abortar por parte de su pareja. ella se negó. No hubo muerte, ni robo, sino abandono. Pero no importa qué pasó, nosotros necesitamos saber quiénes son nuestros familiares biológicos” destacó.

 Hoy, ese grupo de WhatsApp ya está dando sus frutos, donde hay intercambios de historias, de datos, y participan personas que tienen acceso a información importante.

 

EL DATO 

 Agusto  Meyer se desempeñó como periodista de la Sección Policiales en el diario La Nueva Provincia hasta el año 2009, para luego, tras un paso por medios azuleños, retornar a Bahia Blanca, donde forma parte del staff periodístico de La Brújula.

 Escuchá la nota completa en FM Ciudad Pringles.

https://fmciudadpringles.com.ar/ 

ROGELIO GÓMEZ – EL ORDEN

Te puede interesar
Ultimas noticias