domingo 25 de febrero de 2024
Cielo claro 22.8ºc | Pringles

SOCIEDAD

Ciberestafa: reintegraron $ 10 millones al Círculo Médico de Pringles

El Banco Provincia devolvió el total de la suma sustraída al ente de salud a raíz de un fraude con el homebanking de la entidad crediticia. Pero no se hizo cargo de los intereses compensatorios.

11/02/2024
Ciberestafa: reintegraron $ 10 millones al Círculo Médico de Pringles

Después de meses de negociación, el Banco de la Provincia de Buenos Aires restituyó al Círculo Médico de Coronel Pringles el monto total que la entidad de salud perdió como consecuencia de una ciberestafa millonaria, cometida en 2023 por medio del homebanking de la banca pública.

De esta manera el Bapro reintegró a la institución que nuclea a los médicos pringlenses casi 10 millones de pesos sustraídos de sus cuentas bancarias, suma que incluyó los gastos por el cobro del impuesto a los débitos originados por las transferencias ilegales y las comisiones del banco en concepto de las operaciones.

Sin embargo, el Banco Provincia no pagó intereses compensatorios a la parte denunciante, decisión que el Círculo no objetó pese a haber sido su pretensión inicial.

 

“Si le debés a un banco, este te los cobra. Entonces el Círculo también debería cobrar intereses compensatorios que se generan por el transcurso del tiempo (durante el cual el afectado no dispuso de su dinero), porque resultó perjudicado a causa de que el banco no atendió su deber de seguridad”, explicó el abogado de los damnificados, Fernando Mas.

El acuerdo se firmó el viernes, después de tratativas extrajudiciales en las que la entidad bancaria primero había ofrecido devolver la mitad del dinero hurtado.

 

“Los bancos están dando diferentes respuestas, pero a la larga todos terminan respondiendo porque es una cuestión básica de seguridad del depositario fiel”, indicó el patrocinante legal.

“Desde la pandemia la Corte Suprema de Justicia de la Nación implementa la necesaria digitalización de todas las actuaciones posibles, lo que conlleva a que sean los propios bancos los que te imponen un soporte al cual acceder: el homebanking, que las mismas entidades bancarias contratan de manera unilateral y el cliente sólo puede optar por la fórmula del contrato de adhesión”, agregó.

“Ese contrato no te permite modificar absolutamente nada, entonces se conjugan muchos elementos de fondo y de forma, que llevan a que necesariamente caigas en una monopolización de lo que te dice el banco para hacer uso del servicio que ellos te prestan”.

“Por este motivo te tienen que brindar las normas de seguridad vigentes. Este es un tipo de delito que con la pandemia aumentó 3.000%”, continuó diciendo el letrado.

 

Los bancos “pagan”

Según analizó el entrevistado, es difícil que los bancos se sometan públicamente a procesos de transacción a través de la instancia de mediación prejudicial.

“Porque generalmente te exponen sin reconocer hechos ni derechos y después terminan pagando. Lo hacen por una formalidad para evitar un efecto contagio, que es lo que ocurrió en este caso”, dijo el profesional del Derecho.

“El caso tuvo gran repercusión, que sin dudas al banco le afecta, por eso quiere evitar la replicación de otros incidentes como este".

“En lo formal, las transacciones previas al inicio de una acción judicial se someten a un proceso de mediación obligatoria que establece una ley provincial, en la cual figuran exenciones en cuanto a legitimaciones para someterse a este procedimiento”, acotó.

De hecho el Banco Provincia es uno de los sujetos exentos y, por lo tanto, no se somete a mediación.

Mecánica del fraude

El delito se concretó cuando un empleado contable del Círculo Médico de aquella ciudad transfirió dinero de la cuenta remunerada a la cuenta corriente del organismo en el Bapro, con la finalidad de pagar impuestos y sueldos a profesionales de la salud y administrativos.

"Habilitó una suma en la cuenta corriente, que es un movimiento interno, y después programó una transferencia de 800 mil pesos por lotes. En ese momento la web del Bapro, como siempre, le pidió el token del teléfono", detalló oportunamente el ginecólogo y obstetra Hernán Siciliano, presidente del Círculo Médico de Pringles.

"Con el celular recibió el token que entrega automáticamente (la aplicación) BIP Móvil del banco, aceptó la operación y le apareció una pantalla rectangular, de un color no habitual, con el mensaje 'su página web del banco está siendo actualizada. Espere en línea que en breve se habilitará'".

"En ese momento se le bloqueó el mouse y el teclado de la computadora. En la PC de la otra administrativa había, en el Outlook, mensajes de dos transferencias no autorizadas por $2,9 millones cada una, y una tercera por $3,5 millones", completó.

Rápidamente la mujer se percató de que delincuentes estaban vaciando las cuentas del Círculo, por eso desenchufó la máquina.

 

Primero las sumas se acreditaron electrónicamente en la sucursal del Banco Nación en Pringles y luego se desviaron a cuentas de monotributistas sociales del conurbano.

La última de las 3 transacciones del Bapro al Nación se pudo bloquear y los $2,9 millones quedaron “congelados” en el Banco Nación de Avellaneda.

El Bapro se subrogará en los derechos del Círculo Médico para continuar con la acción penal y así intentar recuperar ese dinero retenido, trámite que demandaría al menos 6 meses.

LA NUEVA 

Te puede interesar
Ultimas noticias