jueves 30 de mayo de 2024
Muy nuboso 4.4ºc | Pringles

POLICIALES

De no creer: otro paciente caído de la camilla

Valentín fue atacado con una llave cruz en Dorrego y quedó muy grave. Está internado en Bahía. Sus familiares hablaron con La Brújula 24 respecto de la atención de la ambulancia y de la policía. “Es una vergüenza lo que pasó”, señalaron.

06/05/2024
De no creer: otro paciente caído de la camilla

Agostina es prima de Valentín Monzón, un joven de 20 años de Coronel Dorrego que fue hospitalizado el pasado fin de semana, como consecuencia de las heridas que sufrió en la cabeza luego de que un hombre le diera un brutal golpe con una llave cruz.

Tal como informó ayer la redacción de LA BRÚJULA 24, el violento episodio ocurrió en la madrugada del sábado, en una fiesta privada que se estaba llevando a cabo en uno de los salones del Club Villa Rosas. Y por ello fue detenido Luis Flores, de 30 años.

“Lo que pasó es una vergüenza, yo soy de Micaela Cascallares, que es del partido de Tres Arroyos. Desde ya que fue algo gravísimo, él salió con sus amigos a una fiesta, pero este tipo Flores empezó a molestar a sus amigos, junto con otro que todavía no lo tenemos identificado, y les pegaron. Cuando mi primo se metió a separar, Flores le pegó con el fierro en la cabeza y cayó como muerto”, recordó con indignación.

 

Y agregó: “La gente llamó a la ambulancia y cuando llegó, se les cayó de la camilla a los mismos camilleros. Dijeron que fue culpa de la gente, como que estaban muy eufóricos, pero nada que ver. Él –por la víctima– tenía traumatismo muy severo de cráneo, estuvo en coma. Después la Policía no quiso tomar la denuncia a los chicos, decían que nunca se acercaron a denunciar”.

Respecto del momento de la agresión y las horas posteriores, Agostina dijo que “cuando le pegó, Flores se escondió por unas horas. Nosotros empezamos a publicar su foto para que lo encuentren. Incluso mi primo tuvo que llamar un montón de veces a la policía y amenazó con ir a Fiscalía, recién ahí se movieron”.

“Cuando llegó al hospital, no lo querían atender. Decían que tenía un golpe leve y como tiene domicilio en Pringles, lo derivaron allá. Todo esto con un traumatismo de cráneo grave. Ni bien llegó a Pringles y los médicos vieron como estaba, lo mandaron directo al Penna”, remarcó. Y contó que su familia va a recurrir a la Justicia. “Ahora mi primo está viajando a Bahía Blanca, es el que tiene los audios con todas las pavadas que le dijeron en la policía y el hospital. Se tuvo que pedir unos días para poder ir a ver a su hermano, fue el que desde el trabajo mismo movió a la policía y movió el hospital” y demás”.

“Ahora Valentín ya se despertó, habló y reconoció a su familia. Una de las secuelas que podían quedar era la pérdida de memoria, está muy dañado su cerebro y es un órgano que no se recupera”, lamentó.

“Se les cayó de la camilla y no se hicieron cargo”

Santiago, hermano de Valentín, también habló con este medio. “A mí me tocó hacer la denuncia, me da un poco de bronca porque se hicieron muchas cosas mal en Dorrego. Anduvo en una ambulancia con el cráneo fracturado, se les cayó y no se quisieron hacer cargo, me da mucha impotencia”.

 

“Cuando llamé a policía no había nada registrado de una pelea. Yo estaba trabajando, me hablaron a la mañana y me tuve que mover desde el celular. Era una fiesta en un club de fútbol y esto pasó al horario de la terminación de la fiesta”. “Hay una versión desde el hospital de que estaban todos los amigos muy excitados por el momento, se le tiraron arriba de la camilla y los empujaron, que por eso se cayó. Pero también tengo audios de testigos que estaban club, de chicos que dicen que ‘encima que tenía el golpe en la cabeza, el chico se les cae y parecía muerto'”, refirió.

Y cerró: “A esta hora estoy en el hospital, pero hasta el mediodía no puedo saber mucho más. Él está despierto, hablando, sabe todo lo que le pasó. Va a llevar mucho tiempo de recuperación porque tiene el cerebro dañado”.

Muerte absurda

El mes pasado, un jubilado de 81 años murió en Bahía al caer de la camilla cuando era llevado a su casa, luego de que fuera dado de alta del Hospital de la Asociación Médica.

Se trata de Jorge Eduardo Hernández, quien, junto a su esposa fueron llevados desde el centro de salud a su domicilio de calle Nicolás Pires por una ambulancia de la empresa Socorro. “Mi marido iba desatado en la camilla y golpeó su cabeza contra el asfalto”, le manifestaría la mujer a La Brújula 24.

LA BRUJULA 24

Te puede interesar
Ultimas noticias