La distinción a Don Luis Fernando Adúriz
UNA MENCIÓN APARTE

La distinción a Don Luis Fernando Adúriz

Cariñosamente sus amigos lo llaman 'Vasco', y recibió un merecido reconocimiento, a sus 88 años. Nació en Las Mostazas, y desde los 9 año vive en su campo ubicado en la zona de Lartigau. Lo admirable, es que conserva el temple de los grandes, de aquellos que arremeten ante cualquier contratiempo.
25/09/2017
E

n el marco de los festejos por el 135º Aniversario de Coronel Pringles fue reconocido como "Vecino Distinguido", a Don Luis Fernando Adúriz, el "Vasco", como lo llaman sus amigos, entre ellos, nuestra Casa: es uno de los suscriptores de EL ORDEN más antiguos, y todas las semanas lo retiraba personalmente para leer las 'noticias de Pringles', y desde hace un tiempo, se lo lleva su amigo Carlos.

Conocedor de la vida y de las personas, tiene una palabra de aliento cuando sabe que alguien está con un problema.
Le gusta estar al tanto de todo lo que acontece, no solo en la ciudad, sino en el país y en el mundo. Tiene una visión de la vida, que lo asemeja a un filósofo.

El querido 'Vasco', como decíamos en la nota del sábado pasado, es todo un personaje de Lartigau, si bien nació en Las Mostazas, a los 9 años ya se hallaban realizando sus primeros trabajos con su padre José María Adúriz. Eran tiempos difíciles, donde todo se hacía a fuerza de pulmón, y con caballos, que tiraban los arados de dos o tres rejas.

Lartigau, como otros parajes, contaba con el tradicional de ramos generales, la delegación municipal, el destacamento de policía, se hacían las famosas ferias, sala de Primeros Auxilios, taller mecánico, para una población que no llegaba a los cien habitantes. Hoy no ha quedado nada de eso, a excepción de la Escuela Nº 38, establecimiento del que es padrino honorífico desde hace más de una década, en virtud que tanto él como su esposa María Esther, y sus hijas fueron alumnos.
Con sus 88 años, ha visto y vivido todas las transformaciones, de aquello que heredó, hasta lograr todo lo tiene hoy, y lo acompañan: su mujer María Esther, su familia, sus cinco nietos y bisnietos.
El 'Vasco', conserva el temple de los grandes, de aquellos que arremeten ante cualquier contratiempo.
Se hizo en el campo y con la fuerza y dones que da la Madre Naturaleza a sus elegidos. Y allí, en ese espacio se piensa quedar… es su vida y todos respetan esa decisión, aunque sus ojos, muestran algo de tristeza, cuando recuerda aquellos tiempos donde los bolseros llenaban los campos, donde los peones y capataces con sus familias, alegraban la noche, la escuela daba clases a numerosos niños, el ferrocarril que unía los parajes y daba vida… Todo eso debe haber recordado Don Luis mientras recibía el reconocimiento como "Vecino Distinguido". ¿Qué más podemos decir que no se haya dicho?
Desde estas páginas, lo felicitamos con cariño, y le decimos, recordando aquel consejo que alguna vez nos dejó, y que nos quedó hondamente grabado: "Siempre para adelante, no aflojes… siempre mira para adelante…" Y seguramente ahí reside su gran secreto.

Galería de noticia
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    100%
    4 votos
  • No me gustó
    0%
    0 votos
  • Me da lo mismo
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
52
%
La gallina
48
%
Cargando...
Seguinos en Facebook