¡LA HORA REFEREE! - DANIEL CASTELLANO

"A veces, nos toca dirigir, ser médicos y psicólogos"

01/09/2020
L

a frase de Daniel Castellano, quien en muchas ocasiones tuvo que recurrir a las palabras para llevar adelante una situación de juego. En la charla, también recuerda sus inicios, tardes complicadas, agresiones y anécdotas imperdibles.

 


El pringlense Daniel Castellano se formó en el Colegio de Árbitros de Laprida, donde dio sus primeros pasos, también dirigió en Pringles y desde hace muchos años está radicado en Coronel Suarez, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera.
Con 20 años de trayectoria, ha pasado por muchas situaciones en el arbitraje, en dialogo con Diario El Orden, nos cuenta sus inicios, sus mejores partidos, agresiones recibidas, tardes de comisaria y anécdotas muy cómicas.

¿Qué fue lo que te llevó a iniciarte en el arbitraje?
-El empujón me lo dio Aníbal Cuscueta, somos muy buenos amigos hoy en día, él fue uno de los que me inició en el arbitraje.

¿Tu debut?
-Fue un Alumni vs. Club de Pelota en Octava División, después pasé a dirigir en Coronel Suarez, fueron años buenos, pero muy duros, había que ganarse un lugar, imponerse, después de 4 años pude llegar a debutar en 1ra, Unión de Pigüé contra Atlético Boca Juniors, ganó Boca 3 a 2, fue un partido muy lindo y muy activo, fue un 7 se septiembre del 2005.

¿Qué fue lo más cómico que te gritaron en una cancha?
-Una vez, en Atlético Huanguelén vs. Blanco y Negro, un hincha de Blanco y Negro me gritó que me saque los corpiños de los ojos, que no estaba viendo nada, se rieron mucho. Un rato más tarde, quedó una jugada cerca de la hinchada y cuando lo reconocí le dije, los corpiños son los de tu señora (risas), ahí sí que se rieron todos.

 

 

Algunos jugadores son incansables a la hora de la protesta, ¿Qué jugador sabes que te va a complicar el partido?
-Todos protestan porque quieren ganar, eso es normal, más cuando falta poco para terminar el partido, nos echan las culpas a nosotros. Todos protestan, pero uno tiene que saber cómo manejarse, como responder, sin faltar el respeto, dándoles confianza, o aplicar el reglamento, si vos les respondes bien, en forma segura y educada, la protesta no es tanta. Uno anduvo por muchos lados ya, te das cuenta enseguida quien te quiere complicar un partido, dentro del campo de juego tenes que saber cómo actuar, siempre. En una cancha no solo sos el árbitro, a veces sos médico, sos psicólogo, tenes que estar preparado para muchas cosas.

¿Qué jugador te ha sorprendido dentro del campo de juego?
-He visto muchos, hoy me impresiona la calidad y el respeto del "Tita" Franco, es un jugador experimentado. También me gusta Aquiles Heim de Alumni, juega muy bien, tiene muchos jugadores buenos Pringles, el "Rafa" de Alumni, es complicado para dirigirlo, pero si lo sabes llevar, es un gran jugador. También hay jugadores que son importantes para nosotros desde el respeto que nos tienen, Diego Orquin, Marcos García, sin jugadores que me gustó dirigir por esa razón.

Conocer a los jugadores, ¿Te ayuda para interpretarlos mejor dentro de la cancha?
-A veces si, a veces tenes que arreglarte sin conocerlos, cuando fui a dirigir en 1ra en Pringles muchos no me conocían, y me quisieron probar, y yo ya tenía mucha experiencia dentro del arbitraje, aparte nosotros somos un equipo, charlamos todo en el entretiempo, nos marcamos cosas que vemos, nos apoyamos.

Los árbitros suelen ser los malos de la película, ¿Cómo te llevas con eso?
-Siempre vamos a ser criticados, por quien gane o quien pierda, los jugadores pueden cometer mil errores, no pasa nada, pero cuando nos equivocamos nosotros, terminas definiendo el partido, sos el malo de la película para los dos equipos. Se enojan cuando expulsas un jugador y dejas a un equipo con un hombre menos, pero no se la agarran con el chico que se hizo expulsar y dejó a su equipo diezmado, la culpa siempre es nuestra. Pero bueno, uno sabe cuándo le erra y cuando no, somos los primeros en saberlo, pero siempre tratamos de que no nos pase en el partido siguiente, tenemos errores y somos autocríticos, si no lo sos, no sos árbitro.

¿Tu tarde perfecta dirigiendo?
-Por suerte he tenido muchas, si tengo que elegir uno, Independiente con Pueblo San José, un clásico de las colonias, las pegué todas, cobré todo lo que había que cobrar, expulsé 2 de cada lado, me salió todo bien, estaba enchufadisimo. Alem vs. Alumni el año pasado era un partido duro, clave para Alumni que venía peleando arriba, me salió todo bien, al igual que Divisorio vs. Almaceneros, con goleada de Divisorio, ese día también me tocó hacer las cosas muy bien.

Algunos jugadores son incansables a la hora de la protesta, ¿Qué jugador sabes que te va a complicar el partido?
-No hay uno bien definido, son muchos (risas), en realidad la protesta que más nos complica es aquella que no tiene fundamento, cuando los chicos no saben el reglamento, o no saben que tal regla cambio y la piden, nos complican la vida, no podes estar actualizando todo el tiempo a los jugadores con el reglamento. Algunos si lo saben, y lo tienen bien leído, están atentos, pero otros no, y esos son los que te complican, porque te generan un clima adverso en vano.

Muchas veces un partido se desborda y lamentablemente el árbitro termina siendo agredido, ¿te tocó ligar alguna vez?, ¿se puede contar?
-Si, en cancha de Independiente San José, contra San Martin de Carhue, un muchacho con el que hoy somos amigos, apellido Gallinal, iban 20 minutos del primer tiempo y tuve que expulsar a un chico por dos faltas descalificadoras en una misma jugada, se acercó Gallinal y me dijo, que no lo expulse y me puteó, yo saqué la tarjeta roja para expulsar al chico, pero me pegó una trompada que me acostó a dormir (risas), y no fue broma, me acostó a dormir. Se terminó el partido, fue un lio bárbaro. Me llevaron al hospital, luego a la comisaria a declarar, en esa dependencia estaban los hinchas de San Martin, hacían quilombo afuera, tuve custodia policial en casa 1 semana, fue de locos. Con el tiempo, a los 2 años más o menos, pudimos charlarlo con este chico, nunca le guardé rencor, y lo hablamos y quedó todo bien. A los 15 días de ese episodio, me tocó ir a cancha de San Martin, y la hinchada me gritaba, ¡ahí viene Gallinal!, (risas), sinceramente me reía, no lo consideré algo grave, está muy mal obviamente, es algo que te deja triste, pero ya pasó, al final me pidió disculpas, hasta se arrodilló, estaba muy arrepentido.

A la comisaria.
-En Puan, contra Sarmiento de Pigüé, no tenía nada que ver, porque había dirigido Reserva, me bañé y salí a mirar el partido de 1ra. El árbitro no cobró un penal clarísimo y se complicó todo, no nos querían dejar salir, nos metieron al móvil policial y lo querían dar vuelta, estuvimos hasta las 22 hs en la comisaria, fue de terror.

Salvados por Gendarmería.
-En Tornquist también la pasamos mal, Unión vs. Peñarol de Pigüé, el "Flaco" Sergio Phillip le hizo señas obscenas a la hinchada de Unión, se armó un lio, quedamos encerrados en el vestuario mucho tiempo, nos tiraban rompe portones, a nosotros y a los chicos de Pigüé. Vino Gendarmería de Bahía Blanca a sacarnos de la cancha, nos escupieron como loco, nos hicieron una manga policial para poder salir.

 

ANECDOTAS

EL LUGAR EQUIVOCADO
"Nos mandan a dirigir Independiente de Trenque Lauquen con América, llegamos a la cancha vestidos de traje, nos bajamos y nos miraban todos, muy raro nos miraban, no entendíamos nada, entramos a la cancha y había una jineteada (risas), no lo podíamos creer. Empezamos a hacer llamados de todo tipo, no entendíamos nada, se jugaba en cancha de Ferro pero nadie nos había avisado, hoy nos reímos, en ese momento nos queríamos morir".

UN RESPETO POCO VISTO
"Otra que me quedó muy grabada, es cuando Atlético Huanguelén recibió a San Martin de Carhue, fui con el "Vasco" Daniel Lizarreta, que tiene sangre pringlense, toda la cancha le empezó a cantar, los 4 puntos, le hicieron un cantito hermoso, nos emocionamos todos, fue la primera vez que vi un árbitro tan aplaudido y reconocido en una cancha".

SE PINCHÒ EL FESTEJO
"Veníamos de Tornquist un domingo, luego de haber dirigido, era el cumpleaños de un compañero y a la noche había un baile, era feriado el lunes. Agarramos un poso en la famosa ruta de Pigüé, que en ese entonces estaba destrozada, y destrozamos 2 cubiertas. Al rato agarramos señal y lo empezó a llamar la mujer a mi compañero, lo retó como loco, mientras aguardábamos la grúa, que estaba tardando mucho, escuchábamos los retos (risas), llegamos a las 12 de la noche, ojo, en mi casa también tuve que dar explicaciones (risas)".

 

 

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    %
    0 votos
  • No me gustó
    %
    0 votos
  • Me da lo mismo
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
53
%
La gallina
47
%
Cargando...
Seguinos en Facebook