jueves 01 de diciembre de 2022
Nubes 20.9ºc | Pringles

EN BAHIA BLANCA

BAhia Blanca: “Emoción violenta”: mató al abusador de su hija, pero no irá preso

Fernando Matías Vila mató de varios puntazos a José Dagoberto López Uribe luego de enterarse que abusó de su hija de cinco años.

03/11/2022
BAhia Blanca: “Emoción violenta”: mató al abusador de su hija, pero no irá preso

Fernando Matías Vila fue condenado a menos tres años de prisión por matar al hombre que abusó de su hija de cinco años. Pese a la pena que se le otorgó no irá preso ya que se trata de una condena que prevé que el acusado no vaya a la cárcel.

El relato del hombre es contundente. Cuando se enteró que su hija había sido abusada agarró un cuchillo y se dirigió a la casa de su vecino donde le dio seis puntazos en diversas partes de su cuerpo.

Aun así cuando Vila llegó a la comisaría para entregarse creyó que José Dagoberto López Uribe de 66 años solo estaba herido pero es allí donde se enteró que había muerto.

“Herí al abusador de mi hija”, le dijo Fernando a los efectivos policiales de la comisaría. Desde ese momento comenzó otro calvario para el hombre ya que ahora sería llevado a juicio por homicidio.

El 1 de noviembre un jurado popular lo condenó a menos de tres años de prisión. Ante la pena otorgada el Código Penal de la Nación informa que el acusado no va preso y es por ese motivo que Vila volverá a su casa.

La conclusión para el otorgamiento de la pena está sujeto a que el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 bahiense, a cargo del juez técnico Eugenio Casas y el equipo integrado por ciudadanos comunes acompañaron la postura de la defensa oficial al señalar que VFila sufrió una “emoción violenta” por la noticia desgarradora del abuso.

Aun así la Fiscalía había solicitado una pena de entre 8 y 25 años por homicidio simple, dictamen que el juez no dio lugar.

El hecho sucedió el 20 de octubre de 2019 en el barrio Avellaneda, al norte de la ciudad de Bahía Blanca. En su relato Vila señaló que llegó a la tarde a su casa después de trabajar en el Polo Petroquímico de una empresa y que se enteró del abuso por la noche.

Lee: El secuestrador de la joven de 15 años en Villa Devoto se declaró inocente y seguirá preso

“Se hizo de noche, comimos y mi nena fue al baño, que aún estaba en el fondo porque todavía estábamos construyendo. Mi señora la acompañó y la nena insitía con que le dolía un pecho. Mi mujer le empezó a preguntar por qué, si se había golpeado o algo. Hasta que empezó a contarle”, indicó.

Luego Vila relató todo lo que su hija le contó a la mamá con apenas cinco años: “Nosotros vivíamos en el departamento de atrás de esta persona. Estuvimos dos años en ese lugar. Ella le contó que cuando estábamos ahí en varias ocasiones la había tocado, le metía la mano en la ropa interior y esas cosas”.

Luego del terrorífico relato la mujer se largó a llorar y le describió todo: “Se me nubló la vista, nunca pensé que me iba a mandar algo así. Agarré la moto que tenía en ese entonces y me fui a la casa del tipo a unas 30 cuadras. Y pasó lo que pasó”.

En todo momento sostuvo que nunca creyó que había asesinado a Uribe y que se enteró de la noticia después de quedar detenido en la Comisaría. En el juicio Vila manifestó que este hecho generó graves problemas en su vida.

“Me arrepiento de lo que hice, porque si no hubiera ido directamente a la casa no me hubiera pasado todo esto. Hace 3 años que vengo viviendo un calvario. Perdí mi trabajo, no me pudieron tomar más porque estaba todo esto en suspenso”, expresó.

Acerca de cómo se encuentra su hija, Vila señaló: “todavía sigue mal, no va a los cumpleaños y no se junta con los chicos del barrio”. (DIB)

Te puede interesar
Ultimas noticias