sábado 26 de noviembre de 2022
Cielo claro 38.9ºc | Pringles

POLICIALES

“Mi hija pasó un infierno”

La justicia condenó a 5 años y seis meses de prisión a Ramón Ángel Suárez, por abuso sexual gravemente ultrajante. La mamá de la menor victima de los abusos, habló con Diario EL ORDEN

09/11/2022
“Mi hija pasó un infierno”

En los últimos días, el Jefe de Estación de Policía de Seguridad Comunal informó que por orden de detención emanada desde el Tribunal Oral Criminal Nro. 3 de Bahía Blanca, en el marco de una causa caratulada "Abuso Sexual Gravemente Ultrajante", se procedió a la detención del ciudadano Ramón Ángel Suarez.

 

El sujeto había abusado, en 2015, de una menor que al momento tenía 8 años y estaba a punto de cumplir los 9. La abusó durante siete meses, hasta que su mamá descubrió lo que pasaba y lo denunció.

 

La niña confesó lo sucedido a la mamá y a través de Cámara Gesell, y si bien la condena para Ramón Ángel Suárez ya estaba desde hace un año, un recurso de amparo presentado por el abogado impedía que fuera preso.

 “Tenía fe que iba a hacerse justicia. Mi hija pasó un infierno, cuando lo veía se largaba a llorar, me decía: el hijo de put* sigue suelto. Pero todo llega, y lo va a pagar, le decía yo”.

 Al leer la resolución que señalaba la detención de Suárez, la niña (hoy de 16 años), se largo a llorar de la emoción.

 “Lo leyó, y por la alegría se reía y lloraba. Era la emoción de enterarse que cayó preso, no lo podía creer. Hoy andaba contenta, hasta en la escuela vieron la emoción que tenía”.

 

ASÍ SE FUERON DANDO LAS SITUACIONES DE ABUSO

 

“Un día cuando estábamos a punto de entrar a casa con mi hija, se nos aparece esta persona. Le dije que pase, que iba a dos cuadras a dejarle la llave del trabajo a mi patrona y volvía. Él entra con la nena porque tuve la confianza de dejarlo ahí, él la vio crecer, tenía dos años cuando empezamos a tener trato, y ya era conocido de la familia desde mucho antes. Le dije que entre, se quedó con la nena, nunca se me cruzo nada que pudiera hacer porque uno lo conocía”.

 Cuando vuelve a la casa, ve a Suárez en una posición y sitio inexplicable, cuando tendría que haber estado sentado en la cocina de la vivienda.

 “Lo veo en un pasillito donde están la puerta del baño y de la pieza. Le pregunté qué hacía ahí y donde estaba mi hija. Me dijo que estaba en el baño, y ahí le dije: ¿la estas espiando?”.

 El sujeto negó estar mirando a la niña, y enojado se fue de la vivienda. Ya eran indicios de que algo sucedía.

 “Cuando sale la nena, se para atrás de él, estaba nerviosa, asustada. Y él también estaba nervioso. Dijo, bueno, me voy vuelvo cuando se te pase lo que estas pensando de mi. Le dije: no creo que vuelvas mas, tu  cara me dice todo”.

 Cuando se fue, la mamá le preguntó a la nena qué había pasado, y ahí le contó lo que le sucedía.

 Todos estos abusos se habían iniciado en marzo de 2015 aproximadamente, y tuvieron lugar hasta septiembre de ese año, cuando la víctima tenía 8 años y luego 9.

 “En esa época la veía mal a la nena, pero pensé que era porque yo estaba separada del papá, nunca se me cruzó que sea otra cosa y menos que este tipo estaba abusando de ella” señaló.

 La mamá viajó junto a la niña varias veces a Bahía Blanca luego de las denuncias, le hicieron la Cámara Gesell, y cada vez que veía a Ramón Suárez, se ponía muy mal.

 “Cuando lo veía, se ponía muy mal. Un día venia llorando, y era que se lo había cruzado en la escuela”.

 “A mí me llego papel que le daban 5 años y 6 meses pero que teníamos que esperar un año más –por el recurso de amparo presentado por el abogado de Suárez-. Por eso tuvimos que esperar, peor cayó preso” finalizó.

 ROGELIO GÓMEZ – EL ORDEN

Te puede interesar
Ultimas noticias