sábado 26 de noviembre de 2022
Cielo claro 38.9ºc | Pringles

POLICIALES

El drama de una madre: “alguien tiene que ayudarme”

Una mamá se acercó a Diario EL ORDEN para contar lo que vive día a día. Su hijo, es amenazado –con revólveres y cuchillos- en el trayecto hacia la escuela; y además sufren vandalismo en su vivienda.

13/11/2022
El drama de una madre: “alguien tiene que ayudarme”

Hace un tiempo, se hablaba sobre jóvenes que amenazaban, en inmediaciones de la Plaza San Martín, a otros jóvenes –todos menores de edad-, hechos que derivaron en que algunas familias dejen de mandar a sus hijos a la escuela.

 Ahora sucede algo similar con otra familia, la mamá de uno de los jóvenes cuenta la historia, que tiene varios idas y vueltas y denuncias de por medio.

Solo pide que alguien la ayude, porque los enfrentamientos de su hijo con otros dos jóvenes (se trenzan no solo con amenazas sino exhibiendo armas) pueden terminar de la peor forma.

 

“¿Que hago?, alguien tiene que ayudarme, no quiero que a mi hijo me lo maten, y que tampoco él se ensucie. Es muy difícil para mí, tengo otros dos hijos, menores, y siento dolor, mucho miedo” señaló, entre lagrimas.

 Todo comenzó a raíz de una pelea en el interior de un establecimiento educativo local. A partir de ahí, llegaron una sucesión de hechos, que ya esta mamá no sabe cómo frenarlos.

 

Despeas de esa pelea en la escuela, dos personas, menores de edad, ingresaron a robar a su vivienda, un casco para moto.

 

La primera denuncia fue el 1 de octubre, cuando estos sujetos ingresaron al garaje, se llevaron el casco, y personas que los vieron les informaron a la madre y al hijo, para dónde habían huido.

 

“Mi hijo decidió perseguirlos para tratar de recuperar el casco. Cuando los alcanza, se enfrenta a los dos, y le empezaron a tirar piedras” relata la madre.

 

“Fui a la casa de la mamá de uno de ellos, y sale el chico, rompieron el casco contra el suelo. No pude hablar con la madre porque sale este menor y saca un arma blanca, un cuchillo. Es ahí que mi hijo agarró un palo, y se enfrentaron otra vez. El otro tiraba cuchillazos, así que llamamos a la policía, y ahí fue donde hice la denuncia en la Comisaría, el 1 de octubre”.

 

Luego de este enfrentamiento, los menores de edad han ido hasta con cuchillos a la escuela para amedrentar al hijo de esta señora.

 

“Uno de los menores agresores va a la misma escuela que mi hijo, y va armado con un cuchillo” indicó.

 

Pasaron varios días y, cuando parecía que todo se había calmado, apareció otra situación.

 

“Uno de estos menores agresores, se pelea con el dueño de una despensa. En ese revoleo, mi hijo le rompe el celular, como forma de desquitarse. Vos me entraste a robar al garaje, ahora te robo yo a vos” cuanta la madre.

 

Pero el menor al que le sustrajeron el teléfono, fue a buscar a un amigo mayor de edad, y provistos de un revolver se dirigieron a la vivienda de la señora que denuncia esta situación.

“Se aparece armado, con un revólver, en mi casa. Me dicen, su hijo me robó. Yo no entendía nada” explica.

 

Por la sustracción del celular, al hijo de esta señora le inician una causa.

 

“Ellos hacen la denuncia contra mi hijo, por el robo de celular, por hurto. Y en una semana, hasta me fueron a allanar la casa. Nos hacen allanamientos a nosotros, cuando nos entraron a robar antes (está la denuncia hecha el 1 de octubre), y nos tiran piedrazos en el portón”.

 

“Fui otra vez a la Comisaría y me vuelven a decir lo mismo, que son menores de edad y no se puede hacer nada. Después que me allanaron la casa, llueven los piedrazos, pasan acelerando con la moto. Fui a querer hablar con las mamás (de los agresores) y no se puede” agrega.

 

“Y otro error que tuvieron en Comisaría, es que el nombre y apellido de mi hijo se lo mandaron a todos los medios para que lo publiquen. ¿Por qué hicieron eso, si es menor de edad? Encima quedamos nosotros como delincuentes, cuando desde el 1 de octubre venimos haciendo la denuncia” relata.

 

La situación de enfrentamientos y amenazas, donde participan menores, es muy difícil de controlar.

 

“Hoy (por este viernes) lo vuelven a seguir a mi hijo, camino a la escuela. Cuando quiso llegar a la escuela lo esperaban en la Plaza San Martin, a eso de las 9 de la mañana, así que mi hijo llamó al patrullero, que llegó enseguida”.

 

“¿Hasta cuándo va a seguir esto? –lamenta la mamá-. Pido que hagan algo, no es justo, lo que hizo mi hijo está mal, lo sé, pero lo que hacen estos chicos es peor. NO quiero tener que sacarlo de la escuela (como pasó con otros alumnos que se vieron amenazados), porque está a punto de egresar” finalizó.

 

ROGELIO GÓMEZ – EL ORDEN

Te puede interesar
Ultimas noticias