Cynthia Wilt, una pringlense en Portugal
PRINGLENSES EN EL EXTRANJERO

Cynthia Wilt, una pringlense en Portugal

10/11/2021
D

esde hace dos años y medio en ese país, la pringlense llegó a nuestra ciudad en estos días para pasar unos días de vacaciones. Cuenta que le costó insertarse en la sociedad y en lo laboral, pero la experiencia lo vale y hoy está muy contenta.

 


"Por el momento me quiero quedar un tiempo más en Portugal, ahora tengo un proyecto con una amiga de poder trabajar de lo que me gusta, la fotografía. No se si es definitivo, pero por un tiempo mas es seguro que me quedo allá" expresó la pringlense Cynthia Wilt, que hace dos años y medio viajó a ese país de Europa.

La pringlense hoy se encuentra a la espera de la aprobación de los papeles para obtener la residencia, y su caso fue excepcional con la working holiday, ya que la misma se extendió debido a la situación de pandemia de Covid.

"Estoy cómoda, me gusta la tranquilidad, me gusta el paisaje. Vivo en la región Algarve, en el sur de Portugal. Donde están las playas más lindas, es bastante turística" agrega.

Cuenta a Diario EL ORDEN que la vida en el exterior parece fácil, pero también lleva su esfuerzo.

"A mí me resulto fácil, pero no es para cualquiera. En mi caso, me fui de Argentina buscando nuevas experiencias, quería vivir otras cosas. Pero ya te digo, no es para cualquiera, no cualquiera va dispuesto a lavar platos, a lavar pisos, a servir una mesa. Muchos creen que van a Europa a seguir con su proyección, yo fui con la mente a hacer lo que tuviese que hacer, no me importaba".

 

 

Una vez en Portugal, Cynthia necesitaba un trabajo rápido. Se convirtió en moza de un restaurante, y ante las dificultades para conseguir hospedaje no dudó cuando por las redes sociales contactó a un desconocido, argentino también, que le ofreció un lugar.

"Hable con unos argentinos en Portugal y me dijeron: acá te tiramos un colchón. Fui a vivir con desconocidos, éramos 5 viviendo en una casa. El dinero que ganaba me alcanzaba, pero no es que me fui a vivir sola. Ahora sí estamos viviendo con dos amigas mas en una casa mas grande, te vas haciendo, pero al principio es ir y bancarse lo que sea" relató.

La pringlense indicó que le costó el idioma, el no tener contactos o gente conocida. El primer año trabajó de moza, después salió a buscar lo que le gusta: trabajar de la fotografía.

"Mandaba mensajes para poder hacer contenido y que la gente me conozca, hasta incluso hacerlo gratis. Era tener material para poder mostrar, empecé a agarrar trabajitos muy de vez en cuando, al año y medio de haber llegado".

Meses después, hablando con una conocida -ahora amiga-, surgió la idea de armar algo juntas. Y al poco tiempo ya tenían su primer cliente.

"Un día me dice: tengo un cliente. Empezamos a hacer las redes sociales de ese cliente, de ahí un amigo de él también fue cliente, otro que nos vio en las redes también, empezamos con el boca a boca y hacemos eso. Ya renunciamos a nuestro trabajo en el restaurante y hacemos lo que sabemos hacer. En diciembre del año pasado fue nuestro primer encuentro".

 

LAS DIFERENCIAS CON NUESTRO PAÍS, Y LO QUE MÁS SE EXTRAÑA

"Ir al supermercado a comprar algo nos causaba gracia, nos sorprendía que las cosas no aumentaran" cuenta con risas, ante la escasez de inflación, algo muy común en nuestro país.

Sobre lo que más se extraña, dijo: "lo que más tira es la familia, los amigos, la gente argentina en sí. Tenemos una manera de ser que en otros países no se encuentra, somos más familieros, amigueros".

Cynthia dice que se nota mucho el cariño argentino, la forma de ser, muy diferente a los portugueses.

 

Sobre el aspecto económico mencionó: "el sueldo básico es bajo, pero se vive bien y las propinas son muy buenas. Acá con las propinas capaz que podés vivir durante todo el mes, los gastos básicos se pueden pagar con las propinas, siempre hablando en temporada. Pero no es todo color de rosa, yo estoy chocha, pero fui con predisposición a hacer cosas, aunque no te gusten. A mi me encantó la experiencia" cerró.

Hoy, de visita en Pringles, se queda hasta el 14 de enero en Argentina. Vino con su novio, a quien le mostrará todo lo lindo que tiene nuestro país, sus bellezas naturales, desde la Patagonia, las playas y la zona serrana. Luego, volverá a su vida diaria en Portugal.

ROGELIO GÓMEZ - EL ORDEN

 

 

 

 

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gustó
    100%
    2 votos
  • No me gustó
    0%
    0 votos
  • Me da lo mismo
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Encuesta
Qué fue primero?
El huevo
52
%
La gallina
48
%
Cargando...
Seguinos en Facebook